cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Estimado Hidalgo
Humor |
15.04.16
  • 0
  • 0
  • 980
Sinopsis

Mi homenaje al IV centenario del fallecimiento de Cervantes

Estimado Hidalgo,

Más de cuatro siglos han transcurrido y tengo que confesarle una cosa, mi querido Caballero: “Yo también luché contra ellos”

En ese  lugar,  que en su día fue  de la Mancha,  y  cuyo nombre  conozco pero por respeto no lo diré, cabalgaba sentado sobre mi rocinante,  junto a  mi fiel  y pequeño escudero, cuando de repente ante mis ojos una horda de guerreros gritaban y reían, y unos gigantes se movían de forma compulsiva y les aterrorizaban. Unos agitaban los brazos, otros  les dejaban caer,  e incluso había algunos que los giraban en el abismo.

Por mi honra y honor debía de luchar contra esos malvados, y así lo hice. Primero uno, luego otro y más tarde el siguiente. Logré contenerlos. Los guerreros no daban crédito a mi valor y gallardía y salí de allí algo magullado,  pero con la conciencia de haber salvado a mucha gente inocente.

Algún loco insinuaba que llegué en un vetusto coche, acompañado de mi pequeño hijo, que los guerreros en realidad eran niños que gritaban de felicidad y que los gigantes únicamente eran máquinas. Aquél día, alguien insinuó que mi hijo se quedó sin  atracciones, ya que  creyó que activé el freno de emergencias de cada una de ellas.

  • ¡¡Menudos locos!! pensé, mientras miraba  la cara  extrañamente compungida de mi fiel  y  pequeño escudero. ¿por qué sería? Me pregunté. 
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • Solo nos damos cuenta de lo importante,cuando nos falta.

    Tan fea era que hubo que sacar una Ley por la cual se multaba a quien osara exponerla en público.

    Hubiera deseado no conocerte, pero caíste en desgracia y yo contigo

    La primera vez en un quirófano nunca se olvida. Lo importante es poder contarlo

    Una reflexión para un tema de actualidad...con cierta exageración

    Todo ocurrió muy rápido...

    Lo más bonito es saber que siempre hay alguien protegiéndote.

    No quise conocerte, pero dependo de ti. Maldigo el día en que hiciste acto de presencia en mi vida

    Mi homenaje al IV centenario del fallecimiento de Cervantes

    Y si nuestras emociones pudieras ser controladas por el cerebro... que ocurriría?

  • 36
  • 4.44
  • 403

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta