cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
LA DAMA BLANCA
Suspense |
08.11.14
  • 0
  • 0
  • 622
Sinopsis

espero vuestros comentarios

Paseaba por las calles de aquella pequeña ciudad sin un rumbo fijo, solo admiraba los edificios mientras disfrutaba del fresco aire de septiembre. Había tanta historia en esos antiguos edificios que me rodeaban que no paraba de darle vueltas a la idea de que oscuros secretos contenían entre sus muros. Había un aire mágico que atrapaba a todo el que paseara por allí fundiéndose entre el silencio y la tranquilidad de aquellas angostas y estrechas calles de piedra, todo estaba tranquilo y en calma ni un solo ruido se oía, no había nadie por las calles. De pronto, al girar por una calle un redoble de tambores se oyó a lo lejos. Rasgaba el aire y el silencio que tan acogedor me estaba resultando. Semana Santa, es lo primero que paso por mi mente en ese instante. Movido por un instinto salido sabe dios de donde, seguí aquel ruido. No pensaba, solo me movía como un autómata por las calles parándome a escuchar de vez en cuando mientras dejaba que el lastimero sonido me envolviera. De vez en cuando me paraba, cerraba los ojos y dejaba que el sonido me atrapara y marcara su propio ritmo atrapándome en su incesante pero tranquilo redoble. Mi cuerpo ya no respondía a mi mente, mis piernas habían tomado el control sobre mí y tan solo buscaban ese redoble que tan misterioso me estaba resultando. Cada vez sonaban más cerca, detuve mi marcha una vez más para escuchar ese lastimero sonido. A esas alturas hasta mi corazón redoblaba al ritmo de los tambores. Mi sentido del oído me decía que estaban muy cerca, quizás el sonido viniese de la derecha, probé suerte y gire la primera calle a la derecha que vi. Ahí estaba aquello que yo iba buscando el sonido de los tambores y la aglomeración de gente alrededor de ellos. Entre toda esa gente había una imagen de un cristo que me atrapo por completo. Todo el mundo le adoraba y no me pareció extraño que así fuera pues verlo con aquella cara de sufrimiento era una sensación indescriptible que me lleno el alma de sentimientos que jamás pensé que tendría. Decidí seguir aquella procesión sin siquiera saber porque. Al final de todo, casi olvidada de la gente vi una figura femenina, solo la vi de espaldas. Iba vestida de blanco de pies a cabeza. Su único vestuario era una túnica blanca que le llegaba hasta los tobillos. Un velo blanco cubría su cabeza con mucha gracia y elegancia. Me atrapo por completo ver aquella imagen de mujer apartada de toda esa aglomeración de gente pero tan cerca a la vez, me parecía hermosa aun sin haber visto su cara. De pronto se giró y pude ver su cara. Era de una belleza indescriptible pero había tanta pena reflejada en esos hermosos rasgos... no pude menos que sentir la misma pena que ella parecía estar sintiendo por dentro. Alargue mi mano para tocarla en un intento de consolarla un poco. Con lágrimas en los ojos me miro y girando su cabeza de lado a lado salió corriendo sin decir nada. Correr detrás de ella, ese fue mi único instinto en ese momento y eso hicieron mis piernas, seguirla. Intentaba en vano perderme entre aquellas estrechas y tortuosas calles cuando se paró en seco y se giró hacia mí por un momento. Entonces me percaté de que iba descalza y que sus pies estaban ensangrentados. Sus ojos arrasados en lágrimas me miraron con dolor. Saque mi pañuelo blanco con intención de ayudarla a aliviar un poco aunque fueran sus dolores más mundanos. Estaba a tan solo medio metro de mí cuando me dijo una sola frase que me dejo pensativo y sin poder moverme del sitio:

 

 

-No puedes aliviar mi dolor.

 

 

Y sin más se desvaneció delante de mí como por arte de magia. Alguna vez mas volví a pasear por aquellas calles pensando en aquella figura blanca, su hermosura, su sufrimiento, me hubiera gustado ayudarla en todo lo posible pero no pude hacer nada por ella. ¿Dónde fue? ¿Cómo desapareció? jamás lo supe, lo único que supe siempre es que cada vez que paseaba por aquellas calles su recuerdo venía a mi mente al instante y me llenaba de paz

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Este relato no tiene comentarios
  • Este relato no tiene valoraciones
  • nunca pensé que el seudónimo que uso para registrarme y publicar diera nombre a una de mis protagonistas ni a uno de mis relatos. esta incompleto. como siempre espero vuestra opinión gracias.

    presentación de un proyecto que me traigo en mente. la mayor parte de las historias publicadas por mi tienen que ver con este proyecto. agradezco vuestras criticas sean buenas o malas. si te apetece leer adelante, se bienvenido y no olvides dejar tu critica sobre todo con aquello que no te ha gustado, qué redactarías de otra forma, qué añadirías, qué quitarías...Piensa que todas esas cosas me ayudan a crecer y expresarme mejor, gracias.

    espero tu critica gracias

    espero vuestros comentarios

    inspirado en un juego de rol online.

    inspirado en un juego de rol online.

    recuerdos de un pasado feliz.

    aprendiendo a vivir p.d.: corregido gracias por vuestras opiniones si veis algo mas decirmelo

    Dedicado a la unica persona que creyo en mi, me apoyo, me animo a escribir y ademas me dio mis primeros votos. Gracias.

  • 12
  • 3.65
  • -

De vez en cuando me gusta sentarme a escribir y en esos momentos es cuando comparto mis relatos con los demás con el fin de que me hagan criticas. a los lectores de mis relatos les pediría que por favor tengan paciencia pues solo soy una aficionada a la escritura, no soy una profesional ni aspiro a serlo jamas; esto para mi es solo un hobbie mas. si lees mis relatos espero tu opinión, sobre ella aprendré a ser mejor haciendo lo que mas me gusta, pero sobre todo os pediría criticas constructivas que me ayuden a avanzar, es decir, acepto las criticas tanto buenas como malas pues de ellas aprendo. las criticas destructivas solo desaniman a la gente, como criticas destructivas entiendo tales como deja de escribir no vales para eso o aquí venimos a escribir no a expresar nuestros sentimientos. bienvenido a mis relatos y gracias por criticar.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta