cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Karim Neha
Infantiles |
06.08.16
  • 5
  • 1
  • 642
Sinopsis

Cuentan los ancianos que en aquella aldea vivió una niña de belleza celestial con un gran corazón, que a pesar de vivir en la extrema pobreza, siempre estaba dispuesta a ayudar a los demás, su generosidad, la llevo a conocer a una ancianita, que cambiara la vida de esta pequeña para siempre. Relato ganador del XXII certamen de literatura infantil Cuentos sin Fronteras DE OTXARKOAGA en Bilbao España 2014

Karim Neha

(Cuento Ganador XII Concurso de Cuentos Infantiles sin fronteras de Otxarkoaga, Bilbao España 2014)

 

Cuentan los ancianos del pueblo  que en una aldea muy remota a la que Llaman monte Verde, vivía una niña a la que llamaron Karim Neha,  bella e inteligente, todos suponían  que era adoptada. Por el poco parecido a sus padres, pues tenía los ojos verdes, cabello  rubio, la tez blanca,  y sonrisa angelical. Vivía en una humilde choza de Madera, junto  a sus padres, muy pobres, carecían  de electricidad y agua potable, dormían amontonados en un petate en el suelo, sin televisión. Descansaban en bancos hechos de madera, solo disponían de una vieja  radio de baterías,  y  Candiles que alumbraban las oscuras noches. La miseria los transformó en personas desconfiadas, incrédulas, tacañas, y egoístas.

 

Tortillas con sal o tomate, eran parte de la obligada dieta alimenticia, de vez en cuando morocas maduras, bananos, arroz y Frijoles nunca habían probado el sabor de las carnes, muchas veces lograron saciar el hambre con solamente agua; aferrándose testarudamente al milagro de la vida.

 

Por las tardes acostumbraba  pasar  por la casa de Karim una Anciana con ropa mugrienta, descalza, uñas largas, y sin dientes. En su cabeza un sombrero de junco, e iba escoltada por un perro al que llamaba viernes. La anciana siempre tocaba religiosamente, la Puerta donde vivía Karim, ella les pedía un poco de comida donde vivía  Karim, cuando sus padres abrían la puerta, les pedía un poco de comida,  y ellos  se molestaban tanto que muchas veces llegaron a golpear la puerta diciéndole;

-! No tenemos ni para nosotros contimás para una vieja loca como usted!

 

-! Aunque sea una tortilla para mi perro! - clamaba la anciana.

 

- ¿Esta loca señora?! Si tuviéramos una tortilla jamás se la daríamos a usted!!Mucho menos a su mugroso perro!, ¿porque no molesta a los Fernández? Ellos son ricos…

 

Pero  la anciana nunca se cansaba de pedir,  y todos los días Recibía la misma respuesta, el mismo desaire. Los padres de  Karim cansados, optaron por esconderse cuando observaban que se aproximaba en el camino, o simplemente no le abrían la puerta cuando la anciana tocaba la puerta.

 

Un día en que los padres de Karim no estaban en la casa, la pequeña niña abrió la puerta,  la anciana, sorprendida, con ojos  de asombro  y rostro enternecido Exclamó:

 

- ! Tengo hambre! ¿Podrás regalarme una tortilla para viernes, mi perro?

 

- Umm, voy a ver si tenemos algo, a veces no hay ¡nada para dar!... Umm hay dos tortillas, tome, esto es lo que tengo pero, por favor, váyase luego, que si vienen mis padres me regañaran, y no quiero que se den cuenta que regalé mi almuerzo.

 

- ¡Gracias mi niña bella! ¡Que Dios te lo Multiplique! Eres una niña con un gran corazón, y tus padres también, aunque esta vida, a veces, no es justa.

 

- ¡Deseo ayudarla con más, pero no tenemos! Mis padres son muy pobres, y no tenemos mucho que dar;  por eso se molestan cuando alguien toca la puerta para pedir.

 

-  Ellos no han  aprendido  a compartir. "El que no regalemos un  poco de  comida no, nos hará más ricos, ni tampoco nos hará más pobres si lo regalamos".

 

Una vez pronunciadas estas palabras la anciana se marchó. Karim quedó pensativa, así que se le ocurrió, que al día siguiente la esperaría en el camino, antes de que tocase la puerta de la casa. La recibió con unas tortillas, sal y tomate.

 

-  ! Aquí tiene un poco de lo que comeré hoy!

 

- Gracias mi niña, éstas son las tortillas más deliciosas que he comido en estos días

- dijo la anciana, en señal de agradecimiento.

 

Al día siguiente  Karim volvió a esperar a la anciana, a escondidas de sus padres. Esta vez traía un poco de arroz con frijoles y tortillas.

 

-! Tome, señora,  aparté un poco de mi almuerzo para usted y su perro!

 

Así pasaron los días. Karim siempre  se escapaba para compartir su comida con la señora, pero  ya no regalaba frijoles con arroz,  ahora regalaba comida deliciosa, como guisos de vegetales, pollo, carne de conejo…. hasta algunos  días ¡carne de pato!

 

- ¡No sé qué pasa en mi casa, pero  las cosas están mejorando!, mi papá está llevando cosas que nunca habíamos probado. ! Consiguió un empleo!

 

- Pronto lo  entenderás - explico  la anciana -! Eres una niña muy linda y generosa,  Dios te cuidará  siempre!

 

La abundancia empezó a florecer en la casa de Karim Neha. Estrenó zapatos, ropa de moda, pero su generosidad no cambió, siempre, religiosamente, llevaba comida a la anciana. Esta vez decidió, regalarle zapatos, ropa de la que su madre ya no usaba. Imaginó a la anciana bien bañada y cambiada elegante, con la nueva ropa que le regalaría.

 

- Le he traído estos zapatos. Ya no quiero verla descalza, y quiero que se cambie de ropa. Deseo verla bella. Mis padres no están en casa, así que venga a bañarse, que quiero verla bonita. Señora con eso me hará muy feliz - dijo Karim.

 

La Ancianita se vistió la ropa modelo ante la pequeña. Una sonrisa se dibujaba en su rostro que miraba fijamente  a los ojos de Karim.

 

- Te veo feliz, pequeña. Tu felicidad me  ha contagiado. Es hora que te enseñe una lección de vida. Cuando compartes con los demás generas felicidad, y la felicidad regresa a ti. Nada de lo que das se queda en la naturaleza. Esta te lo devuelve. La miseria que embargaba  a tus padres  no los dejaba prosperar. Perdieron los sueños, la  esperanza, y con ello la generosidad. Endurecieron su corazón. La miseria los hizo olvidar el dolor ajeno por el propio, y obstruyeron  el círculo de la prosperidad. Todo este Tiempo he estado buscando alguien como tú. Mi nombre es Josefina  Batres. ¿Ves estas fotos de cuando yo era joven?

 

- ¡Que hermosa y elegante era usted en su tiempo!

 

- Así es, mi niña. La belleza se corroe con el tiempo. ¿Ves este folder? Contiene un testamento que te convierte, a partir de hoy,  en la heredera universal de la fortuna que acumulé durante más de setenta años. No tuve hijos, y siempre fui feliz con lo poco que tenia. Ahorré cada centavo que me sobraba. Quiero compartir mi fortuna contigo, porque tu corazón es generoso. Sé  que lo emplearás en el bienestar de nuestro prójimo, lo veo en tus ojos, mi niña. Sé que llegaras a ser una gran mujer.

 

En ese momento sacó un lápiz y firmó su testamento.

 

 

Karim Neha creció, y con ella, su corazón bondadoso. Logró graduarse de Licenciada en Trabajo Social. Sus padres no volvieron a padecer de hambre. Fundó una organización de bienestar social que alberga a los enfermos, ancianos, y mendigos a los que proveía de un techo, alimentación, salud y amor.

 

Josefina Batres Falleció a los pocos días de haber regalado su fortuna. Viernes, su perro murió días después de tristeza, por haber perdido a su inseparable compañera.

 

Josefina  había pedido  a Karim un último deseo. Que en su velorio  repartieran abundante comida, ofreciendo la posibilidad de aseo y ropa nueva a los mendigos de Monte Verde. Muchos asistieron a su funeral.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Bonito relato. Se lee muy fácil debido a que es para niños. A veces estos textos son los que más debemos recordar, suelen ser el inicio de nuestros días de lector. Saludos y bienvenido a la web!!!
  • Cuentan los ancianos que en aquella aldea vivió una niña de belleza celestial con un gran corazón, que a pesar de vivir en la extrema pobreza, siempre estaba dispuesta a ayudar a los demás, su generosidad, la llevo a conocer a una ancianita, que cambiara la vida de esta pequeña para siempre. Relato ganador del XXII certamen de literatura infantil Cuentos sin Fronteras DE OTXARKOAGA en Bilbao España 2014

Sin temor a equivocarme, soy un iluso, amante de la vida, mensajero de esperanza, apasionado de la prosa, que busca a través de este oficio acallar los demonios de la mente

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta