cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La búsqueda II
Fantasía |
09.06.15
  • 5
  • 1
  • 957
Sinopsis

      La seguía casi corriendo, ella en vez de andar, parecía que volaba, sus pasos eran cortos y largos al mismo tiempo, y Juan no podía dejar de mirar aquellos cabellos de oro que se movían al ritmo de su vaivén. Su ropa se confundía con su cuerpo, no sabía donde empezaba su piel y donde acababa la ropa. ¿O era todo piel? No había visto ningún ser parecido. Ni en revistas, ni comics, ni películas.

      Un ruido le sobresaltó, no se había dado cuenta, pero a su alrededor se habían ido juntando seres muy parecidos a la chica que tenía delante, hombres y mujeres que andaban a su par y los envolvían con un aire mágico que los transportaba. De vez en cuando veía algunos seres más pequeños asomando de entre las hojas, seres que parecían niños, seres que lo miraban con curiosidad y reían y corrían a su alrededor.

       Juan sentía que volaba, miraba sus pies por si estos se habían levantado del suelo, pero no, seguían apoyándose sobre la hierba del bosque. Pero seguía sintiéndose extraño, como si algo estuviera cambiando dentro de él, algo que no entendía. Mientras intentaba analizar todo lo que estaba pasando, llegaron a una zona más frondosa, una zona rodeada de arbustos y más árboles, donde casi no llegaba la luz. Le sonaba aquel lugar, algo le decía que ya había estado allí, pero tan pequeño como era, no conseguía ubicarlo.

      Empezó a fijarse más y se dio cuenta de que todo estaba lleno de casitas hechas con hojas, de casitas que subían por los árboles y los cubrían con pequeñas escaleras. A pesar de no entrar mucha luz natural, todo tenía un brillo especial. Si se fijaba mejor las casas estaban rodeando un claro. La muchacha que iba delante se sentó en una silla que había en uno de los lados, y acto seguido, todos los demás se sentaron. A Juan casi no le dio tiempo a reaccionar. Cuando se quiso dar cuenta, estaba en medio de aquella pequeña plaza, rodeado de esos pequeños seres.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 53
  • 4.74
  • 7

Me encanta el olor a libro nuevo. Cuando abro uno lo primero que hago es olerlo. Alguna vez me gustaría abrir uno con mi nombre en la portada.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta