cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Esperanza
Ciencia Ficción |
09.01.15
  • 0
  • 0
  • 1052
Sinopsis

En la vida todo puede cambiar inesperadamente.

Tumbado sobre la toalla, me incorporo levemente para verme los pies, compruebo que las olas siguen muriendo en la orilla, y cuando me quito los auriculares, espero a que su estruendo inunde el eco de mi caracola. Todo sigue igual, intacto. Cierro los ojos heridos por el fogonazo del sol y regreso raudo a mis alejados pensamientos.

Me he acostumbrado a las pocas palabras  que me acompañan en estos días. Tan solo, las que se pronuncian en mi interior. Necesito estar concentrado y alejarme del bullicio. Desconozco si serán las últimas en este lado. Aguardo sin tensión aparente al momento crucial, el que todo emigrante pretende encontrar, antes de acceder al otro lado de la frontera.

Hay que estar tranquilo y no malgastar la poca fuerza que me asiste, que me respeta intacto. Estoy convencido que conseguiré verlos de nuevo, aunque su recuerdo se encuentre tan distante, no moriré sin intentarlo.

Esta mañana me he puesto la ropa, que ahora vieja, conservo después de tantos años, me la he vuelto a poner por si acaso no me reconocieran. Las zapatillas desgastadas, que me regalaron por mi último cumpleaños celebrado juntos; una camisa y un pantalón corto, testigo de nuestras últimas vacaciones, todo tan lejano, como irreal. Aún puedo oler el pastel de chocolate que hiciste esa mañana y que reciente, aún rezuma, cuando suspiro mirando al cielo con los ojos cerrados. No soplé aquellas velas, creo que por superstición, ¿cómo iba a pedir un deseo, por algo que jamás pensé que podría ocurrir?

No llevo nada más, ni un recuerdo que me identifique, tan solo la marca que el anillo que he tenido que vender para seguir adelante, ha forjado alrededor de mi dedo anular de la mano derecha, durante todo el trayecto. Y para que no desaparezca del todo, ayer me acerqué a un local del centro para que tatuaran nuestra inscripción, la de aquel día, en el que prometimos no separarnos jamás.

El frío avanza y las arrugas del contorno de mis ojos aún se hacen más evidentes. He llegado al final de mi camino, y el constante de la última glaciación no ofrece tregua. Vivir o morir; África, mi salvación.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 80
  • 4.4
  • 466

Escritor aficionado. Sin disponer de mucho tiempo intentó leer, y escribir sin reprocharme el que perdí en su día. "Nunca podrán profanar tus ideas y tus pensamientos, mantener limpia la conciencia es vital para un alma transparente"

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta