cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Ficha n.º 13. El gerundio: Del libro «Ortografía y gramática para escritores (y para curiosos)». Con autorización de su autor: Gerardo Medina Vidal.
Varios |
08.08.15
  • 0
  • 0
  • 783
Sinopsis

Sobre el gerundio.

31)

Del libro «Ortografía y gramática para escritores (y para curiosos)». Con autorización de su autor: Gerardo Medina Vidal.

EL GERUNDIO

Casi todos los errores que atañen al uso del gerundio se deben al desconocimiento de una regla de oro:

 

     Regla de oro:

         «La acción que indica el gerundio debe ser

         SIMULTÁNEA o INMEDIATAMENTE anterior

         o posterior a la acción del verbo principal».

 

De estos tres posibles usos, el gerundio de posterioridad es con el que más cuidado debemos tener.

La Nueva gramática recomienda evitarlo.

 

Repasemos estos tres aspectos:

 

Gerundio de simultaneidad:

«La acción que indica este gerundio ocurre AL MISMO TIEMPO que la acción principal».

 

Vi la película comiendo palomitas.

Siempre salgo a pasear escuchando música.

 

En el primer caso, la acción secundaria de comer palomitas es simultánea a la acción principal de ver la película. En el segundo caso, la acción secundaria de escuchar música es simultánea a la acción principal de salir a pasear.

 

Gerundio de anterioridad:

«La acción que indica este gerundio ocurre INMEDIATAMENTE ANTES que la acción principal».

 

Echando un vistazo alrededor, entró en la cueva.

El juez, habiendo estudiado el caso, dictó la sentencia.

 

En ambos casos, la acción del gerundio se da antes que la acción principal.

 

Gerundio de posterioridad:

«La acción que  indica este gerundio ocurre INMEDIATAMENTE después que la acción principal».

 

Salió de la habitación dando un portazo.

Lanzó el jarrón contra la pared, haciéndolo añicos.

 

Estos contextos de posterioridad son los únicos aceptados por la norma: solo cuando la acción del gerundio se da al siguiente instante de la acción principal. Por lo tanto, cuando la acción no es inmediata, no se admiten gerundios como estos:

 

Mal: Se matriculó en la universidad en 2008 graduándose cuatro años después.

 

Bien: Se matriculó en la universidad en 2008 y se graduó cuatro años después.

 

Mal: Ha habido un accidente de coche, falleciendo los ocupantes en el hospital al día siguiente.

 

Bien: Ha habido un accidente de coche, y los ocupantes han fallecido en el hospital al día siguiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta