cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
La despedida
Poesía |
31.03.13
  • 4
  • 2
  • 2749
Sinopsis

Sigo con la serie de sonetos. Esta es la historia de un adiós.

Después de una larga despedida
en la lúgubre calle del olvido
mi corazón perdía su latido
y mi mente buscaba una salida.

La batalla estaba ya perdida
y sus ojos notaron mi chillido
Las almas perdonaron lo fallido,
estaba fresca y roja la herida.

Las bocas se unieron en un beso,
la eternidad descendió hasta el suelo,
luego, nos fundimos en un abrazo.


Me gustas demasiado- dijo ileso,
pues él no respondía a mi duelo.
¡Ay, quién pudiera romper nuestro lazo!

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gusta, pero este parece algo forzado para buscar la rima, le falta ese toque mágico del anterior.
    muy buen soneto, me recuerda a una historia de amor que viví hace poco... saludos :)
  • Esta es una historia de mi realidad actual. No se cómo categorizarla porque, como la vida misma, tiene un poco de amor, humor y drama. Espero que os resulta entretenida.

    Cuando la realidad es demasiado dura, lo mejor es inventar una nueva.

    A veces, la felicidad se encuentra en los lazos que nos unen, que no en las ataduras.

    Este poema surgió tras ver una obra de arte que consistía en letras blancas de papel desperdigadas por el suelo en un parque. El artista me perdone por destripar su obra pero no recuerdo su nombre. Dedicado a Venerdi, escritor escultor, de mi parte de pintora poeta.

    Como dijo Nietzsche "lo que no te mata te hace más fuerte".

    El vacío pasa de ser una cómoda insensibilidad a helar el corazón y dejarlo entumecido.

    Existe un momento en que ya no hay cabida para el amor y lo mejor es reconocer la derrota y retirarse "dignamente".

    Sigo con la serie de sonetos. Esta es la historia de un adiós.

    "...que soy amor, que soy naturaleza! F.G. Lorca

    Inspirado en los versos ¡Si me llamaras, sí; si me llamaras! de "La voz a tí debida" de Pedro Salinas.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta