cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
HOY ES MI CUMPLEAÑOS
Reales |
16.09.09
  • 4
  • 19
  • 15174
Sinopsis

Con vuestra compañía seguro que desaparecen las nubes, y se convierte en un día soleado... "Gracias".

Ilusionada regresé aquella tarde del colegio… eran las cinco y media, y mi madre nos tendría preparado como cada tarde una gran vaso de colacao… mis tres hermanos y yo que era la única chica y la mayor, hacíamos una apuesta quien se lo bebía de un solo sorbo… pero aquella tarde era especial porque ¡era mi cumpleaños!.
Llegamos a casa y después de merendar, mis hermanos me dieron su regalo. Con una pequeña sierra de marquetería me habían construido un teclado de máquina de escribir… cada uno de ellos habían puesto su granito de arena, escribiendo las letras en cada tecla, y mi hermano pequeño con un lápiz de color había intentado trazar mi nombre en ella.
Era estático no se movía, pero era increíblemente igual que uno de verdad…
Después de besarlos, y sorberme las lágrimas que caían a raudales por mis mejillas de la emoción, me dispuse a colocar los dedos sobre cada tecla… que importante me sentí en aquel momento.
La magia del cumpleaños aún no había acabado, cuando mi madre ordenó que llevase unas camisas que estaba planchando al armario…
Abrí la puerta, y allí sobre la cama, estaba “ella” la máquina de escribir que había soñado durante tantos años… se había cumplido uno de mis mayores deseos. Mi Olivetti, Dios mío no podía creérmelo… mis hermanos querían tocarla, y yo un poco egoísta pienso ahora mismo, no dejé que tocasen tan preciada joya.
La llevé a la mesa de la cocina, y allí la colocamos como en un altar, busqué desesperadamente una hoja de papel y empecé a teclear mis primeras emociones.
Estábamos tan absortos todos aquella tarde, que no escuchamos llegar a mi padre exclamando.
-¡Está lloviendo! Todos miramos hacia la ventana, y divisamos como caía el agua sobre los cristales.
Mi madre abrió un poco la ventana, y nuestro sentido del olfato descubrió uno de los mayores placeres… el olor a tierra mojada.
No noté la mirada de preocupación de ambos en aquellos momentos, pero mi padre después de felicitarme y dar un pequeño cachete a los brutos de mis dos hermanos mayores que se estaban peleando, se quedó junto a la ventana.
Una gota tras otra en el cristal. Un rayo de luz inunda la pequeña estancia, a lo lejos se escucha el sonido aterrador de un trueno, en unos minutos una avalancha de granizo cae sobre los tejados repiqueteando al mismo son que mi máquina de escribir.
Las lágrimas de mi madre se funden con las gotas de lluvia, el rostro de mi padre es tan frío como el granizo que está cayendo… nos mira fijamente y piensa, que será de nosotros aquel año cuando apenas ha madurado la uva, y la cosecha se queda en el campo.
Ajena a todo lo que ocurre a mí alrededor, tecleo alegremente una historia en mi flamante máquina de escribir.
Hoy como aquella tarde he querido asomarme a la ventana de los recuerdos, veo a mi padre caminando lentamente por el paso inexorable del tiempo.
Mi madre ya no acurruca en su regazo a mi hermano pequeño, si no a los dos hijos bebes de este.
Ya no me siento frente a la vieja Olivetti, que sigue teniendo un puesto de honor en un rincón de la buhardilla.
Recuerdo anécdotas como aquella cuando mi padre plantó unos olivos, y yo impaciente como siempre he sido, le pregunté.
¿Y para cuando darán aceitunas? Mi padre me miró y con voz sibilante exclamó.
-Hummm, creo que para cuando cumplas los dieciséis años.
Yo nunca vi a esos olivos dar aceitunas. Me he mirado en el espejo, y aunque mis familiares me dicen que me conservo bien, hasta ahora no me había dado cuenta, que hasta he podido engañar al olivo.
Y como dice una canción de Springsteen.

Llueve
Pero no hay ninguna nube en el cielo
Debe ser una lágrima de tus ojos
Todo irá bien
Qué extraño
Creo haber sentido una ligera brisa veraniega
Estoy esperando un día soleado
Que se lleve lejos las nubes…


Hoy, como aquella tarde también es Septiembre, hoy es mi cumpleaños…hoy estoy triste por los recuerdos… está nublado… pero hoy no está lloviendo… debe ser una lágrima en mis ojos.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Palabras muy bien vestidas y conmovedoras. Barbaro
    Me ha encantado Lucía
    crecer... no parece nada sencillo...
    Felicidades! Aunque un poco atrasadas jeje. Qué curioso, cumples años un día antes que yo jeje. Eres virgo :P. Prometo que el próximo año te felicito en tu día. Un beso :)
    sigues escribiendo con esa "ternura" de las cosas sencillas y cotidianas.
    Lindo relato. Muchas felicidades...............
    Entre otros alagos narrativos, feliz cumpleaños.
    y que cumplas muchos más... pero uno por años solamente. ;) besos.
    Oh que bonito Lucía, me doy cuenta de los grandes narradores que hay aquí, tu eres uno de ellos.... Me ha gustado mucho Felicidades por tu cumple !!! Un beso.
    Niuna estrella te quito.De lo mejor que te he leido.Emotivo, evcador y muuuy bien ecrito.Enhorabuena y Felicidades!! Se te quiere mucho por aquí.;)
  • Llegó mi turno... esta semana estaba muy liada pero no he querido que pasara más tiempo... así que Roberto es hora de que pienses en una buena venganza... jejeje. Esto se acaba y me da penaaaa...lo he pasado bien. Gracias a todos por dejarme compartir espacio en estas páginas.

    La historia se reparte en tres capítulos...los niños soldados y el porqué de su crueldad. Siempre detrás de ellos está la mano negra...

    La historia de Samir la voy a repartir en tres entregas...

    Espero que no tengamos que esperar a esto para firmar un contrato indefinido... ojalá se arreglen las cosas pronto...

    No he podido evitar incluir un toque de romanticismo...drama...y alguna sorpresa. Espero que os guste,lo he escrito con mi mejor intención y he disfrutado haciéndolo. Ahora le toca a nuestra compañera Marfull así que ánimo, y a seguir escribiendo que es lo de que se trata.

    De lo bueno a lo malo solo hay un paso...y viceversa...

    A veces se escoge el camino equivocado para llegar a un fin...

    Una ilusión... un hecho... y no solo una vida destruida. Es un relato largo y por eso lo enviaré en tres o cuatro capítulos. Me apetecía volver...

    A escribir se aprende escribiendo, no dejemos nunca de hacerlo.

  • 118
  • 4.55
  • 65

Me gusta escribir para transferir a la realidad cosas positivas. Y en esta balanza de la vida además de obligaciones compartimos aficiones.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta