cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
La casa
Terror |
20.04.20
  • 4
  • 10
  • 540
Sinopsis

Esto me pasó a mí hace unos meses.

~~Las casas en Japón son desechables, son de madera y duran unos cincuenta años. Yo no tengo el dinero para tirarla y hacerme otra, aunque ya pase de los sesenta. Como si mis deudas no fueran suficientes…
Trataba de dormir, digo trataba porque daba vueltas como loco, cuando me cae una gota en el ojo. Una gotera es tan pequeña e insignificante en una casa, pero tan letal como el pellejito junto a la uña. Prendí la luz, moví el colchón y fui por una cubeta. Al solucionar el problema perdí toda esperanza de dormir lo que quedaba de la noche. La gota que me entró al ojo tenía pedazos de madera y suciedad, se me infectó de inmediato.
Fui a trabajar, a lidiar con un jefe que me odia más de lo que yo a él, a un maldito trabajo que detesto. Tras una larga discusión conseguí un permiso para salir antes y buscar un arquitecto. No me cobraría nada por ir a ver pero tendría que esperar una semana.  Le insistía para que viniera lo más pronto posible cuando me doy cuenta que la gotera se volvió una cascada. La lluvia constante sobrepaso mi cubetita y me dejo un charco en todo el cuarto. Más que agua parecía orina con lodo. El agua se coló al primer piso y dejó otro charco en la sala.
Lo dejé todo como estaba y me dirigí al oftalmólogo, a que me sacara la basura que me molestaba tanto. Después de una limpieza profunda y muy cara, regresé a casa con el mismo malestar. No servía de nada limpiar y secar porque el agua seguía cayendo. Otra noche sin dormir por la maldita gotera.
La lluvia ceso pero mi dolor en el ojo aumentó. Esperé una semana al ocupado arquitecto para que me informara lo que tanto temía, tenía varias goteras en casa y no se podían reparar. Era necesario cambiar todo el techo pero no me lo recomendó pues la casa es muy vieja y las paredes también me darían problemas en poco tiempo. Tenía que aguantarme o mudarme, así de simple.
Fui a otro oftalmólogo para otra limpieza, mi malestar empeoraba. Me hizo lo mismo y me dio unas gotas, por eso me cobró el doble. Me subí al techo para cubrirlo con una manta de plástico y la fijé con varias piedras. Todo el fin de semana para eso pero no ayudó en nada. No sé cuándo se voló el plástico. Afortunadamente no goteaba con cualquier lluvia, solo con tormenta, así que pude soportar. Lo que no me aguantó fue el ojo, me empezó a crecer una bola en el parpado inferior y me tuvieron que operar. Se me enterró algo y mi cuerpo lo cubrió con pus. Quería anestesia general pero solo me picaron cuatro veces alrededor del ojo para sentir menos dolor. Talvez no sentí nada pero pude verlo todo, el cuchillo, la sangre y la pus.
Después de la recuperación me despidieron o renuncié, no estoy seguro de cómo terminó todo. Buscaba trabajo pero no conseguía nada, así que todo el día en casa. De pronto, que escuchó un ruido junto a mí pero no había nada. Sonó como cuando los cuervos se alborotan al amanecer, pero era de noche. Los cuervos no están activos de noche, esos son los gatos. Un gato estaría escalando por fuera.
En la mañana escuché el ruido otra vez, pero al revés; del techo hacia la pared. ¡El animal estaba adentro de mi casa! Revisé por todos lados pero no encontré nada raro. La siguiente vez que escuché el ruido, de la pared hacia el techo, salí volado con una linterna para revisar por fuera. No había forma alguna que un gato estuviera trepando por ahí, no había de donde agarrarse; era una pared lisa y no había a donde subir. Entré en pánico al pensar que era una rata dentro de las paredes de mi casa. Las ratas no andan solas, por si fuera poco.
Al día siguiente, con calma y luz, revisé todo alrededor y encontré unos pequeños agujeros con rejas. El arquitecto me dijo que eran para que respirara la casa, por cuestiones de humedad. La rata subía en la noche a dormir y salía en la mañana. Sin importarme las consecuencias, tapé todos los hoyos. En la noche escuché el ruido de nuevo, la rata estaba atrapada. Le dio un ataque de ansiedad o claustrofobia, la escuché alborotarse y correr por partes del techo que no habían sonado antes. Pensé en dejarla salir y volver a cerrar pero recapacité y consideré que lo mejor sería matarla de hambre.
La muy perra encontró otra salida, talvez por el techo, yo que sé. Ahora sonaba más tranquila pero por diferentes lugares de la casa. Desesperado, en un ataque de ira, hice un agujero a la pared con un martillo. Antes de taparlo quise ver como estaba, arranqué pedazos de madera hasta dejar un espacio para meter la cabeza. Estaba muy oscuro. Metí el celular con la luz y le puse grabar, mientras le daba vueltas despacio para captarlo todo.
Encontré varias ratas, pero muertas. Algunas estaban todavía frescas, probablemente de la noche anterior. Había otras sin carne, solo huesos. Ratas de todos tamaños, pequeñas como un hámster y otras enormes. Uno de los cráneos era gigante y con los dientes diferentes, probablemente un gato pequeño. Por solo un segundo y muy borroso se alcanza a ver algo que se mueve al fondo. Pausé el video cuadro por cuadro y se ve algo así como una araña gigante, o un cangrejo. Se ven tres palos largos que podrían ser patas y sujeta algo que le tapa el frente, estaría comiendo. Volví a meter el celular y grabé solo esa parte, pero solo aparece el bulto que se comía. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Yo eliminaria los comentarios, si un relato te parece malo o no te gustó. Bueno es asunto tuyo puedes asumirlo no hay por que desahogarse con el autor de echo es una "libertad" que uno se toma cuando aquí nadie hemos pedido un profe que nos corrija las faltas es como si vas a un gimnasio y la gente que esta en forma te llamase gordo por tu bien para que adelgaces y estes en forma , puede que te haga sentir mal y dejar de ir. Yo creo que para corregir hay que llevar algo dentro una inquietud que quiza yo no comprenda.
    Yo no creo que el objetivo principal sea aprender quiza mas transmitir algo de la forma que aquí la gente humildemente y con sus capacidades y recursos le permiten que de ahí se generen consejos y opiniones que podrían hacer mejorar la forma de TRANSMITIR que en definitva es el objetivo fundamental con mas o menos faltas. Mas que el papel alumno-maestro que en ocasiones puede resultar cansado e incluso irrespetuoso creo que para aconsejar hay que ser muy humilde para hacerlo bien.
    Desafortunadamente se puede dejar un comentario, pero no es obligatorio que sea una mentira. Si la gente no quiere que le señalen errores y comentarios negativos, mejor que no publiquen. Yo no soy ningun grande de las letras, solo que cuando veo un error de ortografia y redacción lo señalo, y si algo no me gusta lo digo, trato de decir el por que también. Uno de los propositos de esta pagina es que el escritor mejore. Se lograra dandose de topes en ocasiones pero venga que no pasa nada. Poco ayuda el que todos nos pongamos 5 estrellas en todo y nos digamos "maravilloso me encanto", para eso mejor no poner nada. Que lo lean nuestras queridas abuelas nada mas y nos llenen de felicitaciones
    Og sans, no sabes la diferencia entre titulo y sinopsis. En este caso el titulo es "la casa". Pude terminarlo antes? Creo que le falta mas bien darle punch al final. Acabarlo antes dejaria todo al aire, seria mas vago de lo que ya es.
    Gracias por leerlo! La verdad es que sí es muy malo. Tenía que matar el tiempo porque no tenía nada que hacer en la oficina. Escribí apresurado y sin inspiración, este es el resultado. Y no solo eso, tiene mucho que no escribo y todo lo que he escrito en estos tres años me parece terrible. No creo que sea solo práctica lo que me falta, también inspiración. Tengo un cuento largo de 50 páginas, casi lo termino pero tampoco es muy bueno jajajaja.
    Las ratas le agujerearon el techo al pobre hombre y luego apareció... un insecto gigante? Jopé, eso es mala suerte!
    Al fin quiere uno saber que pasa con la casa y el animal que ya no aparece al final (especialmente si era un cangrejo).
    Contuve la respiración hasta esta parte "pero solo aparece el bulto que se comía.". Desgraciadamente sí, el final es muy flojo, no hay simetría entre toda la extensión del cuento y él. Habría que hacerlo un poco más heroico o aterrador. Saludos.
    Me sorprende que alguien vaya de fiera comentando los relatos de los demas como si fuera un genio de las letras........ Y luego caballero. Escriba así y ni siquiera sea capaz de poner un título correctamente. El comentario anterior que he escrito con arrogancia y prepotencia no es propopio de mi sino simplemente he utilizado el tono dogmático y de superioridad, que el autor de este relatonutiliza para comentar relatos ajenos haciendo gala de un supuesto saber y talento que en mi humilde opinión........no tienes.
    El título me paso a mi hace unos meses, es una redundancia el a mi no es necesario, esto me paso hace unos meses seria la forma correcta. Podrias haberlo concluido antes, a no ser que el extenderse en demasia sea parte de la grandeza del desenlace(en tu caso no lo es).
  • Me pasó el 27 de diciembre del 2019

    Esto me pasó a mí hace unos meses.

    Me sucedió hace unos meses y me impactó a tal grado que me vi obligado a escribirlo

Mexicano viviendo en Japón, gozando de mis dulces 16 (por segunda vez), godin deprimido, rapero frustrado, comediante serio, escritor (bastante malo [maligno, no mediocre]{creo}) Antes escribía puro terror, pero estos últimos años me ha entrado un calorcito que me obliga a escribir puras cosas cachondas, aunque de vez en cuando se me sale el demonio. Solía estar muy activo en esta red pero me cambié de trabajo. Ahora gano mucho dinero pero casi no tengo tiempo libre. También me dio por dibujar más que escribir, casi todos los días dibujo. Checa mi instagran: orashiosensei

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta