cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Gloria #FS
Fantasía |
15.06.19
  • 4
  • 9
  • 292
Sinopsis

Mis amigos dicen que estoy loco, pero saben que la culpable es ella. Es extraordinaria. No podría vivir sin el bienestar que me produce. Le digo que la amo todos los días, pero se me queda mirando risueña, sin contestar, no por desprecio a mi entrega total, si no por que es muda, pero que nadie vaya a pensar que eso sea una desgracia. Al contrario, para ninguno de nosotros supone un problema de comunicación. Su silencio es una bendición y existen muchas otras formas de hacernos entender igual de efectivas.

Antes que a ella conocí a otras pero no hay color.  Eran superficiales, materialistas, amigas de sus amigas, inconformistas e instransigentes. Nada que ver con Gloria. Ella me concede todo lo que le pido y yo le doy todo lo que soy. Tiene un tacto fino, casi sedoso, y un cuerpo proporcionado, como un traje hecho a mi medida. De labios gruesos y entreabiertos, nariz pequeña y respingona, dotada de unos preciosos y enormes ojos que hablan por sí solos.

Es insaciable en cuanto a sexo me refiero. Un volcán que canaliza mi lava. Está geneticamente configurada para adaptarse al arte del Kamasutra, y como siempre estamos innovando, hace poco que nos hemos adentrado en el mágico mundo del Tantra. Una gozada. Me tiene fascinado, atontado, encoñado. Jamás pensé que pudiera conocer a alguien así, y mucho menos hacer realidad mis mejores sueños húmedos.

Algunos se sorprenden a nuestro paso por las calles, pero estoy seguro de que están resentidos por el desconocimiento de mi éxito. No todos pueden presumir de un dulce bombón como Gloria. Paseamos abrazados por la cintura y ella lleva la cabeza bien alta, con poderío. Es un orgullo sentir su seguridad a cada paso que da. Me vuelve loco su faldita corta y ese top que oculta sus erguidos pechos sin necesidad de ropa íntima. Su ombligo al descubierto produce tortícolis a muchos mirones y reproches a más de una. No pueden verme feliz, y yo no me fijo en si la alcanzan o no. ¿Celos? Me da igual mientras esté junto a ella. Creo que han perdido tantos valores desde que tienen Visa, que ya no recuerdan lo gratificante que resulta estar enamorado. 

No sé qué extraña razón me llevó a preguntarle si se atrevería a ir conmigo a un local de intercambios. Tal vez sea porque la amo tanto que me de miedo que pueda cansarse de mi. No me sorprendió que no rechazara la oferta. Con su cristalina mirada me dijo que el amor es cosa de dos, pero en el sexo siempre puede caber alguno más. Respeté su postura con un abrazo.

Así que allí nos encontrábamos, traspasando los límites del sentido común y las oscuras puertas de cristal.  Nos dirigimos al mostrador ante la inspección visual del regente al que dejamos impresionado con el espectáculo de nuestro inesperado contraste. Primero nos observa con asombro y luego, a medida que nos acercamos, su boca se transforma en una sonrisa un tanto cínica, que personalmente no me sienta muy bien.

Ya veo que tendré que bregar con un gilipollas.

- ¿No me dirás quieres entrar con eso? - me pregunta aguantándose la alegría.

- "Eso" tiene nombre, si no te importa. Se llama Gloria aunque sea muda - le contradigo con enfado.

Esa falta de respeto no se la iba a pasar por alto.

- Perdón - recapacita el hombre dando un paso atrás.

Menos mal que se disculpa porque a mala leche no me gana nadie.

- ¿Hay algún problema? - le reto a desahogarse.

- Bueno... hay un pequeño detalle - objeta con una mueca peinando con una mano su largo y lacio pelo.

- ¿Cual? - apremio.

- No se admiten muñecas hinchables como acompañantes.

Se que la envidia le corroe. La veo asomar entre sus dientes en forma de risa.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 54
  • 4.57
  • 156

No penseis que mis dedos valen más que cualquiera de los vuestros. Grito a los vientos que si por vos pierdo la razón mis dedos dejarán de ser eso, dedos. Porque aunque haya nacido con dedos en la mano derecha y en la izquierda, entre todos no sumarán más.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta