cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

3 min
Infierno
Terror |
30.11.14
  • 4
  • 2
  • 1012
Sinopsis

Nuevo infierno para nuevos pecados.

Había leído hace mucho tiempo la Divina Comedia del poeta florentino Dantes.
Debo decir que el autor se acerco bastante a como era el Infierno, es decir, los castigos segun los pecados cometidos,  pero en el infierno real hay algunas diferencias.

Pude comprobarlo tras mi muerte.

Mi fallecimiento se debió al alcohol. Fue una muerte horrible, con el hígado destrozado, derrame cerebral... Bueno, el sitio en que ahora estoy es donde estoy pagando por la vida que llevaba. El castigo que me han impuesto es beber alcohol continuamente, sin pausa. Evidentemente no puedo enfermar o morir, pero los sufrimientos son atroces y eternos.

Hay otros que están siendo castigados por otros delitos, por ejemplo a los pederastas se les han convertidos en niños que son violados continuamente de una manera salvaje.

También están los que murieron a causa de las drogas. Estos desgraciados sólo ven las más horribles imágenes en una pesadilla sin fin.
A los condenados por avariciosos, viven enterrados en ataúdes de oro bajos montañas de dinero. Los castigos que Dante imaginó son terribles, pero los que yo he visto aquí, no le van a la zaga.

Que se lo pregunten a los violadores. Ellos están continuamente siendo atravesados por multitud de pequeños penes a modo de aguijones ponzoñosos. O a los ladrones, a los que se le dan comida para saciar su infinita hambre, pero siempre se quedan sin ella al robarsela otro penado al que también se la quitan, y así continuamente, sin poder calmar nunca su insaciable hambre. Al igual que los demás, no tienen un momento de descanso.

También he visto el castigo a los corruptos. Su piel se les cae a jirones produciéndoles unos dolores espantosos. A medida que les caen los trozos de piel, como si fueran leprosos, les van naciendo más piel que van desprendiendose a su vez.
 
Este infierno, creo que existen otros, no esta formado por círculos como los de la Divina Comedia, sino por enormes cavernas de cuyas penumbras salen los alaridos de los penados.

Hay muchísimas  grutas, pero los pecados de los hombres son casi infinitos,  y los guardianes están continuamente habriendo nuevas cuevas para los pecadores, y es que la capacidad del hombre para pecar, excede en mucho a la velocidad de estos demonios para alojar a tanto condenado.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 52
  • 3.78
  • -

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta