cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
Família
Drama |
11.01.15
  • 4
  • 3
  • 1196
Sinopsis

 

Una reunión familiar impuesta y poco deseada. Últimamente las pocas veces que veo a mis parientes es en los entierros. Negro oficial, caras serias y alguna lágrima.

Alfred era demasiado joven. El balazo en el entrecejo, maquillado para la ocasión, había acabado con su ímpetu y sus ganas de vivir. Y de matar. Alfred era el mejor asesino que teníamos en la familia. Nunca preguntaba motivos. No buscaba una razón para asesinar, acataba las órdenes y las ejecutaba como nadie, sin plantearse conflictos morales. Su sangre fría le traicionó y le condujo a la caja en la que descansa. Su último trabajo consistía en matar a su padre adoptivo, un anciano con rostro angelical y entrañas demoníacas que controlaba el negocio de las prostitutas y que no dudó en volarle los sesos a su hijo. Yo fui el que ordenó el asesinato fallido y ahora me sentaba al lado del asesino, Francesco, el padre de Alfred. Ambos sabíamos que la versión del accidente de caza distaba mucho de lo sucedido. Francesco tenía la misma sensibilidad que su hijo, es decir, ninguna. Se había intentado hacer con una parte de mi negocio, el tráfico de droga, sabiendo que rompía el pacto que años atrás habíamos sellado con un abrazo. Siempre habíamos mantenido una distancia prudente, respetándonos, aunque únicamente era un respeto laboral.

Alfred había iniciado sus andaduras en los negocios de la familia con Francesco, que le ofreció la posibilidad de dirigir la prostitución del sur de la ciudad. Se encariñó de una de las putas más cotizadas y al enterarse de la relación que ésta mantenía con su padre, decidió abandonar el cargo que Francesco le había confiado. Anduvo unos meses perdido, tonteando con el alcohol y las drogas. Sucumbió a la cocaína, y su adicción le convirtió en un buen cliente nuestro.  El dinero que había ganado con la prostitución se esfumó entre las rayas que inhalaba a diario. Le propuse olvidar su deuda a cambio de algún trabajo aislado. Poco a poco se ganó mi confianza y  se convirtió en mi asalariado más efectivo. Nunca falló. Era rápido y silencioso. Sus trabajos eran limpios. Una bala, sin aspavientos ni estropicios innecesarios. Sin preguntas, sin explicaciones . Fue durante los dos últimos años el mejor de mi familia.

Cuando le encargamos asesinar a Francesco no hubo ni un reproche, ni tan siquiera solicitó que fuera otro quien se encargara de aquel trabajo.  Ahora me arrepiento. Algo falló. Quizás ese hombre que yo calificaba como un ser sin escrúpulos ni sentimientos , el mejor ejecutor que jamás estuvo conmigo, tuvo su momento de debilidad cuando vio a su padre al otro lado del gatillo. Un segundo es demasiado tiempo. La duda que le asaltó mientras le encañonaba fue la que le mató. Francesco nunca dudó.

La lágrima que se le escapó a Francesco durante el entierro confirmó su autoría del crímen. Nunca había derramado una sóla lágrima. Su gélido interior congelaba cualquier líquido que pretendiera asomarse al exterior.  Intenté no mirarle cuando se enjugaba aquella extraña lágrima.

Las reuniones familiares deberían ser siempre una celebración, y ese día, en el entierro de Alfred, no había ningún motivo que celebrar.

Francesco y yo nos abrazamos con desgana y poca convicción. Dejé que pasaran unos días para que su conciencia le martirizara durante las noches de insomnio.  A la semana del entierro de Alfred nos volvimos a juntar toda la familia.  Francesco había sido encontrado por piezas, la bomba que pusimos bajo su coche reventó su cuerpo y el del chófer que le acompañaba.

El trabajo de recomposición fue realmente impecable. Una enorme corona de flores descansaba junto a la tumba y rezaba así: “Tu familia no te olvida”.

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Un relato excelente, purple. En ocas líneas, has reflejado magníficamente el complejo entramado de las relaciones familiares de la mafia, incluyendo su código de honor que sin nombrarlo, se intuye en toda la historia.
    Genial la ambientación y la trama bien elaborada en torno a esas rencillas mafiosas que por los nombres de los protagonistas supongo está inspirada en las mafias norteamericanas de principios del siglo XX. El final refleja a la perfección el código mafioso que aunque no se dice con palabras se deja intuir con acierto durante todo el relato, lucha por el negocio a muerte pero al final la familia es la familia y hay que guardar las formas. El cuento está muy bien escrito, pero si me lo permites un apunte. En dos ocasiones repites de forma muy seguida “el padre”, y después en otras dos “su padre”. En el primer caso podría corregirse la segunda repetición por ejemplo: “Francesco, que tal era su nombre”, y en el segundo simplemente sustituyendo “su padre” por el artículo “lo”, eliminando cacofonías que es una pena que se entrometan en un relato tan bien escrito. Un saludo.
    Un relato de venganzas familiares ambientado en el submundo del hampa. Recreas con exactitud la frialdad presente en este tipo de "negocios", donde la vida no vale apenas nada. Muy, muy negro.
  • Relato para un concurso sobre "la gula".

    Relato para el Torneo de Escritores, duelo 28. Lo he dejado tal como lo presenté, probablemente debería cambiar el final, como apuntó Paco durante el torneo. No he tenido demasiado tiempo, quizás más adelante lo revise y modifique algunas partes que tampoco me acaban de convencer.

    Relato que presenté para la 2º ronda del torneo de escritores.

    Mi segunda aportación para un concurso de microrrelatos de fantasía.

    Relato para un concurso de microrrelatos MICROFANTASY III.

    Relato que envié al TORNEO DE ESCRITORES para el duelo 4. Como últimamente estoy escaso de tiempo y de ideas, publico este relato.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta