cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La chica del gimnasio
Varios |
12.01.17
  • 5
  • 3
  • 1314
Sinopsis

Era la primera vez que veía a esa chica, pero para mí fue ya la más guapa que había visto en mi vida, con un cuerpazo que quitaba el hipo. Cuando se subió en la cinta de correr, justo al lado de la que yo estaba corriendo, me quedé hipnotizado. Madre mía qué pivonazo. En el espejo que había frente a la fila de cintas se reflejaba su cara y su cuerpo, una delicia para los ojos.

Yo seguía corriendo y decidí decirle algo, así que quise hacerme un poco el gracioso.

-Oye, te echo una carrera a ver quien llega antes

Pero ella ni se inmutó, siguió corriendo, muy tiesa y erguida, como si yo no existiera. Vale que era una chorrada, pero podía al menos haber hecho un amago de sonrisa siquiera y no seguir con esa cara tiesa. Empecé a pensar que era una engreída, la típica princesa que se lo tiene creido y pasa de todos los tíos salvo que midan uno noventa y estén ciclados. Otra que va de diva pensé.

Pero no me di por vencido y volví a la carga

-No te había visto nunca en el gimnasio. Es la primera vez que vienes?

Lo mismo que antes. Como quien oye llover. La tia no me dijo ni mú. Siguio corriendo muy estirada sin volver siquiera un poco el cuello hacia mi. Menuda maleducada.

Ya no le dije nada más. Mi dignidad tenia un limite. Seguí mi rutina y me olvidé de ella.

Cuando ya salía del gimnasio la vi de nuevo en la entrada, ya con ropa de calle. Un chico se le acercó y se dieron un beso. Vaya, tenia novio. Pero eso tampoco la justificaba para ser tan seca, digo yo.

Pero entonces el chico alzó las manos y empezó a hacer gestos con ellas. Y la chica hizo lo mismo.

Entonces comprendí: era sordomuda. Me sentí el tío mas estúpido del mundo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 21
  • 4.54
  • 154

Tengo mucho sentido del humor y me gusta por ello la gente divertida y sana

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta