cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Justa Reclamación.
Fantasía |
14.07.15
  • 3
  • 0
  • 642
Sinopsis

Un espíritu sopesa la posibilidad de reclamar su casa.

Vivo en esta casa desde hace más de 50 años. Aquí nací, viví y también dónde fallecí. No, no me he equivocado, y ustedes tampoco han leído mal. Quizá lo hallan adivinado. Soy lo que suele denominarse como un fantasma, un espíritu, un ente, etc.

Cuando me di cuenta que realmente había fallecido, pensé que iría a algún sitio, pero al parecer sigues viviendo durante un largo tiempo en el mismo lugar, sobre todo si allí fuistes feliz.

La casa se halla, por fortuna, en una zona algo apartada y su estado es un poco ruinoso. Esto me ha evitado molestas visitas, salvó algún despistado vagamundo cuya estancia no suele durar más allá de la primera noche. Quizá los ruidos y las apariciones no suele gustar a estos molestos invitados.

Fui el último habitante vivo de esta casa después que mis padres y mis hermanos fallecieran, unos por enfermedad, otros por pura vejez. Los criados se fueron y la casa quedo sola. Bueno, conmigo como vaporoso e ingrávido habitante.

Cierto día llego un hombre. Me sorprendió su atuendo, no parecía un mendigo como los que eventualmente pasan alguna noche aquí. Al parecer era un excursionista que seguramente se había extraviado, pero sobre todo lo que realmente me dejo perplejo era que podía verme.

Bueno, despues de mi sorpresa inicial, estuvimos hablando y me dijo que desde pequeño tenía esa habilidad, ese don. Conocía a varios fantasmas que también vivían en antiguas casa abandonadas. No se trata de que sólo vivamos en casa abandonadas, pero en en estos lugares es más fácil contactar con nosotros debido al silencio, habitual de estos lugares.

Me comentó que era abogado, y que casualmente había encontrado en unos archivos, un  documento donde un supuesto  fantasma reclamaba la propiedad de la casa donde siempre había vivido.

El abogado guardaba el documento como una curiosidad, pero le convencí para que estudiase las posibilidades de cursar una  demanda de propiedad de esa naturaleza.

Me dijo que sería una locura y que seguro que ningún juez aceptaría semejante juicio, pero podía investigarlo.Me pregunto por que quería que defendiera una  demanda del otro fantasma, le dije que era por que me parecía justo.

Lo que no le dije fue que quería que defendiera las aspiraciones de ese otro ente, por que deseaba que se celebrase el juicio y se creara asi, un antecedente legal. 
Por qué, quien sabe? quizá yo también formule en un futuro una demanda de propiedad de la casa que hábito. Nunca se sabe.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 54
  • 3.91
  • -

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta