cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Fragmento de un cuento que jamás escribí
Amor |
13.03.15
  • 5
  • 1
  • 415
Sinopsis

Historia cuasi real de un típico desamor juvenil. El hecho de pensarlo como parte de un cuento más extenso que en realidad no existe, refleja el vacío emocional y el sentimiento de abandono de la protagonista.

"...mentalmente dudando de su torpe y reiterado planteo, el muchacho nuevamente le dijo:

- No te atrevas a contradecir mis largos años de experiencia. He vivido muchas veces lo que muchos han vivido una y otra vez. El amor verdadero no existe pues nadie ha podido entender a la mujer. Fue todo una ilusión para mí. 

La muchacha herida por sus palabras vacías y carentes de verosimilitud, le respondió desde la angustia de ver a su gran amigo devastado por las falsas tradiciones: 

- Una vez fuiste un hombre. Un hombre con una mirada soñadora y diferente a la de todos. De ese hombre yo me he enamorado, y aunque muchas veces dudé del ser humano; el dolor de sentirte lejos fue testigo de mi afirmación. Sin embargo la noche llegó como hubo de esperarse. Nadie puede superar en sabiduría a aquél a quién teme. Y ese alguien no es humano. En cambio, tú jugaste a ser un dios y fallaste. Defendiste tu propio egoísmo y acabaste rodeado de confusión. Ay pobre de tí amor. Que vagas por tu mundo creyendo ser el rey de un reino que no tiene nombre. Me desgarra el corazón al verte perdido y triste como un niño sin el cariño de su madre. Tus años no pudieron justificar tu causa y terminaste preso de tu orgullo. Tú que sostienes estar repleto de madurez, delataste tu temprana caída. Esos segmentos repetidos a los que tú llamas experiencia, sólo son fracasos enmascarados. Pero no para mí. Yo pude verlos. Sé muy bien lo que hay dentro de tu corazón. Y sé muy bien lo que no hay en él. No hay fé, no hay convicción, no hay madurez, no hay inteligencia. Cómo te atreves a asemejar tu experiencia a sabiduría, cuando en tu intimidad te sientes vacío y destrozado. Ay de tí mi amor, que han profanado tu mente. Qué clase de mujer pudo haber permanecido ciega durante tu presencia. Qué clase de mujer pudo haberte lastimado tanto que has perdido tus principios. Has perdido tu justo juicio. Has perdido el valor de amar. Has perdido la fortaleza para cambiar. Ya no eres un guerrero. Eres un cuerpo más en el montículo de los fallecidos. Pero he visto bondad dentro de tí. Y estaré esperándote cuando vuelvas de la tierra de los muertos vivos. Cuando tu orgullo haya muerto. Cuando encuentres el sendero por el cual nunca te atreviste a cruzar. Te estaré esperando. Para amarte como nadie te amó. Para pelear a tu lado en tiempos de batallas. Para sanar tus heridas. Para morir junto a tí. Para mostrarte aquella verdad que nunca has podido conocer.

Al concluir su recite, la muchacha se despidió con un gran abrazo seguido de lágrimas internas. El muchacho atónito por la daga de la claridad, lloró por largas noches hasta que logró concluir la caída del muro de su ceguera mental. Pero ya era muy tarde. Ella ya había cruzado el Estigia."

 

Hess, M.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me agradó el perfil de la protagonista, la claridad con que analiza a la pareja y su convicción por esperarlo. El inconveniente es el diálogo tan largo, al estilo de Dostoievski, pero para el era el mejor para crear diálogos. Tal vez, si lo presentas como monólogo brillaría con más fuerza. Un abrazo.
  • Relato real sobre la experiencia de tener un sueño lúcido. Para muchos, pura mentira. Para otros, una temible y emocionante verdad. ¿Lo encuentran familiar? Me gustaría leer otras experiencias.

    Historia cuasi real de un típico desamor juvenil. El hecho de pensarlo como parte de un cuento más extenso que en realidad no existe, refleja el vacío emocional y el sentimiento de abandono de la protagonista.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta