cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
HEREDEROS DE LA HISTORIA 1
Históricos |
08.04.20
  • 4
  • 3
  • 326
Sinopsis

En un presente postmoderno en el que se prescinde el legado histórico como si hubiésemos descubierto el mundo anteayer, nosotros somos herederos de un pasado.

Hace unos cuántos años que en un viaje que hice a un pintoresco pueblo de Palencia perteneciente a Castilla la Vieja, fui un día a visitar una imponente mansión que todavía estaba muy bien conservada de una familia aristocrática de finales del Imperio Romano, y de pronto sentí que los ecos evocadores de aquel entonces me inducían a contemplar el estilo de vida de aquella sociedad puesto que nosotros vivimos nos guste o no sobre las ruinas de la Historia.

Sin embargo he podido percatarme que mucha gente cuando se asoma a aquella lejana época de la Antigüedad comete el simplista error de juzgarla con la mentalidad de hoy en día, sin reparar para nada en el contexto cultural y psicológico de aquel entonces.

De entrada en la Antigüedad al factor tiempo de acuerdo con la cultura rural en la que se desenvolvía aquella sociedad se le daba un sentido circular en relación con las estaciones del año, y los aconetcimientos se tendrían que repetir en el futuro una y otra vez. Sólo con el Cristianismo el tiempo adquiriría una dimensión lineal en la que todo sería irrepetible, y aún hay muchas personas que creen en este modelo temporal.

En otro orden, el estado de ánimo de la gente de aquella época oscilaba entre una mitología a veces relativa apoyada en las fábulas de los griegos-  pensemos por ejemplo en la ENEIDA  del poeta Virgilio que estaba muy influencias por la ODISEA  de Homero- que a su vez era soñada por los antepasados de la que se desprendía una viva religiosidad, y una agresiva rusticidad que estaba relacionada con el medio ambiente, por lo que hoy en día si se considera a la psicología personal cuando por ejemplo alguien sufre una depresión, en aquel lejano ayer esto era algo bastante vaporoso y recibía el nombre de melancolía, de tristeza que en muchas ocasiones se interpretaba como un castigo de los dioses. Para hacernos una ligera idea del modo de ser de las personas de aquel tiempo podríamos fijarnos en los sencillos habitantes de muchas zonas de la España profunda de los años 40 del siglo pasado.

A nossotros nos gusta vivir en Democracia y que se respeten nuestros derechos personales. Pero este régimen político empezó de un modo muy incipiente  en la Grecia clásica en la ciudad-estado de Atenas bajo el reinado de Pericles, donde en el Ágora que era una plaza pública que estaba cerca del Partenon, los ciudadanos más influyentes del lugar practicaban la democracia directa. Es decir, ellos debatían a grito pelado - más o menos como hoy en día en los Parlamentos de medio mundo- sobre los asuntos más importantes que afectaban a la población. No obstante en aquella democrática Atenas existían los esclavos que eran unos sujetos capturados en otras ciudades durante las guerras los cuales recibían el calificativo de "metecos", y que para el individuo griego no eran hombres que era el sinónimo de ciudadanos libres; por tanto no podían gozar de los mismos derechos que éstos, pero que no obstante dichos esclavos eran quienes hacían todas las pesadas tareas tanto en la ciudad como en el campo, ya que para el digno ciudadano griego el trabajo en sí mismo constituía un deshonor.

Siglos más tarde, los romanos que eran una gente muy práctica y se reían del modo de ser filosófico de los griegos, no por ello dejaron de asumir su estilo de vida pero adaptado a su peculiar idiosincrasia, y llevados por su afán colonizador - pues en la Antigüedad se aceptaba sin más el concepto de que el pez grande se come al pez chico- como todo el mundo sabe invadieron a diferentes países transmitiéndoles al mismo tiempo su propia cultura; aunque ellos respetaban las creencias religiosas allá a donde fuesen, a menos que dichas creencias atentaran contra los intereses o la idea del Imperio Romano. Y cómo no en función de la agresiva costumbre de la época, los romanos esclavizaron a un sinfin de personas en sus campañas bélicas, y a muchos hombres que habían perdido su libertad se les enseñaba a ser gladiadores para el solaz del morbo popular y muchos de ellos llegaron a ser tan famosos como un deportista de nuestro presente.

Mas a pesar de la brutalidad de la época, cuando nosotros enviamos un currículm laboral a una empresa para conseguir un trabajo, o el médico de la Seguridad Social estudia nuestro historial clínico, o se redacta la historia de un pueblo ¿tendría esto lugar si no hubiese habido el antecedente del historiador griego Herodoto, o de los romanos Cicerón y de Tito Livio con su Historia de Roma? Me parece que no.

Al  soberbio Imperio Romano le salió la gata respondona; un esclavo rebelde "con causa" llamado Espartaco, el cual se cree que nació alrededor del año 111 a. de C. de origen tracio de una tribu determinada, y con influencia de Macedonia, quien dirigió la rebelión más importante contra la República romana en suelo Itálico ocurrida entre los años 73 y 71 a. C. pero murió en la batalla.

En la actualidad se ha idealizado la figura de Espartaco, y los marxistas lo han elevado a la categoría del héroe paradigmático por haberse enfrentado al cruel Imperio Romano en favor de la libertad. Su popularidad se creó gracias a la película que realizó el director de cine Stanley Kubrick, y mi familia al igual que el público en general se conmovió con la historia novelada de aquel valiente esclavo.

Sin embargo imaginemos que Espartaco hubiese se hubiese salido con la suya; que hubiera derrotado a los romanos y él hubiese regresado feliz con su mujer y su hijo a su tierra natal. ¿Cree de verdad el amable lector que una vez allí aboliría la esclavitud y todo el mundo viviría contento y a sus anchas?


 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta