cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Esquizofrenia
Suspense |
13.06.13
  • 4
  • 4
  • 1464
Sinopsis

Una joven adolescente narra a su único verdadero amigo (su diario) sobre los extraños acontecimientos que le han sucedido, enfrentándose a la fe de su madre y a la verdad absoluta: la esquizofrenia.

Día 1:
No sé a quién más recurrir, supongo que si alguien supiera lo que sucede en mi cabeza creerán que estoy loca y que necesito ayuda psicológica; pero no es así.

No estoy loca.

En verdad no lo estoy, deben creerme.

Últimamente miles de episodios han tenido lugar en mi mente, sólo pienso en lastimarme y que quizás eso disminuirá mi ira; pero ¿Cuándo funcionará? He logrado lastimarme y mi ira sigue ahí donde la deje, en mi corazón.

Hablar sola se ha convertido en mi cualidad estos últimos días, pero ¿eso me convierte en una loca? Mis amigos se ríen de mi así que decidí no contarles más sobre lo que me sucede, sólo me tengo a mí y a las múltiples personalidades que asechan mi mente, a veces son amigables y me consuelan, pero otras tantas lastiman más que una daga.

Día 2:
Hoy mi mente presencio un gran evento, yo estaba ahí y mis amigos también, uno a uno vi morir a aquellos que una vez se burlaron de mí, ¿qué si lo disfrute? Dios, claro que lo hice; pero fue ahí cuando desperté, no podía creer lo que soñé y la satisfacción que mi cuerpo sentía al vivir esa experiencia homicida.

Necesito ayuda.

Día 3:
Mi familia decidió traer a un sacerdote a la casa, quieren purificar mi alma… Ellos piensan que son demonios, mi padre no se ve convencido del todo. ¿A caso los demonios hacen esto? El sacerdote insiste que sí, no es locura es una posesión.

Gran patraña.

Desde pequeña fui muy apegada a mi religión, iba a misa y estaba en constante preparación para recibir el cuerpo y alma de Dios dentro de mí, jamás he dudado de mi fe así que supongo que el sacerdote sólo quiere el dinero que mi madre ofrece como agradecimiento.

Día 4:
He investigado en internet sobre mi enfermedad, tengo varias teorías pero necesito confirmarlas con un profesional.

Mi madre se reúsa y me llama Satanás, creo que ella también está enferma.

Día 5:
Pensé que aquellos pensamientos habían quedado atrás, pero cada vez se vuelven más reales, temo lastimar a mis amigos, a mi familia.

Temo lastimarme a mi misma.

Día 6:
Voces en mi cabeza me dicen que hacer, quieren lastimarme, hoy mis muñecas sangran… Se siente tan bien.

Poco a poco me desvanezco en el cielo.

Día 9:
Estuve en el hospital estos dos últimos días, no me permitían tener nada que pudiera atentar contra mi vida; mis padres no dejan de llorar, me preguntan qué fue lo que sucedió les respondí que yo no había sido la culpable de esto, ellos me piden que no mienta.

Me siento enojada, nadie me cree.

Día 10: 
Debería estar en mi cuarto a solas, sin embargo aquí están todos ellos, no dejan de mirarme y tocarme.

Dios quisiera morir, ¿qué es lo que me está pasando?

Día 11:
Mi madre me golpeo porque según ella hablaba sola pero ellos la golpearon aún más.

Estamos en el hospital, creo que mi madre morirá.

Día 12:
Buenas noticias, mi madre no morirá; ¿malas noticias? Ellos no están contentos, no dejan de hablar como matar a mi madre dentro de mi cabeza, ¡cómo desearía no escuchar eso!

Día 13:
Justo cuando pienso que no pueden empeorar las cosas, sucede.

Mi madre ha llegado a la casa, no quiere verme ni habla conmigo, pero en verdad deseo explicarle ¡que yo no fui!

Algo se siente mal aquí, no puedo controlar mi mente de esos malos deseos, me están dominando y lo único que puedo hacer es encerrarme en mi habitación bajo llave, ellos están enojados.

Día 14:
Estoy escondida bajo mi cama, tengo miedo, ellos me persiguen; ya no son voces amigables son voces malignas… Creo que el sacerdote tenía razón, tengo un demonio dentro de mí.

Necesito ayuda.

Día 15:
Decidí esconderme en el ático, jamás hemos platicado ahí arriba, usualmente preguntaban y yo les decía que era un armario. ¡Dios no permitas que me encuentren!

Se escuchan ruidos y gritos, mis padres no dejan de gritar mi nombre, pero no quiero bajar… ¡Ellos me matarán!

Día 16:
No sé dónde me encuentro… He preguntado contadas ocasiones por mi familia y nadie responde, todos se muestran perplejos.

¡No entiendo lo que sucede! Mis brazos están atados, no puedo moverme.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gusta cómo evoluciona la protagonista, cómo vamos notando el cambio en su estado mientras leemos. Saludos.
    Magnífico relato. Duro, terrible e inquietante y muy bien narrado. Mi enhorabuena. saludos
    Gran relato, es estremecedor cómo la narradora habla de una parte de sí en tercera persona. Qué terrible y triste enfermedad. Saludos.
    ¡Je! Qué curioso, mi relato que está encima del tuyo, también va de lo mismo, aunque enfocado de otra forma. Al tuyo te diré, que creo que narras bien el miedo que estas personas sienten, la confusión, y como es un golpe en la vida donde nada vuelve a ser como antes. Pero recuerda esto, hay una gran diferencia entre tener un problema mental y estar loco. Mucha gente agresiva lo es por naturaleza, no por su enfermedad. Buen relato my friend = )
  • Raúl y Noelia, así es como todo comenzó... ella, niña que sentía que no encajaba y él, el lo era todo.

    «Carta a mi madre» despedirse de un ser querido siempre ha sido difícil.

    Una joven adolescente narra a su único verdadero amigo (su diario) sobre los extraños acontecimientos que le han sucedido, enfrentándose a la fe de su madre y a la verdad absoluta: la esquizofrenia.

Me gusta escuchar a mi corazón, por eso escribo.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta