cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Formas de escribir
Fantasía |
17.09.15
  • 5
  • 2
  • 774
Sinopsis

Ella sueña.

¿Quién?

Pues la verdad que no me atrevería a escribirlo por cuestiones de inseguridad, no la conozco pero creo que sí lo hize tiempo atrás. Ella sueña y yo se que está soñando. Tiene los ojos cerrados y con eso a veces basta para hacer creer a alguien que ella está durmiendo. Soñando. Con los ojos cerrados. Despierta.

 

Las imperfecciones del lenguaje hacen que se me haga difícil describir realmente la situación. En este caso me sienta mejor la voz pasiva: Un hombre es soñado por ella mientras está despierta con los ojos cerrados, durmiendo sobre la cama. Vaya tomada de pelo para mí y para usted, que seguramente debe sentirse traicionado por el propio lenguaje en el caso de que sea mujer y también, dicho sea de paso, si usted fuera hombre en este momento (momento diferente al mío, naturalmente. Usted está leyendo en tiempo presente acontecimientos que de hecho ya no existen, y que quizás nunca existieron).

 

Para simplificar un poco las cosas llamémosla Abril: Abril sueña a un hombre, en este entretanto está acostada sobre la cama durmiendo despierta, mirando en un entresueño a un hombre que es soñado por ella, luego de algunos vasos de whisky y seis cigarrillos.

 

Claro como el agua.

 

A esta clase de narrativa la llamaremos Voz pasiactiva o para no redundar, Pasiactivismo, que poco tiene que ver con algunos movimientos en organizaciones de derechos humanos, puesto que acá no existe manipulación del lenguaje.

Como segunda aceptación gramatical, se podría asegurar que su uso es específico para textos de índole surrealista y que todo uso indebido de este tipo de narrativa podría ser penado por la RAE y algún que otro lector obsesivo.

 

Resumamos.

 

Abril está soñando despierta a un hombre que escribe este manuscrito con los ojos cerrados después de haber tomado whisky y fumado unos cigarrillos por ella, que duerme sobre su cama. Aquí el hombre existe, ella no. Ella sólo sueña que él escribe este texto y que tal vez deje de existir cuando abra los ojos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 23
  • 4.68
  • 163

Escritor. Cuentista de relatos fantásticos, surrealistas, y alegóricos.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta