cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Justicia Trancisional y avispero alborotado
Reflexiones |
09.10.15
  • 0
  • 0
  • 602
Sinopsis

Justicia transicional y avispero alborotado.

Por: Felipe Solarte Nates

Los beneficios de la paz los hemos vivido desde que el 20 de julio, las Farc, asumió el cese unilateral de acciones armadas y el gobierno suspendió bombardeos contra campamentos de ese grupo guerrillero. El transcurrir sin emboscadas contra patrullas del Ejército y Policía, la voladura de oleoductos, puentes y torres de energía, especialmente en el Cauca, nos ha hecho vivir un remanso de tranquilidad.

 A pesar de la enconada oposición del Centro Democrático, la Comisión Primera del Senado acaba de aprobar en primer debate la concesión de facultades extraordinarias al Presidente Santos, para sacar adelante las leyes que posibiliten acuerdos con las Farc buscando su desmovilización definitiva.

 La acogida de las Farc a la Justicia Transicional y al plazo tentativo de seis meses para la firma de acuerdos previos al desarme y se conviertan en partido político, es muestra fehaciente de que la cúpula guerrillera y sus tropas está decidida a reincorporarse a la sociedad. La novedad es que los beneficios de penas reducidas por los numerosos crímenes cometidos en medio de la guerra, no sólo apuntarán a los guerrilleros que confiesen. También incluirá a los militares, funcionarios del Estado y particulares que unidos con los paramilitares hayan participado en masacres, desplazamiento forzoso, despojo de tierras, ‘falsos positivos, etc. Los que se nieguen a reconocer  sus delitos ante el Tribunal especial de magistrados nacionales y extranjeros, que con el visto bueno de la Corte Penal Internacional aplicarán la Justicia Transicional, no recibirán retenciones entre cinco y ocho años y serán procesados por la Justicia ordinaria y condenados con penas carcelarias más altas.

Mientras la mayoría de militares que participan en la negociaciones de Cuba y los retirados y activos en Colombia están de acuerdo en acogerse a los beneficios de la Justicia Transicional, los uribistas recalcitrantes siguen empecinados en  que los únicos juzgados y condenados con todo el rigor de la ley sean los guerrilleros de las Farc y no paran  sus trinos estruendosos  en contra del proceso, apoyados por el Procurador Ordoñez.

El problema es que alborotando el avispero mediático terció el cuestionado por vitrinero e inoportuno Fiscal Montenegro, para abrir la posibilidad que el ex Presidente Uribe sea investigado por apoyar al paramilitarismo y numerosas masacres que cometieron sus amigos de las transmutadas en AUC,  Convivir  cuando fue gobernador de Antioquia.  El ex-presidente se defiende arguyendo que buscan apresarlo a él y no a los guerrilleros y debilitar al Centro Democrático, en vísperas de las elecciones del 25 de octubre, asumiendo una posición de víctima similar a la que adoptó el alcalde Petro, cuando en vísperas de elecciones fue drásticamente sancionado por el Procurador Ordoñez.

Numerosos analistas recomiendan a los uribistas dejar de oponerse al acuerdo y más vale aprovechar los beneficios anunciados para que numerosos dirigentes del Centro Democrático con ‘rabo de paja’ por su pasado paramilitar se acojan a la Justicia Transicional, al igual que los militares que los ayudaron y quienes desde sus prisiones están dispuestos a cantar buscando acogerse a los beneficios anunciados.

El respaldo logrado por la mayoría de partidos políticos colombianos, el papa Francisco, la OEA, UNASUR, la ONU, la Unión Europea y el gobierno de los Estados Unidos, contrasta con la oposición cerrera del Centro Democrático que desconoce la Justicia Transicional, también adoptada en Suráfrica, Irlanda y otros países que vivieron encarnizados conflictos armados y acogida durante el gobierno de Uribe, cuando desmovilizaron parcialmente a los paramilitares pero que no acepta con las Farc y desaprueba que la confesión de la verdad sobre crímenes cometidos en el conflicto no se limite a los guerrilleros y se extienda a empresarios, políticos y militares que trabajaron con los paramilitares y quienes sin embargo, también tendrán derecho a iguales penas benévolas. El problema es que senador Uribe y sus amigos siguen aferrados a la aplicación de todo el peso de la ley para los guerrilleros y sin que se le metan al rancho de su pasado cuando fue gobernador de Antioquia e impulsó a las Convivir, madre de las Autodefensas Unidas de Colombia, que tantas ‘proezas por la Seguridad Democrática’ hicieron en conjunto con algunos comandantes militares en el Aro,  Mapiripan, Uraba, Montes de María, el Naya y tantos sitios de Colombia asolados por las masacres de humildes campesinos indefensos, despojados de sus tierras acusados de ayudar a los guerrilleros.

Con los acuerdos de confesión de la verdad, pedir perdón, restitución y no repetición, para todos los actores del conflicto, se busca que afloren las causas y pormenores de barbarie que desangró al país durante aciagas décadas y dejen a un lado posiciones prepotentes como si fueran dueños de la razón absoluta y sus delitos estuvieran inmunizados por justificaciones ideológicas, políticas y religiosas para sustentar fundamentalismos de izquierda o derecha.  El problema es que a los que se autocalifican de “buenos” y a sus crímenes los ven como simples gajes del oficio, no les gusta que todos estén… en la cama o el suelo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
  • 211
  • 4.6
  • 267

Escribo por necesidad de expresar lo que no puedo hablar con mis conocidos y otras personas que nos limitan con su presencia y nuestros temores y prejuicios. El papel nos permite contar historias sin las limitaciones de tener alguien al frente. Me ha gustado leer desde la niñez y empecé a intentar con la narrativa a mediados de la década del 70 del siglo pasado.Soy columnista de algunos periódicos regionales en Locombia. Publiqué mi primer libro "Relatos en busca de Título" en 2011 .

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta