cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Haifa
Drama |
07.09.12
  • 5
  • 3
  • 959
Sinopsis

Ya nadie la buscaba.

Podía sentir perfectamente el calor que se escondía bajo la piel de sus brazos y piernas, luchando por salir abriéndose paso como con cuchillas. Su sangre ya se había secado, la notaba en su frente cada vez que cerraba los ojos, tirante. El sudor se mezclaba con el polvo seco que cubría su cuerpo y que parecía haberse metido en su garganta , convertiéndose en su respiración. Necesitaba agua. La oscuridad era casi total, salvo por algún rayo de luz que se asomaba entre los escombros y que, sospechaba, anunciaba el amanecer. Los había visto tres veces. Un grueso trozo de pared reposaba sobre su rostro sujetado por una viga de madera, debajo de la cual se encontraba la niña. La sequedad de su garganta apenas le dejaba articular un chasquido seco, como un susurro. El ajetreo de los primeros días había dado paso al silencio total.

Ya nadie la buscaba.

Jamás saldría de allí, y , sin embargo, lo que más la inquietaba era esa larga espera que tampoco la dejaba morir. Recordaba su casa. Su casa olía a cuero y canela, y era fresca, sobre todo de noche, cuando soplaba el viento y traía la sal y el murmullo del mar. Mamá tenía un jazmín a la entrada, que atraía a las abejas, y a su sombra dormía un gato flacucho y anaranjado al que llevaba los trozos de carne y pescado que sobraba de la cena. Entonces el gato le hacía carantoñas y ronroneaba satisfecho. ¿Dónde dormiría ahora ese gato? No en su casa, su casa ya no olía a cuero y canela, ni era fresca. Ahora olía a cemento seco y a polvo. También a algo más, dulzón y agrio al mismo tiempo, algo que jamás había olido y que no quería identificar.

Entre tanta aspereza y pesadez aún podía notar la suavidad de la piel de su madre. Apenas podía rozar su mano con el meñique. Al principio la llamaba, negando lo innegable, tal vez porque creía que sus gritos aullentarían a esa sombra oscura que la retenía y así volvería a sentir su abrazo suave y cálido. Volvería ese olor a canela y esa voz grave que la acunaba y la sostenía con cada palabra. Cerró los ojos y buscó perderse en los recuerdos de esa voz que se llevaba el viento.

Sus pulmones parecían querer salirse por sus costados y podía sentir su sangre lenta corriendo por sus venas, palpitando en sus sienes y en su cuello, los calambres eran insoportables, sobretodo en su espalda y en sus brazos...

No tardarían, llegarían pronto, no podían retrasarse más, en cualquier momento alguien gritaría su nombre y apartaría esa bestia que la empujaba a la tierra, y mamá saldría de allí y abrazaría a papá, y se curarían, y buscarían otra casa más cerca de la playa, y le pondría un collar a ese gato , y un nombre, y su hermano volvería a casa y mamá podría peinarla de nuevo , aunque ya fuera mayor, y le haría trenzas , como cuando iba al colegio, y plantarían otro jazmín, más grande y con más flores.

El rumor de las bombas teñía el cielo de gris en una calle donde no había sol y el silencio pintaba el suelo de rojo.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta