cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
He Sido Todo.
Poesía |
23.07.15
  • 5
  • 1
  • 752
Sinopsis

"He sido todo en esta vida y sin ser nada he vivido"... Pequeño análisis de vida.

He estado en lugares donde me he sentido feliz, y he estado en otros donde no.

He estado con personas con las que he compartido sentimientos de alegría y tranquilidad incontenida, y con otras con quienes no.

He estado a punto de cruzar la línea, de determinar mi destino final, y he estado a punto de retroceder y terminar justo en el sitio donde comencé.

He estado en la cima y muy bajo he caído, y en el punto intermedio he estado también.

He llorado de felicidad y gritado de emoción, he reído hasta el llanto y sonreído sin quererlo, porque lo hice por hacerlo.

He dicho “te odio” y he callado algunos “te amo”, he transmitido un “lo siento” en las miradas que han dicho más de lo que mis palabras han intentado.

He visto los ojos de los niños brillando, y he visto también cómo algunas miradas se han ido apagando.

He creído en todas las religiones posibles, y cuestionado más credos que mitos y leyendas que se hayan inventado.

He sido dicha, pena y paz, lo he sido todo sin ser ya nada más.

He escuchado las más bellas melodías tocarse, y los llantos más desgarradores llorarse.

He sido el apoyo del más blando corazón herido, y la más sufrida alma que sin lágrimas expresó su más dulce sinsabor.

He conocido personas más orgullosas de las guerras que su patria alguna vez libró, que personas regocijadas por las manos que en la ruina alguna vez se les tendió.

He entendido más pronto el álgebra y el cálculo más avanzado, que la maldad infundada en las almas inocentes que al crecer se pervirtieron.

He amado hasta el llanto y despreciado hasta la risa.

He sido la más perversa alma y el espíritu más benévolo.

He sido todo en esta vida y sin ser nada he vivido.

Porque el alma que todo padece, que todo sufre, que todo goza, no es en absoluto lo que en su cuerpo vive o lo que en él se muere.

He sido todo lo que he conocido, admirado y vencido, pero no he sido nada que antes de ello no haya ya sido.

Mi corazón palpita al ritmo de una música insonora y bajo el manto de la luna yo escucho esa canción, la canción que canto cuando una nueva vida nace.

La canción que canto, cuando una vieja vida se ha dado por perdida.

Porque he estado en el final de un camino incierto, y he comenzado en el origen de todos mis recuerdos.

Y ahí donde mi vida termine, ahí mi vida nacerá de nuevo.

Se cantarán viejas canciones, con viejos ritmos, de la vieja letra.

Y sonará algo así:

“Padre nuestro, que estás en los cielos…”

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • En buena hora te he leído, amiga. Qué dulce la última línea, que inspiradora. oración, silencio, recogimiento. Qué dura la piedra cuando no hay una esperanza. Dios reparte y nosotros jugamos las cartas. Que nos ampare la Virgen que siempre tuvo más paciencia. En tus líneas, en tus palabras he encontrado paz. No hace falta ser creyente para encontrarla, no. Quien acuse al vecino de ateo que se mire por dentro y no juzgue. La paz bendita siempre es, con dioses o sin ellos. La calma, dichoso tesoro, es cosa de corazones tiernos, no de beatos vocingleros. Que yo sea beato quizá es otra historia. Gracias. Salutem.
  • "Estoy mejor ahora que no estás, ahora que el segundero sigue caminando. Ahora que mis heridas están sanando".

    "Había esperado media vida para que ese momento llegara. Observó a su alrededor y todo lucía exactamente igual a como lo había imaginado, salvo por una única diferencia: el hombre que le esperaba en el altar no era el amor de su vida, ni siquiera se le parecía..."

    Caminaba con destreza, su mirada exigía atención, era una especie única, una joya excéntrica que merecía la pena...

    Para la estrella más hermosa y brillante que ilumina mi cielo cada noche.

    Una condena que consume mi ser, que me ata a una vida de hambre y de sed. De una larga agonía sin fin, pues el infierno es la vida en tierra sin ti.

    Mi alma dolida no sabe de curas, ni ungüentos, ni sales, que calmen mi ardor.

    La joven dueña de Calum Hall despierta a media noche para enfrentarse a una terrible criatura sin rostro.

    En aquel restaurante del centro de la ciudad, donde las personas se reunían para desayunar, se encontraba esperándola.

    Amarte, la paradoja más bella y dolorosa de todos.

    Hablamos de nuestro pasado, de lo que nunca volverá a ser.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta