cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Hipnosis
Varios |
11.07.15
  • 5
  • 3
  • 1758
Sinopsis

Que las piezas encajasen de nuevo era demasiado difícil, ya había dejado de intentarlo hacía un tiempo. Echaba de menos tener una cuartada perfecta como excusa a las posibles sospechas, pero ya no había sospechas.

Miraba de reojo al espejo mientras cortaban mi pelo, mechón a mechón, a ras de mi nuca , y eso hacía que por fin pudiese desprenderme de todo lo que ya no me llenaba, de todo aquello que había muerto mientras intentaba hacerme la dormida en algún ático de la ciudad. Mi boca estaba seca pero aún así no tenía sed, quizás la espuma que sobrepasaba el cuello de la botella calmaría esa molesta sensación, mojaba los labios en ella y me esocían irremediablemente mientras recordaba un beso molesto no tan cerca de ellos. 

Estaba subestimada bajo la luz de aquel foco, ya no sabía si estaba fumando marihuana sentada en aquel ático viendo las estrellas o escuchando como las olas rompían rozando mis pies desnudos en alguna playa extranjera. Tenía prohibida la libertad,mis sueños de compartir vida se atragantaban en mi gargata y mis escritos ya no alcanzaban llegarles a nadie como antes lo hacían. El magnetismo o la hipnosis me habían hecho recordar aquel día en que recibí aquella lencería tan cara que aún no llegué a estrenar, sucesivo a esto las notas mandadas por una página de internet para encontrar pareja o más bien para pasar el rato hablando de tantas semejanzas para que luego todo acabase en nada.

Hacía años que no me sentía especial, volví a mirarme al espejo y me desprendí de todo el  peso de antes, el pelo ya no rozaba mis hombros y en mis ojos ya no se reflejaban los de nadie, ya no me temblaban las piernas, pero aún así al abrir los ojos seguía sentada en el mismo sofá de cuero.  ¿Algo había cambiado?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 153
  • 4.66
  • 58

Pacense, joven y apasionada por la escritura. TSID y futura psicóloga.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta