cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Inteligencia militar y espionaje
Reflexiones |
07.05.20
  • 0
  • 0
  • 1112
Sinopsis

Inteligencia militar y espionaje.

Por. Felipe Solarte Nates

Cuando íbamos acostumbrándonos al presidente Duque y su equipo informando sobre el coronavirus mientras subía en las encuestas, la resurrección de las chuzadas -que continuaron, a pesar de propósitos de enmienda anunciados cuando se destaparon hace un año-, rompió la pandémica uniformidad informativa de los principales medios de comunicación del país y el exterior.

Y no es para menos, pues a pesar del descabezamiento de once oficiales de inteligencia de las Fuerzas Armadas, entre ellos dos generales, la persistencia en el espionaje a periodistas nacionales y extranjeros, magistrados, congresistas de oposición y hasta al secretario General de la Presidencia, de nuevo encendió alarmas, en momentos en que en el Cauca diversos grupos armados masacran a líderes sociales y el presidente, gracias a la declaratoria del Estado de Emergencia, gobierna sin controles del Congreso y algunos furibundos representantes y senadores del Centro Democrático proponen que no sólo hay que achicar el Congreso sino acabarlo.

El espionaje a cargo de miembros de la inteligencia del Ejército nos recuerda al que hizo el tristemente célebre y extinto DAS, durante los dos gobiernos de Uribe, no sólo vigilando ilegalmente a opositores del gobierno, periodistas, magistrados, etc. También espiando a  dirigentes de comunidades campesinas e indígenas, sindicatos, defensores de los derechos humanos, profesores universitarios, entre otros, cuyas listas eran compartidas con grupos paramilitares que asesinaron a varios, según declararon algunos de sus desmovilizados ante tribunales de Justicia y Paz.

Algunos analistas más osados han expresado que, la vigilancia al presidente Duque ejercida al chuzar al secretario General de la Presidencia, Jorge Mario Eastman, pudo ser ordenada por dirigentes más radicales del Centro Democrático, que acordándose de la ‘traición’ de Santos, durante su segundo mandato, quieren tener absolutamente controlado al presidente Duque para que no se le descarrile al omnipresente ex(s)-presidente Uribe y sus cancerberos más radicales.

De nuevo afloran  contradicciones al interior de las Fuerzas Armadas, entre partidarios de  adecuarlas a la transformación socioeconómica y política del país, y aquellos aferrados a la Doctrina de la Seguridad Nacional, que en épocas de la Guerra Fría, implantaron los asesores norteamericanos, cuando la “lucha contra el comunismo”, acudiendo a todas las formas de lucha (apoyo a paramilitares), era prioritaria en la agenda y todo el que se opusiera al gobierno de la mano dura era considerado enemigo.

Lo preocupante es que un sector de oficiales activos y retirados no han ocultado su militancia con el Centro Democrático y que  algunos congresistas de ese partido se han atrevido a proponer el derecho al voto para los militares activos rompiendo la imparcialidad política en las fuerzas armadas y abriendo paso a una dictadura abierta o disimulada. También causa estupor que varios de los oficiales comprometidos en chuzadas ilegales también están relacionados con manejo irregular e impune de fondos ‘secretos’ destinados para comprar equipos, armas, pagar supuestos informantes y cobrar viáticos irregularmente. Parece que las cabezas que les ordenan el espionaje ilegal les alcahuetean desfalcos a fondos ‘secretos’  del ejército con tal de que les suministren la información requerida, tal como se evidenció hace un año, al caer por escándalos similares, la cúpula militar que recomendada por el expresidente Uribe promovió el presidente Duque recién posesionado, a pesar de advertencias de Amnistía Internacional sobre su participación en ‘falsos positivos’ y estar involucrados en manejo irregular de fondos del ejército.

Con bombos y platillos hasta de la Fiscalía -más preocupada por investigar a Claudia López por violar la cuarentena en Bogotá-,  de nuevo anuncian ‘exhaustivas investigaciones’ y propósitos de enmienda.  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
  • 328
  • 4.49
  • 322

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta