cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
GABRIELA
Reflexiones |
09.03.12
  • 3
  • 4
  • 2858
Sinopsis

Ya no puedo hacer nada, Gabriela.

Parece dormir placidamente. Es pequeña y ligera. Mis brazos apenas notan su peso. Goza su tez nívea de una delicadeza imaginaria y es tan tersa que refleja la luz de la lámpara. Alborotado, el pelo finge jirones de crepúsculo. Nunca he visto uno, pero si es cierto lo que dicen, Gabriela, da el aspecto a los ángeles...

Lleva inmóvil quince minutos, no sé, tal vez más. Aún recuerdo como se agitaba sobre mis piernas con una fuerza que jamás podría imaginar en alguien de su edad. Miro una de mis muñecas: un hilo de sangre cae sobre mi camisa, matizándola escarlata. Me hizo daño, de la brecha aún brota penuria, pero no sé hasta qué punto ella quería hacerlo. Observándola me pregunto qué habrá sentido. Gabriela... se lo preguntaré cuando despierte, ahora no, pues sigue igual, paralizada por su pregunta, inerte por mi respuesta. Su pequeña mano... su manita agarra con fuerza tres de mis dedos pues apenas su tamaño le permite más. Es sorprendente la fuerza con que los sujeta, desde que me dejó no los ha soltado un ápice. ¿Por qué, Gabriela?... Por qué no dominaste ese impulso. Supongo que eso es pedirte mucho, al igual que me pregunto que le habrá proporcionado tal reflejo. ¿En qué piensas, pequeña? ¿Reflexionas? Espero que llegues pronto a una conclusión del porqué, pues miles de respuestas golpean mi cerebro y ninguna me es lógica. Con sólo una que ofrezcas me convertirás en la persona más feliz y dichosa del mundo. Pero llevas mucho tiempo sin decir nada, sin moverte, sin sonreír con esa gracia, sin balbucir tus palabras (para mí solo eso, balbuceos), sin observar atónita todo lo que hago con esas dos perlas que por ojos tienes, sin esa inquietud... Sin esa inquietud, Gabriela. ¿Tú me comprendes, verdad pequeña? ¿Comprendes por qué reaccione de esa forma? ¿Comprendes por qué yaces en mis brazos?... Porque duermes inerte en mis protecciones, Gabriela, aquellas que siempre te protegerán de cualquier mal. Nunca dejaré que te ocurra nada malo. ¿Comprendes?... ¿Qué?, no lo entiendes... Supongo que es complicado, tú que lo has sufrido y que ahora, tan sosegada e indefensa pareces recapacitar... y no hay nada que te devuelva el calor, que te devuelva la sonrisa, que devuelva el brillo a tus divinas perlas, que devuelva esa inquietud. Sí pequeña, esa inquietud que tanto anhelo. Yo no puedo hacer nada Gabriela. Yo que te arrebate la vida no puedo hacer nada por devolverla a dónde pertenece por derecho. Siquiera buscar una explicación a mi respuesta, siquiera encontrar un camino que me acerque al porqué. Sólo te tengo en mis brazos. Eres pequeña y ligera, ni el alma de una de tus plumas es tan ligera... Espero que tu conclusión llegue pronto y me exculpes, que seas tan condescendiente conmigo como yo lo he sido contigo. Gabriela... Miro la inocencia de tu cara, la relajación de tu cuerpo... y algo me dice que así lo harás.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Vaya queda bastante expuesto el texto, tal vez pueda ser lo que pienso
    Macabro relato, me ha dejado atónita, no sé si quiero imaginarme lo que cuentas o espero equivocarme en mis conclusiones o pensar que el significado que he sacado de tu relato no tiene nada que ver con lo que tú has intentado plasmar en él, es lo que tienen los relatos, que cada cual le da el significado que quiere o conviene.
    Genera tension hasta el final por saber que ha pasado en realidad. Buen relato.
  • Es tan grande la imaginación del deseo que al sufrir la herida de la realidad, directa y rápida, el osado aliento capaz de explicar tal sentimiento sólo será escuchado lastimosamente.

    Después de un año, y para ponerme las pilas, sencillo relato. Para Clody, sé que andas cerca...

    Es como el eco, no hace falta que estés delante de mí para recordarte.

    He nacido para equilibrar el mundo...

    SIGNIFICADO DEL NOMBRE SONIA: VARIANTE ESLAVA DE ORIGEN GRIEGO DEL NOMBRE SOFIA, LA QUE TIENE SABIDURIA. AMABLE, RACIONAL, DULCE, GENEROSA... ESTO ES PARA TI, TOYITA.

    LA MEMORIA NO ENTIENDE EL PASO DEL TIEMPO, Y ANCLADA NOS RECUERDA CON LATIGAZOS LA CULPABILIDAD O LA COBARDIA

    EN EL FONDO, LA VIDA SE DISIPA RÁPIDO, COMO EL HUMO.

    MI RECUERDO TRAZA IMAGEN DE SU ESPALDA A CADA CENTIMETRO QUE AVANZA POR SU PIEL...

    SOÑANDO UN JUICIO EN EL QUE JUEZ, JURADO Y TESTIGOS ES LA MISMA PERSONA, LA MISMA MUJER, ESE AMOR JAMÁS CORRESPONDIDO...

    Y SI, ES CIERTO QUE ALGO FALTA...

  • 47
  • 4.54
  • 158

ir descalzo, café y cigarro, el frio abrigado, la lluvia, la mirada, otro café con cigarrillo por favor, los gatos y en especial las gatas aunque renieguen de serlo, los folios nuevos,

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta