cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
LA CATEDRAL
Suspense |
03.09.12
  • 4
  • 9
  • 2192
Sinopsis

Una historia sobre secretos, piedras y la importacia de ver.

El sol me quema. Me pongo la chaqueta que llevo anudada a la cintura para proteger mis brazos, pues este sol de julio me está complicando la existencia.
La fachada de esta catedral ha cautivado todos mis sentidos. La breve plaza que se insinúa frente a la fachada te obliga a mirar hacia arriba, como si las dimensiones del edificio fuesen colosales; no lo son especialmente, pero es evidente que los picos de esta catedral traman pactos secretos con el cielo.
Me retiro unos pasos y bajo un par de escalones. Una mujer me hace señales desde la puerta de la catedral. Al principio dudo que se dirija a mí, pero su insistencia desvanece mis dudas. Me dirijo hacia ella y me sonríe. Es una mujer joven de unos treinta años. Su rostro ovalado y su nariz larga le confieren un aire magnífico. Sus ojos oscuros adornados de reflejos dorados atrapan mi mirada. Casi no percibo que mueva los labios para hablar.
- Creo que has perdido algo – sus largos dedos señalan el suelo. Un par de pasos delante de nosotras contemplo la tapa del objetivo de mi cámara.
- ¡Gracias! No me he dado ni cuenta, muchas gracias, de verdad – apenas me separo de ella y cojo el objetivo del suelo-.
- No hay de qué – me mira con un atisbo de asombro reflejado en su cara – pasa mucha gente por aquí a lo largo del día, no puedes imaginar la cantidad de cosas que pierden.
- ¿Vives por aquí? – su cara me resulta enigmática. Su conversación agradable.
- Si – se ríe – vivo cerca – de repente su mirada se fija en mis pantalones. Del bolsillo derecho asoma la entrada que acabo de sacar. Es para contemplar el interior de la catedral- ¿vas a entrar?
- Sí, creo que me toca en diez minutos. Soy una apasionada del arte – río, ella me regala una sonrisa.
- Entonces ¿podrías devolverme el favor? – mira el objetivo de mi cámara y no puede disimular una nota de ansiedad en sus palabras – es que he olvidado algo dentro – me mira, muy seria.
- ¿Algo?
- Una llave, seguro que la encuentras. – Su voz se vuelve euforia que invade el aire sofocante. La seguridad de sus palabras me desarma y asiento – te estaré esperando, no me moveré de aquí.
La conversación se vuelve trivial. Las puertas se abren y me despido de mi acompañante, estoy deseando visitar el interior de la catedral y sobre todo su retablo. Sigo al guía de la visita, pero sin mucho interés. Estoy absorta contemplando esa magnífica arquitectura y escuchando el bullicio incesante de las piedras que musitan los secretos del tiempo. Ya no tengo calor. La voz del guía se cuela en mis oídos y escucho sin querer, unas palabras que me congelan los pensamientos:
- “… esta capilla está dedicada a Santa Isabel Mártir que murió defendiendo su fe. Como pueden ver, la capilla custodia una tabla en la que puede admirarse su cara” – me acerco apartando al gentío que apenas percibe mi agitación. Las piedras que musitan los secretos del tiempo, me han alertado. Casi tengo que agarrarme al brazo del chico que me mira sorprendido. Pero no puedo dejar de mirar la cara de la mujer que me contempla desde la capilla: el rostro ovalado y la nariz larga le confieren un aire magnífico. Sus ojos oscuros adornados de reflejos dorados atrapan mi mirada incluso desde el óleo que la aprisiona. Siento que me ahogo, que todo se nubla a mí alrededor; creo que el chico que tengo al lado me pregunta algo, pero soy incapaz de contestar. Y las piedras que musitan los secretos del tiempo, me exigen que siga escuchando – “en esa caja que hay justo debajo de la tabla, está la llave de los aposentos en los que fue sepultada con vida. Es una suerte que hoy estén limpiando la capilla y que puedan contemplarlo todo más de cerca, pero por favor, no se aproximen demasiado”.
Creo que las piernas no me responden. El resto del grupo sigue su visita y yo trato de apartarme de la capilla. Pero noto la mirada dorada de la mujer que me espera en la entrada. Ya he encontrado su llave. Miro el retrato que me contempla y comprendo la tristeza que reflejan esos ojos oscuros. Me aproximo con sigilo y penetro en el interior de la capilla. La oscuridad me absorbe por completo y sin dilación, abro la caja. La llave está ahí y yo la cojo.
Apenas noto los pasos que recorro hasta la entrada de la catedral. Las fuerzas me flaquean al llegar a la puerta. El murmullo de las piedras ya ha cesado y en el silencio puedo escuchar a través de la puerta el latido de un corazón desbocado. La abro con determinación y me encuentro con unos hermosos ojos almendrados cuajados de lágrimas de alegría.
La mujer tiende su mano y yo deposito en ella la llave. El contacto con sus dedos me congela unos instantes y soy incapaz de mirarla.
- No puedes hacerte una idea de cuanta gente ha pasado por aquí. Pero nadie me veía… hasta hoy – cuando alzo la vista solo alcanzo a ver sus pasos internándola entre la gente, desvaneciéndola entre la muchedumbre, liberándola de murmullo del secreto del tiempo.  
 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Claro Momo, todas tuyas! Yo enlazo el tuyo en el mío ¿ok?
    Me gustan tus relatos y me gusta tu blog (acabo de echarle un vistazo) si te apetece, me encantaría publicar una de tus historias en mi web de nueva creación (www.actiweb.es/cuantoscuentos) además, creo que añadiré en mi blog un enlace al tuyo, si no te impota. Ya me dirás. :)
    Magnífica historia de fantasmas. Muy bien ambientada. Un placer leerte.
    Muy correcto relato de fantasmas. Y se nota que entiendes de arte, ubicas muy bien la reliquia del santo al que se le consagra la iglesia. Muy bien transmitas las sensaciones del protagonista. Me gustó :)
    Escribe tus comentarios...Aires romanticos como los que envuelven las leyendas de Becquer. Tiene todos los atributos y esta narrado con ese halo tan personal con el que envuelves tus historias.
    Me ha gustado mucho el relato. No solo tiene un toque gótico, sino toda una catedral. El ritmo narrativo te atrapa desde el principio y la sorpresa que aguarda bajo las sombras de la catedral resulta impactante y sobrecogedora. Una historia de fantasmas en toda regla. Como dice Roberto, tiene algunos clichés del género, pero de modo tan natural que no defrauda en absoluto.
    Muy bien escrito el relato. De principio me interesó, y bueno el relato juega con muchos clichés y lugares comunes y termina triunfante con una originalidad propia. Bravo por tu obra, te seguiré leyendo
    Escribe tus comentarios...
    Buenas noches, querida amiga Laura. Bueno, ya se acabaron las vacaciones, estaba trabajando, entré un instante en TR y apareció tu preciosa "Catedral", y seducido por su misterio (pues sabía muy bien que tras tus palabras brilla el foco luminoso de tu alma de arqueóloga, y a mí, jeje, tú lo sabes, "la piedra también me enloquece"), pues eso, me lancé a leerte. ¡Ah, y qué texto, mamma mía! Al recorrerlo se sueña con las innumerables existencias esparcidas en torno a los muros catedralicios. Luego uno se pierde en la fuerza de cuanto nos estás relatando, pero no quieres llegar todavía a descubrir lo que nos ocultas. Tu Catedral guarda por un lado las tinieblas y por otro la luz que existió. Y, finalmente, ¡que espléndido efecto sorpresa!, ese momento en que tu palabra escrita "hace historia" y nos estremece con tu gran descubrimiento. Una narración en la que flota el tibio musgo del tiempo entre los muros sonámbulos de una magnetizadora Catedral. Un beso grandeeeeeee.
  • Escena de "Perdona, pero no me he enterado de nada..." una obrita cómica que estrenamos en abril. ´Se trata de aportar los puntos de vista dentro de una relación...

    Final de la obra. Hoy me apetecía compartirlo... espero arrancaros unas sonrisas!

    Emma conoce el secreto para mantener oculto el miedo...

    Soy madera. Esperando que las manos precisas me liberen.

    Justo es terminar la escena del otro día. El otro fragmento y este, componen el segundo acto de NOCHE. La obra completa está publicada aquíy su lectura resuelve el misterio del tañido de las campanas. Sin duda el trabajo más duro al que me he enfrentado.

    A veces el viaje más largo es la distancia entre dos personas. Hoy hace un año que comenzamos a montar Noche. Esta es la escena del rey y la reina. No puedo evitar recordarla...

    El año pasado participé en un documental sobre la guerra civíl. Días enteros escuchando testimonios de la última generación que vivió la guerra. Niños que hoy son ancianos. "No podíamos llorar" fue la frase que más escuché durante esos días. Y de ahí surgió Amelia, llanto para aquellos que no pudieron llorar.

    Una historia sobre secretos, piedras y la importacia de ver.

    Hace algún tiempo, me pidieron que escribiese el guión para un corto. De ahí surge "Cariño". Me he planteado si darle otra forma, pero creo que publicándolo tal y como lo escribí (con las acotaciones para la cámara) se entenderá mejor...

    Amor omnia vincit El amor todo lo vence (San Agustín)

  • 58
  • 4.58
  • 125

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta