cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
La cripta de la vieja catedral
Varios |
10.01.19
  • 4
  • 10
  • 672
Sinopsis

Hace poco que no escribía, les agradezco muchos aquellos escritores que aun siguen leyendo mis relatos, se lo aprecio de todo corazón. Es un placer volver a escribir.

Heidi acompañó a su amiga Lucy, a una vieja catedral del pueblo donde había nacido y crecido su padre Renato. En ese lugar existía una cripta, en donde los habitantes depositaban los restos mortales o cenizas de sus familiares en pequeños osarios. Esta cripta quedaba en una especie de subterráneo, en donde la única manera de ingresar era bajando por una escalera de metal en forma de caracol.

Lucy llevaba una pequeña urna de cristal con las cenizas de su padre. Ya que su última voluntad fue que sus cenizas fueran guardadas en la cripta de la vieja catedral de su pueblo. El sacerdote bajo primero las escaleras y luego detrás de él iban las dos mujeres. Estaba muy oscuro allí abajo, Heidi decidió activar la linterna de su móvil para lograr visualizar algo entre tanta oscuridad.

Al terminarse los escalones, sus zapatos pisaron un suelo con mosaicos amarillentos y cuarteados. En las paredes se encontraban las fosas, unas selladas, vacias y otras profanadas. Se sentía un calor infernal en aquel sitio, además se podía percibir un olor a carne putrefacta. Ya que algunos cadáveres eran sacados de sus ataúdes antes de tiempo y el sepulturero del cementerio debía retirarle la piel, sin embargo era imposible pues estaba adherida a los huesos del muerto aun fresco.

Lucy y Heidi se asfixiaban por la cantidad de polvo acumulado en ese lugar, era como si la suciedad impidiera que el aire circulará por completo a los pulmones de las féminas. En cambio el sacerdote era como si nada pasara a su alrededor. Después de que él depositara la urna en uno de los osarios, le diera su bendición y le derramará el agua bendita, la tierra se sacudió con fuerza, provocando que el piso de la cripta se desboronara y se tragará a Lucy, a Heidi, al sacerdote, a los huesos y cenizas de los muertos que descansaban por años en aquella cripta de la vieja catedral.

Esta fue reconstruida y la cripta quedo recubierta por cemento; solo dejaron un agujero en el centro del piso donde se encontraba la cripta y por allí, eran depositados en bolsas plásticas los huesos y cenizas de los difuntos. Decían que había quedado un hoyo sin fondo después de aquel terrible temblor que extrañamente afecto solamente la zona en donde se ubicaba la antigua iglesia. Cuando cerraban las puertas de la construcción. Se podían escuchar gritos de desesperación y dolor por aquel orificio subterráneo. Luego de un tiempo el nuevo sacerdote mando a hacer una compuerta de bronce de forma circular para sellar definitivamente la cripta. Al hacerlo los gritos desaparecieron para siempre; en su lugar construyeron mausoleos familiares en el cementerio del pueblo, en ellos podían guardar los restos de sus seres queridos sin tener que sacarlos, se quedaban allí años tras años, hasta que se hicieran polvo; además había suficiente espacio para cada miembro de la familia.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Yo puedo resistir todo, menos la tentación.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta