cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
INSTINTO ASESINO I
Terror |
25.09.07
  • 3
  • 8
  • 1703
Sinopsis

INSTINTO ASESINO

      


      No hacía mucho que se conocían. Pero ya ella era parte de su familia. Se habían convertido en las mejores amigas, que nadie podía imaginar. Ella llevaba varios días, intentando reprimir sus impulsos. Sabía que podía controlarse, que nunca llevaría a cabo eso que por la mente le rondaba.

      La idea era bastante bruta, pero sería el fin de todas las quejas. Ella sabía que su amiga sufría, el estrés era insoportable. Todos los días: “Mamá quiero esto, mamá quiero lo otro, mamá, mamá..." Lo único que a su amiga le reconfortaba era sentarse frente a la pantalla del ordenador. Escribiendo, una afición que tenían en común, era la forma que su amiga tenía para evadirse.
      
      Hoy no era un día distinto, los mismos llantos, los mismos ruegos. Su amiga se disculpaba diciendo: “Son niños, qué le vamos a hacer...”. La tarde ya había avanzado, el cielo se vislumbraba entre los edificios, con tonos rojizos y nacarados. Caminaban hacía casa, a cenar todos juntos, como una familia bien abenida. Mientras se disponían a subir las escaleras, las ideas volvieron a surgir en su cabeza. Esta vez no venían con intenciones de marcharse; no, esta vez venían para intentar materializarse. Ella intentó huir de esas ideas. Pero al llegar al cuarto piso, la hija mayor se colocó sobre la barandilla. Ahí estaba, tentando a su suerte. Sus intintos se elevaron. Perdió la razón, sus manos se dirigieron hacía su víctima. Su corazón decía no, pero su mente, su mente... ya no tenía independencía; sus impulsos eran dueños de todo su cuerpo.

      Sin darse cuenta, el cuerpo de su víctima ya estaba siendo golpeado en su caída. Las barandillas de las escaleras de cada piso, golpeaban el cuerpo de la niña. Al llegar al suelo, la cabeza no soportó la presión del golpe y todo quedó inundado de un color carmesí. Ella miró a su amiga, ésta abrió la puerta de casa y comenzaron a preparar la cena, como si nada hubiera pasado.
El timbre sonó, ella abrió la puerta: un vecino. Tenía sus ropas manchadas de sangre. Preguntó qué le había pasado, si necesitaba ayuda y él le dijo lo que ellas ya sabían. No encontraron pruebas de que hubíera sido empujada.

      Ellas lloraron, demostrando su dolor. Al volver a casa, después del entierro, se susurraron la una a la otra, al unísono: “sólo queda uno”.

(Continuará...)
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 19
  • 3.95
  • -

leer, escribir, los deportes,

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta