cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
La Flor del Eclipse 1* parte
Fantasía |
02.07.13
  • 4
  • 11
  • 3730
Sinopsis

Este relato se desarrolla en un momento histórico inmediatamente previo al inicio de la Edad media, cuando el Imperio Romano estaba hundido y el credo Cristiano comenzaba a expandirse por Europa, mientras al Norte y al Este del continente, sobrevivían cientos de cultos paganos donde se contaban leyendas como esta.

 

En la estepa escarchada murmuraba un viento frío, que parecía haberse llevado el aullido de los animales capturados.

Una joven cría de Leopardo de las nieves caminaba sola, más herido su corazón que la robustez de su cuerpo, los copos de nieve se acumulaban sobre sus orejas y su pelaje, exquisitamente moteado, ya que por su belleza, los de su especie eran muy buscados por los cazadores para venderles en las cortes de extremo Oriente como exóticos animales de compañía. Ella había sido la única en escapar de su manada. Permaneció escondida en su pequeño agujero,donde siempre se metía,queriendo que su cuerpo no se desarrollase más . Tenía un enorme miedo a crecer y enfrentarse al mundo. Su madre solía sacarla con la boca de allí cuando no la encontraba. Pero ese día no pudo venir a buscarla.

Aunque  el animal sabía muy pocas cosas acerca de su vida,era capaz de reconocer su propio nombre,.... Selma...,aquel que se repetía en su memoria pronunciado por una voz humana muy dulce...Como si hubiese vivido en casa de alguna familia eslava que la hubiese llamado así, justo antes de que su madre felina la encontrase, abandonada en las praderas y la llevase junto al resto de sus hijos.

En aquel momento caminaba hacia el suroeste, sin saber muy bien por qué. Triste y exhausta, se detuvo en un recodo acurrucandose bajo un árbol de hojas perennes. Entonces miró al cielo y vió las estrellas que brillaban a través del boscaje, pensó que ellos, sus padres, sus hermanos...,Quienes más quería estarían asustados y prisioneros, en algún lugar.Y su pequeña alma animal decidió que ya no quería seguir caminando hacia ninguna parte, sino morir allí mismo, para que su espíritu fuese de nuevo con los suyos, donde quiera que estuviesen, para no sentir aquella soledad punzante que la atenazaba, aquel presagio de su propia muerte en las condiciones más atroces, pues aún era un cachorro y no podía defenderse. En esto, oyó a lo lejos hablar a un joven que avanzaba apoyado en un báculo. Vestía un hábito de monje y se decía a si mismo:-¡Tengo que encontrar la Flor del Eclipse!, Esa que puede curar todos los sufrimientos del alma y de las maldiciones de los hombres, ¡La única que puede salvarme!...Y tengo que darme prisa, los augures del templo de Gwaren pronosticaron que se produciría un ocultamiento del Sol antes del final del verano, ¡Y ya está entrando el otoño!-

Unos pastores nómadas rondando en las proximidades, vieron venir al personaje y el más alto de ellos  dijo: -Mirad, parece uno de esos predicadores cristianos, se rumorea que se han extendido mucho al Sur y al Noroeste.-

-No creo-,opinó el más viejo-Si fuese de esa religión llevaría ese extraño simbolo en forma de cruz al cuello y no lo lleva.-

-Escuchad amigos- habló el extranjero pronunciando mal  la lengua de las estepas-Busco una planta que sólo florece una vez cada cien o doscientos años, cuando el Sol se esconde bajo su propia sombra.Me han dicho que quizás en estas landas pudiera encontrarse.-

-Son leyendas muchacho-contestó uno de los pastores, y acercandose un poco más  vió que él  se apresuraba a ocultar el rostro bajo la capucha y que sus brazos eran casi transparentes,-¡Huyamos!-gritó-¡Está maldito, es un espectro!- y horrorizados se perdieron en desbandada por los alrededores. El supuesto monje se sentó en una roca y se puso a divagar .Por curiosidad, Selma se acercó a él. Entonces vió su rostro, bello pero pálido y demacrado por tantas noches de esfuerzos caminando en vano, buscando algo que no existía. Sus ojos eran azules y el muchacho observó al animal tan perplejo como ella a él.

-Es una hembra de Leopardo albino-se dijo- que raro que esté sola y que no me haya atacado, claro que tampoco es muy grande.-

Acarició su cabeza y las orejas de Selma se girarón en dirección al roce, acercó su hocico al desconocido y restregando su lomo como un gato, se echó a sus pies.

 Él esbozó una leve sonrisa, tanto tiempo vedada por la amargura que le atosigaba. Unas mujeres que venían de recolectar setas se aproximaron, cargadas con grandes canastos y con sus hijos ,sujertos por una banda de piel de oveja a la cintura.

-¡Vaya, un extranjero!-exclamaron mientras se acercaban con interés.¿Que es lo que te trae por nuestras tierras ?-

Con la oscuridad del final del crepúsculo apenas percibieron la presencia del cachorro, ni el extraño aspecto del joven.

-Me llamo Lothar y estoy buscando la Flor del Eclipse- respondió él-

Las mujeres se miraron extrañadas, y una anciana surgió entre ellas:

-Debes ir a la hondonada del Arco de fuego, en la precisa hora en la que dos halcones que allí habitan, cazan juntos cruzandose en el cielo. Ocurre sólo una vez antes de cada eclipse, entonces verás florecer estas plantas, pero recuerda, si quieres los beneficios curativos de esta flor,tendrás que adivinar la lección que te ofrece, y ella siempre ofrece una lección a quienes la buscan.-

Lothar se apresuró a preguntar .-¿Donde queda esa hondonada del arco?-

-Hacia el Oeste- señaló la vieja- Pero tendrás que sortear el final de los montes Urales y luego atravesar los bosques y frondosos huertos que crecen a su sombra, cuando llegues de nuevo a los prados ,pregunta por un lugar donde viven muchos halcones.-

Nadie se había dado cuenta de ello pero Selma escuchaba embelesada toda la história.Tal vez si ella encontrase esa flor, también podía curar las llagas de su corazón y mirando aquellas madres cargadas con sus hijos, no pudo dejar de recordar a la suya, raptada horas antes, y dos lágrimas brotaron de sus ojos negros mojando el pelaje de su cara.

-¡Ja,ja!-rieron las lugareñas-No os lo vais a creer pero ese bicho de ahí ¡Está llorando!-

-¿De que os asombrais?- las interrumpió Lothar-¿Acaso no sabéis que a parte de los seres humanos, los felinos son los únicos seres vivos en la Tierra capaces de llorar por tristeza?-

-¡Que bién instruido estás extranjero!, sin duda tuviste un buen maestro, si casi pareces un personaje noble caído en desgracia.- comentó una de ellas burlona.

-Aunque no lo creais, un día fui jefe de armas en un poblado llamado Gwaren, en la región de Müllberg, muy lejos de aquí. Yo poseia el mando de los ejercitos que protegían Gwaren y otros dorfs amurallados junto con mi hermano Gunnar.

Una hueste de feroces jinetes mongoles, que ya habían arrasado ciudades enteras, venía contra nuestros territorios.Yo fui educado para ser guerrero. Pero la noche antes de que llegaran tuve miedo, mucho miedo, debía comandar las tropas para defender a mi pueblo, y esa noche huí a relexionar al bosque. Quería sacar fuerzas para enfrentarme a ellos. Fue tomado como un acto de cobardía y Herrihart, el hechizero, hombre de confianza de mi hermano me atravesó con sus flechas, envenenadas con un poderoso conjuro. Desde entonces mi cuerpo cayó inerte en aquel claro, pero mi alma permaneció en el mundo,sin encontrar consuelo, ni vivo ni muerto.-                                                                                                                            

Las mujeres se asustaron al escuchar esto y se percataron de que bajo el hábito el cuerpo de Lothar era casi transparente. Huyeron despavoridas gritando estupideces. Todas menos la anciana, que se quedó mirando a ambos desde lejos, como si intuyese que aquellos dos seres estaban destinados a vivir cosas que ninguna de sus compañeras podía ni siquiera imaginar.

 

                                                                    Continuara

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Gracias Maspoch por tus comentarios,también a todos los demás, "escucho hablar" lo he cambiado,no soy completamente española,a veces no se que puede sonar mejor.Gracias por vuestras opiniones.Un abrazo, a todos.
    De momento, leído sólo esto, confío en el relato. Bien planteados el tema y los personajes centrales alrededor de la pareja héroe / leopardo que remite a otras medievales con Yvain y el león en el ciclo artúrico o Mío Cid dominando con la mirada un león en Valencia y que, a su vez remiten a Hércules, a Sansón, a David... Ahora bien: "escuchó hablar" está muy mal dicho en español. Ya leeré la continuación.
    es genial
    Enhorabuena. me ha parecido el inicio de una historia preciosa. Una narración maravillosa que se deja leer fácilmente. Seguiré la continuación. Saludos Marian
    Enhorabuena. me ha parecido el inicio de una historia preciosa. Una narración maravillosa que se deja leer fácilmente. Seguiré la continuación. Saludos Marian
    Un buen relato digno de ser, no sólo leído, más bien saboreado. Me ha encantado. Voy por los otros capi
    Me gusta el comienzo de lo que parece ser una épica historia, muy original con estos dos personajes tan sorprendentes y estos escenarios tan poco usados para narrar relatos, suelo leer muchos textos de fantasía que se ambientan en la Edad Media pero ninguno en el periodo inmediatamente anterior .Me gusta como lo ha tratado.
    Un relato singular sobre la mítica Europa Bárbara.Los personajes me parecen bien definidos y el argumento fluye a buen ritmo adentrandonos en el destino que les espera a estos dos seres tan diferentes.La leopardita es un personaje al que le tomas cariño enseguida.Toda la historia desprende mucha ternura.
    Un buen comienzo lleno de sentimientos escondidos de los personajes profundos de ambientes exóticos y lejanos, la historia se prepara emocionante, felicidades!
    El nombre del leopardo encierra un secreto mágico que será desvelado más adelante, por ello era tan importante nombrarlo al principio. He alterado ligeramente algunas frases del texto original para que sea el animal quien recuerde su propio nombre y sea Lothar quien diga el suyo y no haya un narrador tan omnisciente. En realidad Lothar si sabe que el leopardo se llama Selma, lo que ocurre es que más tarde lo recuerda. Gracias JM Boy, por tus críticas constructivas y a ti Maga por todo lo que me das y por señalarme pequeñas erratas. Un abrazo a todos.
  • Lo que esconden las sombras.

    "Quiero verte llorar " a ese poema que me dedicó un escritor de esta web.

    Visiones retrospectivas del tiempo en un mismo espacio.

    ¿Quién es quién en este juego de apariencias e identidades?

    El misterio de una noche sin final

    Juegos de la mente

    Chicago, años 20, mafias, un amor imposible, una encrucijada sin salida y un final impredecible.

    La fuerza femenina

    A mi madre, que cuando vivía solía decirme que nunca perdiera la esperanza de encontrar algún día, un corazón que entendiese a mi corazón. A ella, donde quiera que esté.

    Un simple, pequeño pero significativo milagro.

Joven pintora y escritora. Estudié un Grado superior en Geografia e Historia en la UNED, y realizé también estudios de Artes y oficios. Hace años publiqué un libro de relatos "El espejo de oro" y me gustaría publicar más, trabajo como modelo, eventualmente. Pero escribir es mi verdadera pasión.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta