cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Hermanos.
Drama |
08.06.19
  • 4
  • 2
  • 284
Sinopsis

- Buenos días Edgar. ¿Cómo te encuentras ? - Le dijo y le preguntó un tanto emocionado.

 


- Te presentó a Melania. Melania, este es mi hermano pequeño William y está preciosa mujer es nuestra madre. Les dijo la primera noche que Edgar invitó a una amiga a pasar la noche en su casa. 

- Mi hermano siempre dice que la primera mujer que invitará a casa sería su futura  mujer, es decir mi cuñada. Encantado de conocerte. Por cierto estás... - Le dijo tras la presentación. 

Un año y cinco meses después... 

Cada persona que ocupaba un asiento en aquel autobús que cubría aquel único trayecto de ida al amanecer  y de vuelta a media mañana, tenía una historia que contar la cual, pretendían ocultar agachado la cabeza o bien mirado el paisaje desértico que se podía contemplar a través de las ventanas. 

Una vez en la enorme puerta de hormigón donde ondeaban las banderas de un estado patriótico, los civiles que se hacían respetar por el simple derecho de vestir uniformados registraban de pies a cabeza a todas aquellas personas que solo venían a dialogar con sus seres queridos. 

Como si fueran un rebaño de ovejas observadas por cientos de lobos que los  acechaban desde un redil amurallado que llamaban recreo, las visitas fueron custodiadas hacia la sala donde a medida que iban entrado ya podrían hablar con aquel condenado que les esperaba sentado. 

- Buenos días Edgar.  ¿Cómo te encuentras ? - Le dijo y le preguntó un tanto emocionado.

- Vaya, no soy yo el que debería preguntarte cómo estás. hace cinco meses que estás aquí, en la cárcel y hasta hoy no nos han concedido una visita ¿ Como te encuentras William- Le dijo y le preguntó sorprendido. 

Durante media hora, le explicó que los cuatro primeros meses los dedicó  a ganarse el respeto de los presos a través de enfrentamientos y alguna que otra revuelta por intentar mejorar sus derechos, cosa que si no hubiera logrado hoy en día posiblemente estaría muerto...

-  Y en el último mes, imaginó que te has portado bien y por eso te han concedido la visita. - Le dijo antes de ofrecerle un vaso de agua. 

Cuando el agua refresco su garganta, le explicó que el último mes se había portado bien, tal y como había dicho y que gracias al padre Marino le dieron la oportunidad de ejercer de profesor de informática a nivel usuario. 

Tras verlo tan entusiasmado y sin sentir ningún tipo de remordimiento por el acto que había cometido, no tuvo más remedio que preguntarle el porqué había asesinado a la mujer que quería por encima de todo. 

- Esa mujer decidió acostarse con un chico que conoció a través de internet, y lo hizo. Por ese motivo decidió dejarte y poner en evidencia tus principios. - Le dijo clavando los codos en la mesa. 

- De qué principio hablas. Eso es mentira. Ella te apreciaba mucho. Tal vez por eso decidiste cortarle el cuello con un bisturí en el andén de aquella alejada estación. - Le dijo agarrándole las manos

- Cuando llegues a casa dile a madre que estoy bien y que no soy un asesino. - Le dijo al levantarse. 

- Al parecer ya no nos queda más tiempo. Volveremos a hablar en la próxima visita. - Le dijo soltando sus manos

- Hasta la próxima visita - Le dijo mientras se retiraba a su  celda.

En cuanto llegó a su casa, su madre lo estaba esperando sentada en el sofá mientras sujetaba un antifaz naranja  y miraba atentamente la televisión. 

- Madre, tu hijo pequeño, mi hermano está bien. - Le dijo abrazándola por la espalda. 

- Si estás preparado, mira la televisión  - Le dijo con la cabeza agachada. 

Si quieres lee el final podrás leerlo en:

https://www.facebook.com/ComunidadTusRelatos/?ti=as

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy quien tú creas que seré. Seguramente te equivocaras.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta