cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Explora
Varios |
02.08.15
  • 5
  • 0
  • 832
Sinopsis

Explora

  El héroe de la humanidad que la salvó y ayudó incontables veces hoy se encuentra en un colectivo. Nos auxilió del gran malvado Meristítoles; el colectivo dobla. Todos los hombres y las mujeres se le acercaban por aquellos días pretéritos para gritarle su nombre vanagloriándolo o dándole las gracias; flores llovían sobre él, sobre Lumno.

  El colectivo se acercaba a una tal calle. Bueno era él con los niños y niñas, todos los pueblos lo reconocían porque Lumno era el liberador de todos ellos. Él reconocía todos los hábitos y costumbres de cada aldea que visitaba, con sus lugareños caritativo y bondadoso era. Vio una pareja por la ventana del ómnibus. Ningún obstáculo le era lo suficientemente difícil como para no superarlo. Reconoció a una chica que con un chico iba abrazándose, mientras sentado estaba en el transporte. Meristítoles antes de ser derrotado por su verdugo le vaticinó que habría de haber una dificultad que nunca lograría superar, no dijo más, no podía ya que inerte perecía dentro de su recámara de uno de sus siete castillos levantados en el interior del volcán Krakuzomas.

  Reconoció a la chica, era aquella de la cual una vez estuvo enamorado, ella la había rechazado, él aún no lo puede superar. Lumno creía superada esa etapa en su ser pero apenas la vio con otro chico se volvió estúpido y tonto, se bajo del colectivo para cruzársela y toparse con ella, no la encontró y luego se aborreció y se dio pena a sí mismo: por siquiera importarle que este con otro, por haber pensado en bajarse del colectivo y encontrársela, por todavía seguir con una época que la creía superada. Lumno vago sin rumbo, perdióse su mente en locura y paranoia por los obscuros senderos de la tierra madre. Meristítoles al final tuvo razón, Lumno, el que todo lo podía, por cualquier lugar del mundo andar y con cualquier situación enfrentarse y salir victorioso, termino desquiciándose por el amor equivoco que sentía hacia una chica la cual jamás la amó…

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Hola soy Lucas, ya que todos moriremos algún día aprovecho para saludarles por más que tal vez nunca conozcan mi rostro actual y mi voz, aunque por lo menos saben mi nombre pero, eso sirve de poco o nada, ¿O estaré equivocado en todo lo que digo?...

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta