cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
KAIROS.
Poesía |
17.08.18
  • 5
  • 2
  • 516
Sinopsis

Kairos: Un momento perfecto, delicado y crucial; la fugacidad correcta de espacio y tiempo que crea una atmósfera conveniente/oportuna para la acción, las palabras o el movimiento.

"Qué extraño

hermoso
es siquiera
existir",
susurró mientras
observaba aquellos
planetas girar 
en el techo 
de su cuarto.
Robó Venus,
Marte,
Júpiter

Saturno
una noche 
a las cuatro 
de la madrugada,
cuando resultaba
imposible dormir.
"No puedo
ahogar a mis demonios,
saben como nadar",
escuchaba mientras
veía las estrellas brillar.
Consiguió subir al cielo
y usar la luna como un barco
para navegar 
por el universo.
Visitó la Galaxia de Andrómeda,
observó la Nebulosa de Orión
y llegó a la conclusión
de que el universo era 
un simple cementerio
lleno de estrellas muertas
y cometas sin nombre.
De galaxias fusionadas
y agujeros negros
que no llevan
a ninguna
parte.
Bajo su cama
no había monstruos,
solo historias sin contar.
Secretos que no
querían ver la luz,
mentiras que querían
convertirse
en verdad,
corazones rotos
sin reparar.
Un lugar donde
los malditos
podían descansar.
Su mente era 
la caja
de Pandora.
Un garabato
perfectamente irregular.
Versos que quemaban,
recuerdos que provocaban
dolores de cabeza.
Palabras nunca dichas,
sentimientos ocultos
y
símbolos sin descifrar.
Un mar de ideas
sin descubrir,
tan bravío,
tan tranquilo
y
contrariado.
Se encontraba
en medio de la tormenta
perfecta,
en el ojo 
de un huracán
donde 
por un minuto
todo permanece 
en silencio,
antes de que
el caos se
convierta en la
silueta más
hermosa de la
naturaleza.
Cuando 
el sol se colaba
por su ventana
apagaba los planetas,
las estrellas dormían
y su cuarto
quedaba blanco

solitario
cómo su alma.
Las lágrimas
no tardaban en volar
cómo estrellas
fugaces en 
la noche.
El silencio
inundaba aquellas
cuatro paredes,
su mente
había cerrado
por vacaciones.
Solo una voz hacía eco
y resonaba 
por cada rincón
hueco.
"Por cada lágrima que
recorra tus mejillas
una flor 
crecerá
y
florecerá.
Actúa como
el verano
y
camina como
la lluvia.
Entonces el
mundo
te pertenecerá."

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 184
  • 4.38
  • 509

Poetisa empedernida en busca de ser todo lo que el mundo siempre quiso tener.

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta