cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Juego de Honor.
Varios |
10.05.15
  • 3
  • 0
  • 701
Sinopsis

Aún recuerdo como empezó esto como si fuera ayer, conoces a alguien y piensas “esto se está tornando una gran amistad” o cosas por el estilo, pero no piensas que esa persona puede llegar a ser tú más grande enemigo.

Se llamaba Brayan y al igual que yo era contador y jugador, lo conocí por simple casualidad o puede que haya sido el destino, no lo sé, lo que se es que mi vida iba a caer en un abismo. Brayan y yo jugábamos cualquier juego, iguales en eso e igual de competitivos los 2 “no importa el juego, siempre gano, tengo habilidad y suerte” era nuestra manera de pensar, y eso fue lo que nos condujo a competir entre nosotros.

Empezamos con un juego de poker, nada complicado y sin necesidad de apostar, nos pusimos un límite de 2 horas, fueron 10 partidas, él gano 5 y yo gané 5, luego los dados, quien sacaba el número más alto ganaba, yo saque 12 y él saco 12, seguimos con tiro al blanco y los 2 tuvimos el mismo número de aciertos, cualquier juego terminaba en empate, no importa cual, eso nos sacaba de quicio, personas normales lo hubieran dejado así, pero nosotros no, solo nos importaba ser el número 1.

Después de tanto pensar y pensar, a Brayan se le ocurrió un duelo a la antigua, 10 pasos, un arma, el parque a media noche y nosotros 2.

Llego el día y comenzó el duelo, dimos 10 pasos, disparamos y ambos nos dimos en el pecho, parecía que hasta en la muerte íbamos los 2 al tiempo, pero no era así, Brayan había usado balas de salva y yo normales, aunque nos disparáramos al tiempo, yo iba a ganar, porque iba a ser el único que estuviera vivo al final, no podía permitir que ganara, pero en realidad nos matamos mutuamente. Brayan murió en el duelo y la bala que me atravesó no era solamente de salva, tenía veneno, que me mato de forma lenta y dolorosa al acabo de una semana, solíamos ser exactamente iguales, hasta nuestra fecha de muerte era la misma, solo que yo me salte ese día, supongo que ahora competiremos en el infierno.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta