cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
INCIDENTES DE UN TIPO QUE VIVE SOLO.
Humor |
22.02.15
  • 5
  • 3
  • 1470
Sinopsis

Todavía casi no puedo creer lo que me pasó... pero me pasó a mí...

Aventura de la Luna Roja.

        Sucedió entre el 14 y el 15 de abril del 2014. Yo estaba leyendo una revista, recostado contra una ventana de la sala, mientras caía la tarde. Quería ver el eclipse de Luna que se produciría esa noche, en el que se pronosticaba una "Luna Roja". Estaba obsesionado con ver ésto, porque siempre me ocurre con los eventos cósmicos que pasa algo que me interrumpe o me impide contemplarlos... pero, al ir haciéndose de noche me empezaron a doler los maxilares y las encías, y noté que me había crecido pelo en las palmas de las manos; ahí fue cuando perdí la conciencia...

        Me desperté al amanecer, tirado en el medio del campo, entre los pastizales, desnudo, todo lleno de tierra y medio congelado. Tuve la suerte de encontrar unos retazos de plástico, para cubrir las desnudeces. Al hallar una carretera a cierta distancia, por la señalización caí en la cuenta que estaba varios kilómetros hacia el este, para el lado de Punta Alta.

        Estuve haciendo dedo y me levantó una furgoneta de reparto de comestibles, el tipo me miraba perplejo... y tuve que inventar una historia sobre la broma de unos compañeros de trabajo, acerca de un aniversario laboral... y así logré hacer que me trajera de vuelta a Bahía Blanca y me acercara a mi casa. Cuando me bajé de la furgoneta hice el gran ridículo, corriendo semidesnudo y mugriento hacia mi domicilio.

        Estaba la puerta abierta y entornada, la luz encendida, y mis ropas medio destrozadas esparcidas por el piso...ésa fue "La Aventura de la Luna Roja".

        Más tarde, tratando de olvidar esa malhadada noche, me puse a hacer experimentos con un espejo grande que tengo en el dormitorio, sentándome enfrente, desnudo y con una vela encendida. Se supone que de esta forma se puede averiguar quién fue uno en vidas anteriores; y resulta que se me empezaron a cambiar las imágenes del reflejo, y vi los personajes más estrafalarios... uno parecía el capitán Sparrow, del "Perla Negra", otro un enano rojo, y después un tipo parecido al capitán Ahab del ballenero "Pequod", de "Moby Dick"; al final vi algo como un hombre de Neanderthal, con mucho vello rojo y una barba hasta el estómago. Pegué una espantada y tiré la vela, y cuando encendí la luz me di cuenta que seguía igual como cavernícola. Corrí a mirarme en el espejo del baño y ahí estaba, un Neanderthal de un metro ochenta y de doble ancho, con una barba hasta el estómago.

         Me agarró el pánico... y tuve grandes problemas para vestirme, porque no cabía en ninguna ropa, y tenía que ir a comprar varias cosas para comer.

         Al fin me pude meter dentro de un "overoll" para trabajo a la intemperie. Cuando salí a la vereda el vendedor de autos de al lado me exigió le dijera quién era yo, que salía de la casa de Aguirre con las llaves, ¡ y con esa nariz ! y me costó mucho convencerlo que era yo mismo, disfrazado para una fiesta, porque con las mandíbulas de Neanderthal no podía hablar bien.

          Después en el supermercado, otra vez grandes dificultades con la cajera y el tipo de seguridad, por mi aspecto monstruoso, y de nuevo debí utilizar la excusa del disfraz festivo y mostrar documentos.

         Finalmente pude sentarme de nuevo con la vela frente al espejo, hasta que hallé la forma como de rebobinar una cinta de película, y volver a través de las imágenes a mi morfología actual... Mis parientes dicen que estoy al borde de la locura... pero... ¿ acaso la locura no fue elogiada por el filósofo Erasmo, de Rotterdam ?

         Pero realmente, anduve cerca... espejito, espejito... decime, ¿ quién es el más bonito ?

         Me parece que voy a utilizar estas aventuras para escribir algunos cuentos...

         Chau... hasta luego...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

nacido 1943-estudio de dibujo ar tístico e historietas, retratista y ca ricaturista trashumante 2000/0l-afincado 2002- 1985 estudios de biología- escritura desde 1972.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta