cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Flores para Julieta
Suspense |
28.02.15
  • 5
  • 3
  • 559
Sinopsis

Julia y Román te invitan a ser descubiertos...

Los sesos de Julia resbalaban por la descubierta espalda de Gala, la mujer de Dalí delicadamente pintada sobre un lienzo que allí no se encontraba, como si al propio genio se le hubiera desecho el pincel sobre el cuerpo desnudo de su musa, pedazos del cuero cabelludo de Julia cubrían la falsificada obra , ante ella, un hombre, con chaleco blanco y pajarita granate, sostenía el humeante revólver con el que acababa de disparar.

 

Tres meses antes de que la muerte llamara a la puerta, la pareja regresaba de un lucrativo viaje que no había dado su esperado fruto, en el avión, de vuelta de Santa Mónica, el matrimonio recordaba, cada uno desde su propio silencio, como años antes se dedicaban besos y versos, al más puro estilo Shakesperiano, se llamaban el uno al otro, Romeo y Julieta, en aquel apesadumbrado momento se encontraban en la lejanía de su amor, ahora tan solo eran Román y Julia y aunque su pasión se había quedado en algún cajón de su antiguo apartamento, en el lujoso dúplex de Nueva York seguían coexistiendo como un triste dúo a las puertas del divorcio, sin hijos y sin esperanza. Lo único que ganaron en aquel lucrativo viaje fallido fue un amigo en común, que pronto iría a visitarlos para ofrecerles a cada uno de ellos un presente inolvidable.

 

A la semana de regresar a su hogar se presentó Richard, el joven Inglés con quién entablaron especial amistad en Santa Mónica, pasó unos días en el dúplex de ellos, hasta que marchó, al parecer, al piso de estudiantes donde se encontraba una de sus muchas amantes.

 

En la breve estancia en casa del frágil matrimonio, grandes amigos, compañeros de risas, alcohol, fútbol americano y charlas de copa y puro, los dos hombres se confesaban penas, angustias y sinsabores del presente y pasado de sus vidas, el regalo de Richard a Román fue la confianza que acrecentó en él.

 

Cuando Román estaba en el trabajo, sumergido en burocracia y papeleo de gestoría e inversión, Richard hacía de los placeres de Julia su motivo de ser, satisfaciendo todos sus caprichos carnales, extasiándola con su viril portento, llegándola a enamorar por haber logrado que de nuevo se reencontrara con su pasión marchita.

 

- Querido Richard, sé que debes irte - le confesó Román - pero antes, aconséjame amigo mío. Julia está distante, hace meses que no hacemos el amor...

 

- Regálale flores, una cena íntima, una mesa al lado de la cama, para qué, acabado de saborear el último plato, seáis postre de vuestro gusto, a un paso del lecho, y allí, os sintáis unidos, reavivando la llama.

 

Richard siempre hablaba como si escribiera poemas.

 

Con el tiempo, en ausencia de su nuevo amigo, Román recordó el consejo, preparó una deliciosa cena, servida junto a la cama, velas, vino y una dulce melodía de Frank Sinatra en el tocadiscos con trompeta dorada.

 

Mientras cenaban, el fuego interno pareció encenderse de nuevo, por un instante, se besaron con el vino rosado en los labios, se llamaron el uno al otro Romeo y Julieta, solo faltaban las flores.

 

Román se fue al lavabo y llamaron a la puerta.

 

- Traigo flores para una hermosa mujer, se oyó tras la puerta.

 

Un hombre rubio con chaleco blanco y pajarita granate sostenía un ostentoso ramo de orquídeas salvajes, de entre ellas asomaba el fino cañón de una LeMat de nueve cartuchos.

 

Román se retorcía por el pánico, desnudo y acurrucado en la esquina del lavabo, gemía mientras oía acercarse desde el otro lado al asesino, ensordecedor eco del macabro paso, escalofriante gruñido de una puerta desprovista de pestillo y un segundo disparo. En el espejo lágrimas rojas resbalaron hacia el desagüe del lavamanos.

 

"Dos balas, una para Romeo, otra para Julieta"... Reía el hombre de traje oscuro trás el hombre de chaleco blanco.

 

Suavemente, el hombre rubio, desabrochó un colgante que lucía en el pecho la mujer sin vida.

 

Una pieza única y extremadamente valiosa que le regaló un ex amor, que por dependencia, había continuado viviendo con ella hasta aquel mismo día, en el que parecía que la pasión de ambos, regresaba de nuevo a sus vidas.

 

El portador de muerte y orquídeas se dio la vuelta y entregó la joya a Richard. Se abrazaron y se besaron fugazmente, antes de abandonar la escena del crimen.

Tal y como quedó registrado en archivo policial, Román sostenía el revólver en su mano, representando gráficamente el segundo y suicida disparo.

 

Tres meses antes, en Santa Mónica, Richard y Conrad observaban desde la última fila, como un matrimonio fallaba en su intento por vender una mala imitación de un cuadro donde lucía Gala, mujer y musa de su autor, tampoco lograban vender un exquisito colgante de gran valor, La Orquídea Salvaje, bello cuarzo morado con delicadas hojas de oro blanco.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 10
  • 4.89
  • -

Escritor, lector, cinéfilo, seriéfilo...

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta