cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La casa de enfrente
Terror |
20.09.08
  • 4
  • 4
  • 1211
Sinopsis

“¿Otra niñera nueva? Ahora que me había echo amigo de la ultima” Pensaba eso mientras veía como mi vecina, que estaba embarazada, le daba la bienvenida a una chica joven para que cuidara a su hija de 5 años, y esta ya era la tercera. Yo le pregunte a mi madre que había pasado con la antigua niñera, ella fue breve:
-Se fue y dejo a la niña sola en casa.
Y ya no pregunte mas, pero no fue precisamente eso lo que paso con la niñera…

Tendría yo 5 años y mi vecina pequeña 3, siempre estaba yo en su casa o ella en la mía, sus padres trabajaban hasta tarde, así que tenia que contratar alguna niñera para que cuidase de su hija.
No recuerdo el nombre de la primera niñera, ni su aspecto pero si su historia en casa de mi vecina.
Ella llegaba a casa y dejaba su chaqueta doblada en la silla, aunque luego cuando tenia que irse estaba encima de la mesa del salón, siempre pensó que era la pequeña hija o su vecino que estaban jugando y movían la chaqueta de sitio. Pero siempre se le cambiaba de sitio, incluso cuando había dejado a la niña que cuidaba dormida en la cama y su vecino estaba en su casa. Ella quería pensar que se despistaba, que ella lo cambiaba de sitio y luego no se acordaba.
Mientras estaba en la cocina con la radio puesta, decidió poner la chaqueta en la silla y esconderse en un sitio donde poder ver quien la cambiaba de sitio.
Espero y espero pero la chaqueta no se movió de sitio, así que pensó que seria ella misma y no se acordaba, volvió a la cocina y vio que la radio estaba desenchufada... No podía ser, ¡ella no recordaba haberla desenchufado!
Cuando llegaron mis vecinos la niñera le explico todo lo que le pasaba en esa casa, porque no solo estaba el caso de la chaqueta y la radio, también había visto como su hija de 3 años venia corriendo a la cocina riéndose, luego la niñera le preguntaba:
-¿De que te ríes?
-Me rio con la mujer mayor que hay en mi cuarto.

Mis vecinos le explicaron todo.
En esa casa vivía con ellos una mujer mayor, ellos pensaban que era la difunta madre de mi vecino que siempre quiso que mi vecino tuviera un hijo. Puesto que, mi vecina pequeña era adoptada.
Mi vecina mayor se levanto una noche oyendo algo en el salón y vio una mujer vestida de negro con un moño. Mi vecina pregunto quien era y ella se fue para la cocina y desapareció.

Cuando mis vecinos le contaron esta historia a la niñera no volvió más a esa casa y tuvieron que contratar a otra.

La historia de la segunda es peor. Si mi madre me dijo que se fue de casa y dejo a mi vecina sola en ella es cierto, pero cambio un poco las cosas.
Ella se fue pero cojió a la niña que cuidaba. Llego a la noche, cuando mis vecinos regresaban, ellos vieron desde afuera como su casa tenia todas las luces encendidas, la segunda niñera les explico que las luces no paraban de encenderse y apagarse. Mis vecinos les explico la historia, nunca volvió la niñera.

Mientras buscaban otra niñera mi vecina pequeña se tenía que quedar en mi casa y la cuidaba mi madre.
Es extraño lo que sucedió después, mi vecina se quedo embarazada. Después de que los médicos le dijeran que era imposible ella se quedo embarazada.
Después de eso con la tercera niñera no hubo problemas de fenómenos extraños. Seguramente seria porque la mujer mayor por fin vería un nieto de su misma sangre.

Cuando nació mi vecino pequeño, fue mi propia madre la que cuido de ellos, puesto que la tercera niñera también se fue pero por motivos de estudio.
Una de las veces en las que acostó a mi vecino pequeño en su cama por la tarde, ella se quedo medio dormida, cuando se despertó vio como poco a poco la sabana se movía sola y tapaba al pequeño que dormía tranquilamente.
Después de eso no volvió a pasar nada.

Esta historia es real, yo conozco a esa chica que se reía con una mujer mayor en su habitación cuando tenía 3 años, que por cierto, tuvieron que llevarla a un psicólogo cuando tenía 4 años porque tenía miedo de alguien que le hablaba por las noches.
Yo he estado en esa casa, esta en frente de la mía y nunca he visto, sentido, ni oído nada Y eso que entre las dos familias, a mí es al que mas le gustan este tipo de fenómenos.

Así que recordad antes de morir procurad haber echo todo lo que siempre deseasteis, no vaya a ser que estéis vagando toda la eternidad.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1
  • 4.0
  • -

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta