cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Esperanza
Varios |
03.04.15
  • 5
  • 0
  • 1009
Sinopsis

Este año vestía un manto rojo, el mismo que llevaba el primer día que nos conocimos, el primer día que me hizo séquita de su pena. Era miércoles, de nuevo miércoles santo. Había vuelto a pasar otro año, hoy nos volvíamos a ver fuera y nos encontraríamos por las calles en las que encallaron mis pies. Seguías llorando en público, haciendo de mis lágrimas un nuevo sentimiento. Quizás no fuese la noche más deseada, ni la compañía perfecta, ni la soñada pero si la más acertada para una nueva reconciliación.

Apenas descendias por una de las calles más estrechas, y allí encontré a una de mis musas más esperadas. A aquella musa que era buscada una vez al año. El olor a incienso acechaba a mis ojos y la luna llena de un uno de Abril decidió hacer de aquello una noche con más magia que las anteriores.

La esperanza a la que me hiciste aferrarme murió aquella misma noche, quizás porque el amor que ella me daba era el mismo que el que recibía en aquellos momentos, un amor ilícito, como aquel lazo negro que decidí no llevar o como la forma de vida que tu no aceptarías. 

Moralmente capaz de hacerme enredar en su juego, hizo que todo lo que sentía en aquel momento fuese solamente hacía tus ojos tristes. El siguiente paso era despedirme de tí, decir un hasta pronto y dejarte ir con él. Darte las gracias por lo conseguido en un pasado y por perdonar mis pecados más insolentes.

Después de esto un nuevo pasatiempos para hacer acabar la noche en una plaza en la que conocí el verdadero sentimiento entre gozos y palabrería que me recordaban a otro amor fallido, o más que eso muerto entre aquella madrugada tan acogedora.

Entre la iluminación artificial, el fuego bajo las cruces y la luna llena mi espectación se hizo presa de todo aquel escenario para poder dejar de pensar en lo que te quería pero no te podía tener.

Al acabar  un brusco cambio de ambiente volvió a hacer de mí lo que siempre era. El tintineo de una campana había sido sustituido por una canción violenta, por un mal trago del destino y por una aberración según algunas personas. 

De camino a casa te pedía perdón por no acompañarte hasta tu templo, pero una simple canción de el canto del loco y un cigarro de liar me calmo las ganas de llorarte toda la noche y simplemente desde la ventanilla del coche te grité las ansias que tenía por volver a recordar todo lo que habíamos pasado juntas bajo aquel capirote color verde esperanza.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 153
  • 4.66
  • 53

Pacense, joven y apasionada por la escritura. TSID y futura psicóloga.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta