cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

14 min
Infiel?
Reales |
14.02.15
  • 1
  • 0
  • 631
Sinopsis

Quiero contar esta historia en un lugar donde puedan opinar.

Desde hace un año y 5 meses tengo una novia perfecta.
Tenemos una relación envidiable, somos tal para cual, todo es perfecto.
Pero, hace unos meses, volvió a mi vida una mujer que amé como loco años atrás y volvió flexible, cariñosa, abierta y me mostró todo eso que hace unos años deseaba como loco!
No pasó ni 1 mes cuando hicimos el amor.
Ella vino a mi casa, por segunda vez. La excusa era un celular, yo se lo había arreglado. La primera vez que vino la tuve en mi cama e hicimos de todo menos el amor. Sentí como si el sueño de mi vida se había cumplido, la tenía allí en mi cama y ella parecía disfrutar hasta la última caricia.
Pues, ése día no le "arreglé" el celular, teniendo todas las intenciones de que volviera a mi casa.
A la semana siguiente, un lunes, volvió. Nos habíamos comunicado por el celular todo el tiempo y desarrollamos una forma muy romántica y tierna de tratarnos... Era la primera vez que era formalmente infiel.
El lunes que volvió, se veía guapísima! Muy diferente a la primera vez. Ella tenía una clara intensión de seducirme o al menos esperar que yo intentara seducirla.
Ése día mi novia estaba en la Universidad (Ella y yo somos compañeros, estudiamos Doctorado en Medicina) y le había dicho que tenía mucho sueño y que iba a quedarme en casa. Puse mi celular en silencio para que nadie nos interrumpiera.
Para poder diferenciar, utilicemos nombres, aunque sean falsos, a ver: Mi novia se va a llamar "Fresa" y "la otra" se va a llamar: "Naranja" (En realidad son nombres de frutas que acabo de recordar, no tienen ninguna similitud con ellas... Además, no creo que haya una persona en el mundo que se parezca a una fresa... O si?... Bueno, me salgo del tema).
Pues, fui a traer a Naranja a el lugar que teníamos previsto para acompañarla hasta mi casa (vivo a las afueras de la ciudad, mi casa es hermosa y soy muy arreglado... Casi trastornado con la limpieza ;))
Entramos a mi casa y había planeado dejar el celular en mi cuarto de manera que ella tuviera que ir obligada a él (La primera vez comenzamos toda la "acción" hasta que entramos a mi cuarto, de alguna forma le da confianza)
La llevo a mi cuarto, nos sentamos en la cama, le comienzo a explicar lo que le había "arreglado" al celular y ella estaba coqueteando de manera descarada, ella lo deseaba tanto como yo y la idea de eso me volvía loco!
Comenzamos besándonos, ya estábamos en la cama, así que las cosas fluyeron con naturalidad. Mi cuerpo estaba sobre su cuerpo y las caricias eran largas y apasionadas... Me encantaba saber que besaba sus labios (En realidad ella y yo compartimos una relación fugaz, pero eramos adolescentes, nunca llegamos a extremos)
Me encantaba saber que era su cuerpo el que yo cubría y mientras nos besábamos, reíamos de cada cosa, de cada mirada, hasta de cada sonrisa... Fue algo mágico.
De platica en platica y de beso en beso llegamos hasta la pregunta clave (Para aclarar este punto tengo que confesar que no soy un novato en estas cosas, me instruí con todos los libros posibles sobre "ligar" y aunque la mayoría son una bazofia, uno que otro si habla con la verdad, por ejemplo la "Anti-seducción" de Alvaro Tineo y aprendí que lo mejor es preguntar para asegurarse de que ella quiere)
Le pregunté si quería hacer el amor... Ella me dijo que "nop". Fue un "Nop" corto, tan frío que en otra época simplemente me hubiese dado por vencido. Pero, recordé las "enseñanzas" y algo que queda muy claro es que la mayor parte del tiempo las mujeres tienen muchas inseguridades en cuanto a la cama y el sexo y lo mejor que se puede hacer es apaciguar esas inseguridades diciendo palabras alentadoras o elogiando su cuerpo, además tiene cuerpazo, tampoco fue tan difícil.
De palabra en palabra, de broma en broma, llegué a descubrir sus pechos y... qué maravilla de pechos, me encantaron, hice muchas cosas allí, me moví entre ellos como jugador de Hockey (Rara referencia, pero se basa en la forma en como patinan, o algo así) luego fui descubriendo mas, asegurandole que su cuerpo era una belleza (y en verdad lo era) y que me encantaba hacer lo que estaba haciendo (en realidad me encantaba) así que poco a poco la fui despojando de todo lo que la cubría (como siempre, el pantalón ajustado sirve como cinturón de castidad, pero también sirve para asegurar el acto si ella cede a quitárselo y lo hizo, EUREKA!)
La descubrí con un bóxer ajustado blanco que hacía ver pequeño lo pequeño y gigante lo grande! Empecé a besar su estómago, su vientre, y besé sobre el bóxer con ese miedo innato de toparte con un mal olor, pero no tenía ningún olor. Esas eran buenas noticias! Le besé los pechos, mientras la masturbaba con la mano y solo veía como ella daba vueltas de placer... Me gustó saber que le gustaba tanto como a mi, así que seguí con mucho empeño hasta que me detuvo y me dijo que era un error.
Pues fue un error desde el principio, porqué hacerse para atrás hoy? (pensé en mi "yo" de adentro y llegué a la conclusión de que era una prueba más de su inseguridad... Así que le propuse meternos dentro de las sábanas y vaya racha andaba ese día, fue el santo remedio) Nos metimos dentro de la sábana y ella se quitó el bóxer que era lo único que la cubría y sentí el frío de la emoción excesiva al verme desnudo junto a ella en la misma cama... con las puertas del cielo abiertas y todo era tan glorioso y emocionante que olvidé que mi amiga de toda la vida (me refiero a mi pene y sí, es una hembra... todos lo saben) estaba allí, dormida. Pasando completamente inadvertida de la fiesta que había arriba, pues no tardó mucho en despertar cuando ella me tocó y vaya que lo hizo muy bien!
Vuelvo a la vida con mi amiga lista para jugar y todo el terreno en perfectas condiciones para que comience el amor...
Agarro a mi amiga, la rozo de arriba hacia abajo con el clítoris de ella, veo su cara, me encanta que le encante, la coloco en la entrada del cielo y la penetro (Aquí hay un punto que quiero destacar, mi novia hizo en toda la vida sexual que hemos compartido que aprendiera a ser extremadamente delicado con esa parte, mas que todo porque siempre he sido muy brusco, así que cuando hice esto con ella, esperaba la respuesta dolorosa que siempre me mostraba mi novia y el tráfico estrecho con el que tengo que luchar con paciencia siempre que vamos a hacer el amor, pero en este caso fue distinto y eso alteró mis límites, ella parecía muy conforme con una penetración acelerada y su parte femenina era tan acolchada y suave por dentro que parecía la mejor vagina que he penetrado en mi vida! (Para enfatizar esto, debo confesar (si, un secreto dentro de otro secreto) que hace unos años tuve sexo con una niña de 14 años, fue un desastre, pero ella estaba muy enamorada de mi y me había confesado muchas fantasías sexuales conmigo y yo tenía 22, creo... Se escucha muy muy atrevido, pero quise hacer una obra de altruismo (jajá! Que tal, algo machista, no?) e hicimos el amor 3 veces. Y siempre pensé que por ser virgen y por la edad que tenía todo dentro de ella iba a ser estrecho y difícil de vencer, pero no. No fue así y por esto es que me sorprendió que "Naranja" fuese más cómoda (por darle un nombre) a pesar de tener 22 años (Yo ahora tengo 25)) En qué estaba? Haaa, si! Fue una verdadera sorpresa sentir su delicadeza y comodidad que el sexo fue impresionante! Fue tan intenso y me encantó cuando ella me confesó que siempre había querido tenerme así y yo le dije que también había sido mi fantasía desde que eramos pequeños, verla allí desnuda, mostrándome su piel y su sonrisa todo acompañado de besos y de caricias, todo destellante y cálido, lleno de sensaciones y de palabras de amor, era un cuadro increíble (para mi, claro, yo la amé como loco!), pues hicimos el amor como Dios manda, ella tuvo su orgasmo y yo tuve el mio, no fue nada pervertido. Y después de todo, nos besamos y sé lo importante que es para una mujer eso de "no levantarse tan rápido para limpiarse", así que me quede viéndola a los ojos y haciéndola reír, dándole besos, abrazándola y en lo que le explicaba una cita en la pared de mi cuarto (Si, he manchado las paredes de mi cuarto con citas extremadamente Hipsters que me da un poco de vergüenza pero no he comprado pintura... así que me aguanto) veo que mi teléfono celular (que estaba en el ropero, bajo la cita) estaba encendido, le pido permiso, me levanto y lo reviso: "19 llamadas perdidas de mi novia y 5 mensajes"
Mensajes: "Ya salí, amor", "Aquí esta "Melón" (Otro nombre para representar a un amigo que tiene carro) y dice que me va a ir a dejar a tu casa (mi novia es de un "departamento" distinto (departamento en este país es como una división, es como una versión en miniatura de los estados) y estamos a una hora de distancia)", "Amor, ya voy cerca", "Amor, ya casi llego", "Amor, me vine para donde tu mamá, vení traéme".
Soy blanco, pero me pálido como papel! Vuelvo a ver a Naranja y le digo: "Se vino mi novia!"
Ella no se alteró mucho, tal ves pensaba que lo que tenía con mi novia no era tan serio, o no sé.
Pero yo corrí a lavarme, a limpiarme el sudor, a lavarme la cara, a arreglarme el pelo, luego a buscar mi bóxer en medio de las cobijas de la cama que estaba hecha un desastre y ella (Naranja) empeñada en que no quería que la viera cambiarse... ¬¬ Así que salí de mi cuarto, me cambié, volví y ella aún se cubría con la sábana... ¬¬ Salí de allí, arreglé mi pelo con un poco de crema, me cepillé los dientes y en eso ella terminó de cambiarse, entré a arreglar la cama, a arreglar el resto del cuarto y le dije a Naranja: "Lo mejor es que te vayas y la voy a convencer (a mi novia) de que estaba dormido aún (Fui a traer a Naranja como a las 9:00 a.m. y para ese momento eran las 11 y algo), pues... Fui un poco pesado con ella, la apresuré a salir de mi casa y no me despedí mucho, ni un beso... Eso fue un error grave! Pero, no quería un problema!
Así que ella se fue y yo llamé a mi novia diciéndole:
(Sonidos guturales de persona recién levantada) "Hola... amor...? Me acabo de... levantar y... no te podés venir con mi tío? Él que te venga a dejar"
Fresa: "No, amor, vení traéme! Y compramos algo para hacer en la casa"
Pues, le hice caso, me fui y la encontré donde mi mamá, como si nada había pasado, tranquila y sin sospechar NADA! Iiiiiuuuuuf! Fue una salvada gigante!
Pasamos el día juntos (y sí! Hicimos el amor)
Ése mismo día, Naranja me mandó un mensaje diciéndome:
"No quiero discutir... Sólo no fue lo que esperaba"
Después de despedirme de mi novia le llamo y estaba muy enojada!
Casi me mandó a volar... Pero algo la detuvo y no sé que és. Mas bien yo le pregunté si quería que volviéramos a ser "solo conocidos" y ella me dijo que no! Tuvimos una charla racional en donde le aclaraba tantas cosas y ella me las aclaraba a mí que al final me dijo: "Solo estoy enojada y por más que me dés la razón no lo vas a cambiar. Dame unos días que se me va a pasar"
Pues, bien entrada la noche le llamé de nuevo y ella enojada me dijo:
"Para que me llamás? No tenemos nada de qué hablar".
Colgamos y al siguiente día ni un mensaje!
Y a eso de las 5:00 p.m. me digno a mandarle un mensaje diciéndole que tenía razón "tenemos nuestros propios asuntos" y es mejor atenderlos y no seguir con esto.
En el momento que le envío el mensaje, me cae uno de ella diciéndome un triste: "Hola".
Yo nostálgico, citando a los mejores poetas de los últimos 300 años y ella me manda un "Hola".
Cuando lee mi mensaje me dice que si es lo que quiero que esta bien, y me ella sabía que esto iba a pasar (Insinuando que yo solo quería sexo), yo le contesté muchas cosas, incluyendo que en realidad era su idea y no mía y que a mi me encantaría seguir haciendo lo que hacemos, hablamos un rato y llegamos a muy poco.
En realidad a ella le molestaba que yo me mostrara tan fresco a pesar de que ella estaba tan enojada, seguramente quería que dejara de respirar para no molestarla con mi  respiración... o algo así...
Ése mismo día se terminó el problema, volvimos a ser cariñosos y al fin comentar sobre la experiencia.
Pero eso es aparte...
Después de unas semanas de hablarnos, no hemos vuelto a hacer el amor, y en parte no lo necesito por ahora, aunque si sucede pues... no me voy a negar.
Pero mi secreto ante todo esto es:
ME ESTOY ENAMORANDO! y según lo que me dice (Naranja) ella también.
Yo no dejaría a mi novia por nada del mundo, pero... Naranja me da momentos tan únicos y todo parecer ser fuego cuando estamos juntos...
Sé que podría ser lo "prohibido" que nos hace ser tan intensos, pero no puedo alejar el sentimiento.
Creo que la estoy comenzando a amar... y... eso no es algo que le dices a tu amante!
Ella es consciente de mi relación, sabe que tengo a alguien mas... Pero, parece estar completamente de acuerdo en ser "la otra".
Cada vez pienso más en ella y no puedo pasar un día sin comunicarme de alguna forma.
Siento el típico dolor de la impotencia cuando imagino que ella puede estar con cualquiera si así lo desea y que no puedo exigir nada...
Me muero de celos cuando está "En linea" en Whatsapp y no me contesta enseguida... Es algo tan incómodo.
Mi secreto es que la comienzo a amar y no sé como decírselo sin que suene a algo retorcido y sin ningún fin.
Creo que todo el cuento es medio largo para esta página... Y tampoco espero que alguien lea esto en realidad.
Solo quería desahogarme.
Solo quería decir que la amo.
Si lo leíste, pues... Gracias.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1
  • 1.0
  • -

Solo vengo de paso... Así que... No voy a ser muy detallado.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta