cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La cuesta
Reflexiones |
20.01.18
  • 4
  • 5
  • 488
Sinopsis

Hoy decidí subir caminando al salir de clase. No sé exactamente por qué, pero sentía que me iba a venir bien. Siempre cojo un atajo para volver a casa, que si bien es más corto, al final tiene una cuesta muy pronunciada. Existe otro camino más largo y más llano, pero nunca me he caracterizado por ser una persona paciente. Y de la que caminaba me he dado cuenta de las similitudes que tiene esto con mi vida en general.

Hay veces que cuando empiezo a subir me canso a los pocos pasos y me paro a recuperar aire. No sé de qué depende, pero a veces siento que no puedo subirla de una vez. Como los días malos.

Otras veces, empiezo con mucho impulso y casi cuando estoy llegando arriba, algo en mi cabeza me dice: “Para. Estás cansada”. Y yo como una tonta paro. Como si una simple vocecilla pudiese decirme lo que tengo o no que hacer. Como si mis pasos los pudiera guiar alguien más que no fuera yo.

Y en alguna ocasión, cuando me he dado cuenta estaba parada en mitad de la carretera mirando detenidamente el paisaje, en silencio. Últimamente esto me ocurre más a menudo. Tal vez a pesar de haber cruzado mil veces ese camino nunca le he prestado la atención que se merece.

Pero esto es lo más curioso de todo: hay días que la subo de una vez, sin pensar. Y cuando llego arriba ni siquiera me explico cómo he llegado o por qué no estoy cansada. Pero la cosa es que he llegado a casa. Y sin ninguna razón lógica, sonrío.

Quizá de eso dependa todo, de días buenos y malos y de la posición que tomamos frente a ellos.

Quizá la vida sea cosa de perspectivas.

Solo tengo claro que por muy empinado que sea el final, si hasta ahí me han llevado mis ganas, siempre será el camino correcto.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Mi sueño es ser escritora pero mientras tanto, estudio biología. Casu consulto.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta