cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La Cavilación-Compulsión Sexual de Linda
Varios |
21.10.18
  • 4
  • 3
  • 803
Sinopsis

Un pensamiento impregnado/preñado conduce a otro.

Linda está tumbada en su cama. Se masturba. Acelera el ritmo y se detiene en una agitación elevando las caderas. El cuerpo se relaja y es como si el alma se elevara. Dentro de los pensamientos posteriores se imagina siendo un chico. Siente la curiosidad; la necesidad; el auto-poderío de domarse y encadenar otra masturbación. Agita la carne y siente las diferencias de sexos. El ritmo que crece sin embargo es idéntico. Al eyacular se forman estrellas en el fondo negro de sus pensamientos. Relajado el cuerpo, relajada la mente, se encuentra de frente a sí misma. Dentro de la imaginación más recóndita la Linda mujer y la Linda hombre se reconocen desnudos. Sienten la tentación de Adán y Eva y comprenden más aspectos de la vida; de la realidad; lo subjetivo. No es descabellada la idea de hacerse el amor, puesto que se conocen a la perfección. Uno viene (surge) del otro y no son parientes, son dos seres puros sin relación salvo la de ser tentados por la lógica del placer. Lo hacen y cada movimiento es armonioso. Hay una telepatía carnal y la culminación toma forma entrelazada. Al terminar se preguntan qué surgirá de esta fusión, qué clon nacerá y cuáles serán sus intenciones. Se imaginan (recuerdan) a los seres unicelulares, condenados a no evolucionar al procrearse y duplicarse siempre a sí mismos. De la unión de la diferencia nació el sol. Imaginan a su hijo, criatura que conoce por naturaleza los pensamientos y forma de ser de sus creadores, hermafrodita que se las apañaría para auto-penetrarse (Linda no lo puede evitar). De tal embarazo surgiría idéntico dios, que a base de romperse la inocencia poblaría un mundo de iguales que genéticamente no están preparados para inventar la bombilla, lo que significa que jamás habrá luz en el mundo de la oscuridad interior.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 410
  • 4.58
  • 78

Músico, escritor y guionista de cómics. Y, por fin, con primera novela: http://bit.ly/UnDiaPerfectoparaElis

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta