cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
FRÍA Y SIN EMBARGO...
Humor |
20.01.14
  • 4
  • 3
  • 1053
Sinopsis

Un chico conoce a una chica. Se enamora de ella y la secuestra . Es un amor imposible e interviene la autoridad. Lo demás es previsible... o no.

Cuando la conocí me llamó la atención su piel blanquecina, siempre me gustaron las chicas de piel blanca, quizás por  mi madre,  a la que sólo vi en una ocasión. Pero, cuyo recuerdo me ha marcado de por vida. El cabello negro contrastaba con esa característica que tanto me atraía. Su discurso era... diríamos parco, pero sabía escuchar. Cuando le hablaba, su mirada fija parecía atisbar mis auténticas intenciones. En lo sexual era más bien pasiva, pero, receptiva a toda propuesta por mi parte. Nunca le escuché un no, tampoco un sí. Por tanto, no podría decir que fuera una calentorra, antes al contrario, era fría, de una frialdad que iba incluso más allá de lo emocional, físicamente fría, y sin embargo... insensible. Me preocupaba su falta de apetito, se alimentaba poco, o más bien nada. Sus necesidades eran mínimas, qué digo mínimas, eran nulas. Aún la recuerdo entrando en la fría habitación donde nos conocimos. No merecía tal destino. La escondí en mi casa. El juez dictó una orden de búsqueda. Yo sabía que era un amor imposible, unas semanas y todo habría terminado. No obstante, vacié el arca congelador de mi casa, pues me gusta que los invitados se sientan cómodos; el aire acondicionado fue nuestro gran aliado. Lo demás ya es previsible: yo perdí mi empleo en el depósito de cadáveres y ella, fue sepultada en el cementerio de Leganés.

Les rogué para que no la incinerasen. Prefería una separación  en frío  aunque abrupta y aterida; ha resultado un duelo muy complicado, es más fácil y admisible despedirse de los vivos. Recibí poco calor de mi familia y amigos. Aún menos de la de ella. Pensarían que el calor podía sentar mal a un tipo  como yo.  Lo que resulta  imposible de enterrar son esos recuerdos que como imágenes de vídeo congeladas por las parcas interfieren días y noches.

 A partir de entonces, ninguna ha igualado esa quietud, ese saber estar... y no estar. No te muevas, le digo a mi actual novia después de tenerla tres horas delante del aire acondicionado para poder follar con ella.  He pensado en comprar una cámara de frío industrial e instalar en ella el dormitorio. O poner más tierra de por medio y marchar a Escandinavia, allí todo sería más fácil y barato. Leí en Internet que el curare paraliza a sus víctimas, también la ketamina. La imagen de mi madre sigue perturbando, desde aquel féretro, mis pocas horas de sueño. Mi gélido curriculum vaga de depósito en depósito mientras espero al deshielo en un intento de olvidar.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Relato de la historia de un necrófilo que resulta ser un buen observador de las delicadas y frágiles manifestaciones vitales de sus novias. Por lo demás está de atar y resulta gracioso (aunque supongo que para alguno no la tenga). Saludos.
    Un relato de humor macabro, con un protagonista a lo Norman Bates, bien narrado y de una gran densidad, un saludo y bienvenido.
    TE DOY LA BIENVENIDA A LA PAGINA, ME GUSTÓ TU RELATO DE HUMOR NEGRO, MUCHAS VECES INTENTÉ CONSERVAR UN AMOR EN EL CONGELADOR, PERO AL FIN SE PUDRIÓ TODO, EVIDENTEMENTE NO FUE HECHO PARA ESO. SALUDOS Y YA TR LEERÉ EN OTRO
  • Un vendedor de seguros apoteosis propone una póliza de único uso. Una póliza de suicidio. El perplejo cliente la trata de rehusar. Pero, ¿acaso puede?

    Un chico conoce a una chica. Se enamora de ella y la secuestra . Es un amor imposible e interviene la autoridad. Lo demás es previsible... o no.

Tengo 49 años, padre de dos vástagos, psicólogo de profesión y autodidacta con sus ventajas e inconvenientes.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta