cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

4 min
La esperanza es lo último que se pierde
Reflexiones |
24.07.15
  • 4
  • 3
  • 242
Sinopsis

De todas las experiencias de la vida se puede sacar una moraleja, o por lo menos en la gran mayoría de ellas. Hay dos microrrelatos dentro de este cuento que toman lugar en la misma casa y la misma semana.

    Tuve hasta hace una semana una perra de aproximadamente 6 meses. Era hermosa, tanto su pelaje como su comportamiento. Era divina en todos los aspectos, y le apodamos 'Dana' en honor a una prestigiosa DJ llamada Lady Dana.
    Un domingo hicimos asado en casa y le dimos los huesos a los perros, como de costumbre. Pero la perrita tragó un hueso sin masticarlo ya que éste era relativamente pequeño. Pasaron días cuando nos dimos cuenta que ella no comía porque se le estancó el hueso en las vías digestivas. Al cuarto día ya muere. Entierro a la perra y al día siguiente vamos al Refugio de Animales a adoptar un cachorrito marrón muy bello que apodamos 'Pancho'.
    Los primeros días con Pancho lo pasamos armándole la cama, dejando que conozca la casa y enseñándole buenos hábitos como evitar orinar dentro de la casa. Ayer Pancho estaba inquieto como siempre. En el almuerzo preparamos polenta para darle a las mascotas, así que se la dimos a todos y luego de un rato me fui al ensayo de la banda de música de la Estudiantina. Al regresar me di cuenta que Pancho estuvo en el mismo estado de Dana antes de morir. Estaba muy triste, no quería comer nada ni corría por todos lados como lo hacía siempre. Eso realmente me desesperó entonces hice lo posible para que mejore pero fue imposible, tal como pasó con Dana. Pensamos que fue un empacho, que comió un hueso que no debió o que se enfermó ya que no tenía las vacunas aún; pero lo que suponíamos era que se iba a morir. Nos resignamos y fuimos a dormir.
    Ya a la mañana siguiente nos despertamos y fuimos a ver cómo se hallaba Pancho. Estaba totalmente contento saltando y corriendo por todos lados. Solamente fue un empacho, por lo que ahora sólo come carne, ya que huye incluso del alimento balanceado.
    Hoy también estuve con unos amigos en casa haciendo lo habitual. Ellos siempre vienen a pasar el tiempo a casa, siempre nos juntamos. Una vez que se fueron, abrieron el portón sin echar de ver que mi otro perro salió a la calle muy desesperado. Doki era hasta la llegada de Dana el único perro que teníamos. Tiene aproximadamente 8 años terrestres de edad. Gran parte de ese tiempo lo tuvimos atado ya que no teníamos muro o alguna clase de protección para que no se escape, entonces es un animal bastante temperamental, cuando alguien de la familia abre el portón, él corre con todas sus fuerzas para salir de la casa.
    Pasó el día entero sin señales de vida porque había una perra en celo por el barrio, entonces los machos se peleaban por la hembra. Doki en una pelea contra un gato perdió un ojo y más de una vez que peleó por hembras llegó a casa con heridas, ocasionalmente graves, producto de pelear cotra otros machos que las deseaban. Doki nunca desapareció tanto tiempo, el intervalo más largo fue de 3 horas. Pensamos entonces que mataron a nuestro perro, estuvimos muy asustados y llenos de dudas.
    Casi a media noche, estaba cenando y leyendo algo, totalmente apagado por la pérdida de mi mascota más longeva que tantas memorias me ha dado. Sin embargo, unos minutos después escucho sus ladridos frente al portón de mi casa, pidiendo para entrar...

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Joven escritor de poesía narrativa, ocasionalmente narrador.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta