cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
la búsqueda de la felicidad
Reflexiones |
16.12.14
  • 4
  • 2
  • 1106
Sinopsis

Había decidido dar el gran salto, cambiar las ruinas y rutinas de su vida, aprovechar cada minuto que le quedase.
Que metería en la mochila, que cosas de aquella habitación necesitaría imperiosamente para su viaje. Cuales echaría de menos dentro de diez años a mil kilometros de profundidad.
Cerró los ojos y la puerta. Fué caminando hacia la estacion intentando olvidar el camino de vuelta. Cogió un billete a ninguna parte, solo de ida. A la ninguna parte mas lejana que llevasen las vías.
Se vio sentado en el vestíbulo esperando nervioso.Todo el recorrido hasta allí había estado mirando para adentro. No recordaba ni una cara, ni frio, ni calor... Esa era la idea.
Se acercó al bar. Compro un bocadillo de tortilla sin huevo y dos botellas de agua. 
Sonrió sin gracia un servicio sin atención.
Había pensado en guardarlos para el viaje, pero luego decidió que era demasiado pronto para llenar la mochila de cosas inanes. Comió sin ganas el bocadillo sin huevo y bebió sin sed. Fue uno de los mejores tragos de su vida. 
Se pasó la mano por la boca y saco restos del bocadillo y de un beso, del Beso. Relamió los dedos y cogió rumbo al anden.
Estaba nervioso y excitado. De ese nerviosismo que provoca palpitaciones y de esa excitación que te obliga a sentarte con delicadeza.
Sentado en el tren se estiró los calcetines hasta el imposible, miró el reloj y cerro los ojos.
Imagino a una mujer hermosa a la que poder amar sin amor; apadrino una canción tarareando su estribillo, repetitivo y dulzón...Y mientras se desabrochaba el reloj.
El tren arrancó.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Nadie es absolutamente bueno, ni absolutamente malo...solo absolutamente humanos.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta