cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
GUARDEN TODO
Reales |
31.01.08
  • 4
  • 1
  • 2085
Sinopsis


Guarden todo

Don José Agudo fue profesor mío de literatura en bachillerato. Físicamente era de baja estatura, casi calvo y el poco pelo que tenía muy corto. Iba siempre con corbata, de gran nudo y con una bata blanca de maestro. Sus ideas políticas eran de derechas. Le recuerdo con cariño, pues aprendí con él mucha literatura - una de mis pasiones - y anécdotas curiosas de escritores, que nos contaba en sus entrañables clases.
Muy buen maestro y un tipo curioso. Enseñaba a la antigua usanza. Ya simplemente pasar lista a diario tenía sus connotaciones. Según nos iba nombrando por orden alfabético íbamos contestando presente o sí indistintamente. Pero cuando un compañero, en lugar de presente, contestaba sí, paraba de nombrarnos y, mirando fijamente al que acababa de contestar, muy enérgico le recriminaba: “El sí de las niñassss”. Y alargaba la “s” hasta el infinito, haciendo mención a la comedia del siglo XVIII, de Leandro Fernández Moratín. En definitiva que los chicos si no queríamos ser reprendidos solo podíamos contestar “presente”.
Una frase que empleaba muy a menudo era “guarden todo”. Tanto si ese día tocaba explicar como si había que hacer examen. No permitía tener nada encima de la mesa si tocaba explicación, y tan sólo un bolígrafo y tres folios en caso de examen. Pretendía que en las clases no nos pudiéramos distraer con nada. Recuerdo un día que, una compañera tenía en la mano un bolígrafo durante una explicación y el señor Agudo acercándose a ella la dijo con voz fuerte y alargando la ultima sílaba: “señorita he dicho todooo”.
Los exámenes siempre constaban de tres preguntas a desarrollar. Nos pedía conceptos amplios como podían ser: García Lorca, el teatro en el siglo XVIII, o la poesía hispanoamericana del veinte.
Como ya sabíamos la dinámica de los exámenes, había compañeros que tenían preparadas hojas bajo la mesa con distintas materias para dar el cambiazo. Para evitar esto, antes de empezar el examen colocábamos tres hojas solapadas que, don José en la parte inferior nos firmaba, y así era más difícil dar el cambiazo pues la firma debía coincidir en los tres folios. Otra curiosidad era que si no entregabas las tres hojas escritas por las dos caras ni te corregía el examen. Estabas suspendido por no haber escrito el mínimo, que para don José, eran tres hojas.
Silencio sepulcral durante los exámenes. Cuando el profesor consideraba suficiente el tiempo transcurrido decía: “tiempo”.
Y en ese momento, había que dejar el bolígrafo sobre la mesa en lo que recogía las hojas. Si no lo hacías así, y te veía seguir escribiendo, no te lo recogía. Recibías un suspenso irrevocable. Con esto evitaba que en el tumulto producido al recoger los exámenes se pudiera dar el “soplo” a otros compañeros.
Tras acabar el bachillerato, me puse a trabajar en un almacén de venta al por mayor de ropa infantil. Una mañana me mandaron ir a la estación de Abroñigal, en Atocha, por un paquete de género.
Un paquete de telas con un peso considerable. En el vagón del Metro con dirección a Tirso de Molina, me encontré a don José Agudo. Tras saludarnos y contarle en lo que trabajaba, me dijo:

- Si no recuerdo mal, señor Baró, usted terminó el bachillerato.
- Si señor Agudo, lo acabé.
- ¿Y qué
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Pasear, leer, escribir, las antiguedades y soñar despierto.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta