cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
¡ETAPAS EN LA VIDA!
Reflexiones |
06.07.16
  • 5
  • 1
  • 2546
Sinopsis

“Que sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo”

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida, si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario; pierdes la alegría y el sentido de lo demás. Cerrando etapas, círculos, puertas o capítulos. Como quieras llamarlo; lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos que en la vida se van clausurando.

¿Termino tu trabajo?, ¿se acabó la relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente, “revolcándote” en los porqués en devolver el cassete y tratar de entender porque sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanos, todas y todos estamos abocados a ir cerrando capítulos a pasar la hoja a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos ni debemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntarnos porqué lo que sucedió y hay que soltar, hay que desprenderse, no podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni adultos nostálgicos, ni empleados de empresas inexistentes, ni mantener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

No ¡los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, papeles por romper, documentos por tirar, libros por regalar; los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar, hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente, el pasado ya se fue y el futuro tal vez no llegue.

No espere que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender “su televisor personal” para darle y darle al asunto y lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo y amargarlo.

La vida esta para adelante nunca para atrás; porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas” por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción, relaciones o amistades que no se clausuran, posibilidades de regresar, necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo! Cierre capítulos.

Dígase a usted mismo que no, que no vuelve; pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja ahí. En ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio; usted ya no es el mismo que se fue hace dos días, hace tres meses, hace un año; por lo tanto no hay nada a que volver.

Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el circulo; Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda estático, nada está quieto.

Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable, ni una persona, ni un lugar es vital para vivir, porque cuando usted vino a este mundo “llego” sin ese adhesivo, por lo tanto es “costumbre” vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir, es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque le repito nada ni nadie, es indispensable; Solo ese apego, costumbre, necesidad.

Pero… cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte; hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudara definitivamente a seguir adelante con tranquilidad.

La vida es maravillosa si no se le tiene miedo, lo realmente importante es luchar para vivir la vida, para sufrirla y gozarla; perder con dignidad y atreverse de nuevo

 

Dios nos bendice y ama

Por su atención

Gracias

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta