cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
La división azul en Krasny Bor II
Históricos |
17.10.14
  • 5
  • 3
  • 924
Sinopsis

Segunda parte, de las aventuras de Vermudo en Krasny Bor con la división azul enfrentámdose con los Rusos

Los Rusos venían despacio, el barro les impedía ir más rápido, no parecían motivados, tenían cara de ir más por obligación que por el convencimiento en la victoria. Cuando se ponen a tiro, los españoles comienzan a disparar, la MG-42   que destroza literalmente a los asaltantes, no se oye el sonido de las balas  al salir, es más bien como un rasgar de tela.

 En un abrir y cerrar de ojos habían caído casi todos los enemigos, pero venían más oleadas detrás. La ametralladora consumía balas a una velocidad asombrosa y se calentaba rápido por lo que había que sustituir el cañón cada pocos segundos.

 La melodía de muerte que estaban tocando los defensores era una oda de destrucción, los rusos morían unos tras otros, atrapados en la trampa en la que se había convertido el lodazal. Ya era su séptima oleada y apenas habían avanzado. Cuando el cañón de la ametralladora se funde y no pueden lograr reemplazarlo. 

 Los soviéticos estaban a unos cien metros , el artillero encargado de la ametralladora coge un fusil y comienza a disparar, el primer disparo va a la cabeza de un joven, no tendría mas de quince años, murió mientras trataba de esconderse en un montículo.

 Los tanques ya estaban en posición de tiro y comenzaban a disparar contra la posición española. En ese momento sin armas de gran calibre y con tan solo catorce hombres de los ciento veinte que comenzaron la batalla era imposible defender la posición, por lo que deciden retirarse de la posición avanzada.

 Tenían que evacuar a los heridos, por lo que el teniente llama a seis hombres entre los que se incluye Vermudo, iban a crear una distracción para que  pudieran llevarse a los soldados encamiilados. La idea es tirar mucho humo delante del bunker para que el enemigo no tuviera visión, tenían que evitar a toda costa que se dieran cuenta que no había hombres suficientes para defender.

 Los soldados lanzan el humo, y corren en todas direcciones disparando para simular que son muchos más de los eran en realidad. La estrategia parece que surge efecto pero llegan  comisarios políticos soviéticos  al campo de batalla, ¡disparan a sus propios soldados!. Los soldados rusos se ven obligados a avanzar, preferían ir a la lucha y tener una mínima opción de vivir que una muerte segura por sus superiores.

 Sabedores que todo el pescado estaba vendido, los españoles se limitan a quemar todo lo que pudiera servir a los rusos, sobre todo documentos militares, pero también ropa víveres etc. Ya se había evacuado a todos los heridos, estaban a punto de salir cuando entran unos diez soviéticos armados con picos con los que ensartan a dos de los españoles.

 El odio inunda a los defensores, el teniente y los tres soldados restantes atacan a los asaltantes sin mirar atrás, fueron a por ellos sin miramientos, disparando pistolas, los rusos sin armas de fuego se ven acorralados en una esquina y piden clemencia, pero no hay peor enemigo que un español con sed de venganza y en ese día no habría prisioneros.

 Una vez aniquilaron a los asaltantes, el teniente, Vermudo y el resto de soldados salieron del búnker a través de la trinchera de evacuación y se dirigieron a la retaguardia española.

 Al llegar al cuartel general, el teniente informa de lo sucedido al comandante de guardia, parecían viejos amigos pensó Vermudo por la forma en que se hablaban.

—Teniente Sánchez veo que por fin se te han arrugado—. Dijo el comandante tratando que sonara como un cumplido.

—Mi comandante con todos mis respetos, déjeme dos hombres y vuelo a los hijos de putas comunistas que estén en el puesto de avanzada.—.Dijo el teniente ofendido por el comentario anterior

 El comandante asiente, da permiso al teniente a irse sabedor que era muy capaz de cumplir lo que había dicho, el oficial Sánchez parte con el chico de la ametralladora y con  el que estaba encargado de observar los objetivos en el búnker. Vermudo siente un vació, el quería ir también pero ya debería quedar poco para que el cristal se agotase, cuando se gira ve que el comandante llevaba una camisa azul........

 Regresa a su casa, pensando en la camisa. deja el cristal oscuro en la cama, se sienta, esperando que se le pase el mareo y de repente le viene a la memoria la bandera que vio al llegar a la trinchera 250 division . ¡Era la división azul! ¡había combatido con los españoles en Rusia!.  Además había visto su rostro en ese otro mundo...

 Ni el frío, ni el hambre, ni los comunistas pudieron con la división azul. Ese día cayeron 800 en Krasny Bor. se enfrentaron 6000 valientes españoles con armamento ligero contra 40.000 rusos apoyados por artillería y tanques, pero los españoles ganaron, ni un paso atrás dieron ante el enemigo y la historia se repite desde los tercios, hasta Blas de Lezo con un puñado de hombres derrotaron a gran cantidad de enemigos.¡Viva la madre que nos pare con los cojones más grandes del mundo!.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias, claro que los leeré, me gusta mucho el frente Ruso, Hollywood nos vende mucho a los aliados, pero la guerra se decidió en el Este. Saludos y gracias por comentar un abrazo !!!
    Estimado amigo Javier; sólo ese "¡Viva la madre que nos pare con los cojones más grandes del mundo!", se merece las cinco estrellas que te pongo, pero es que, pienso, que el texto, en sí mismo, se merece las mismas estrellas, por lo que, con mucho gusto, se las colocaré a la primera parte de tu historia... Dicho esto, también te digo; como seguro imaginas, también yo escribo en esta página... Y, curiosamente, también soy autor de un relato sobre estos hombres, los de la División Azul: "Arrabales de Leningrado", la titulé... Te invito a que la leas, pues pienso que, tal vez, te gustará... Pero una cosa: Mis elatos, en primer lugar, son de índole romántica, el amor hombre-mujer, pero en escenarios muy diversos; aquí, la Guerra en el Frente Ruso; en segundo lugar, que suelen ser largos; este, "Arrabales de Leningrado", está en tres capítulos, de entre 30 y 40 minutos de lectura... Y si te atrae este tipo de relatos, con fondo en esa guerra en el Frente Ruso, puedes leer, "Lida", cinco capítulos, o "Viaje al Infierno", con sólo dos capítulos... Un saludo, estimado amigo
    Estimado amigo Javier; sólo ese "¡Viva la madre que nos pare con los cojones más grandes del mundo!", se merece las cinco estrellas que te pongo, pero es que, pienso, que el texto, en sí mismo, se merece las mismas estrellas, por lo que, con mucho gusto, se las colocaré a la primera parte de tu historia... Dicho esto, también te digo; como seguro imaginas, también yo escribo en esta página... Y, curiosamente, también soy autor de un relato sobre estos hombres, los de la División Azul: "Arrabales de Leningrado", la titulé... Te invito a que la leas, pues pienso que, tal vez, te gustará... Pero una cosa: Mis elatos, en primer lugar, son de índole romántica, el amor hombre-mujer, pero en escenarios muy diversos; aquí, la Guerra en el Frente Ruso; en segundo lugar, que suelen ser largos; este, "Arrabales de Leningrado", está en tres capítulos, de entre 30 y 40 minutos de lectura... Y si te atrae este tipo de relatos, con fondo en esa guerra en el Frente Ruso, puedes leer, "Lida", cinco capítulos, o "Viaje al Infierno", con sólo dos capítulos... Un saludo, estimado amigo
  • Relato sobre como pudo ser la conquista de una de las mayores urbes musulmanas basado en personajes reales.

    Apasionante historia de piratas en aguas españolas

    Pequeño relato de miedo o eso es lo que pretendo :)

    Nueva aventura de Vermudo esta vez en el legendario sitio de la plaza fuerte de Castelnuovo en el mar Adriático por parte del temible corsario Barbaroja y sus legiones interminables de otomanos.

    ¿Alguna ves te has despertado feliz, pero no recuerdas el sueño?

    Unos versos dedicados a nuestra madre patria

    Una nueva aventura de Vermudo en esta ocasión en la legendaria batalla de las Navas de Tolosa.

    Segunda parte, de las aventuras de Vermudo en Krasny Bor con la división azul enfrentámdose con los Rusos

    Una nueva aventura de Vermudo, esta vez le toca viajar a la gélida Rusia en plena 2ª Guerra Mundial

    Vermudo y los dragones de cuera, intentan defender el fuerte del ataque de los indios¿Podrán defenderlo de los despiadados apaches ?

  • 11
  • 4.56
  • 304

Solo soy una persona que comienza su andadura en el apasionante mundo de los relatos

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta