cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Feliz Vida
Amor |
25.12.14
  • 4
  • 1
  • 581
Sinopsis

Que sí. Que ya lo sé. Que sigues viva, y yo, creo que también.

 

Que sí. Que ha llegado la navidad y has encontrado la manera para volver a hablarme con una excusa. Que no basta con tener la idea de que creo que sigues viva, en la distancia. Tienes que ratificarlo. Pero no era necesario, de verdad. Me alegro de que te levantes cada mañana, pero sobre todo me alegro de que te levantes lejos de mí.

Que sí. Que hoy las calles silenciosas dejan paso a que nuestros pensamientos griten, y por lo tanto, nos hayamos acordado el uno del otro. ¿ Y no callan, eh? ¡Qué voz tan fuerte tienen! Los que se refieren a ti. Los demás, quizás estén susurrando, o la energía del grito los deje en segundo plano.

Que sí. Que ya lo sé. Que debería haberte olvidado o por lo menos estar en proceso de ello. Y te juro que por un momento creía que había encontrado la manera de hacerlo. Dice la voz popular que la distancia es el olvido, y yo iba por autopista parando en estaciones de repostar odio. Que ya no quedaba en las estanterías. Que te juro que sólo era olvido, y me has escacharrado la velocidad de crucero a la que iba...

Y sí. Ya lo sé. Posiblemente no sea la última vez que vuelva a saber de ti, o te ingenies alguna manera para volver a aparecer y decirme que en el fondo sigues estando ahí de alguna manera. No a la mía, no a la que me gusta. A tu manera. Por navidad, por mi cumpleaños, por el final de mi carrera... De nuestra carrera.

Pero, de verdad que sí. De verdad que ya lo sé, que me deseas todo lo bueno en esos instantes, o todo lo malo volviendo a aparecer. No hace falta, no insistas. ¡ Gracias! Pero es suficiente. Me doy por felicitado en todas y cada una de las navidades, cumpleaños y fechas marcadas en el resto de mis días por tu parte.

Adelántame el regalo de todos esos momentos. Adelántate a todos esos momentos, y deséame una feliz navidad eterna, un feliz cumpleaños eterno... y en general una feliz vida.

Sin ti

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 11
  • 4.53
  • -

Y recuerda: Me gusta todo de ti. Pero tú no

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta