cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

1 min
La guindalera
Amor |
24.09.20
  • 5
  • 2
  • 92
Sinopsis

Un momento, un principio, un final

Paseaba por La Guindalera cuando te vi. El suelo, espolvoreado de hojas dormidas de fresno, crepitaba con tus pasos, mientras te acercabas lentamente a la ribera del río. No era verano, no era primavera. Hacía frío aunque no había caído todavía la tarde. Acariciabas la brisa con un largo chaquetón abotonado, con el cuello enervado, a juego con tu pelo azabache. Solo tu tez de marfil iluminaba el paisaje y, sin poderlo evitar, asumí el riesgo de dejar a mi mirada posarse en tus ojos. Si pudiera tener el valor de sentarme contigo alrededor de una taza de café y decirte, solamente “hola”, rompería con todas las barreras que mi soledad ha ido creando. Sería libre, sería mejor. Lo habría logrado contigo. En cambio, mi timidez escondió mis palabras y no pude despedirme de ti. Paseando por la Guindalera, te dejé de ver.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La timidez nos lleva a perder oportunidades fantásticas. Gracias Manro, seguiré intentando mejorar. Un saludo.
    Bruta bestia es la timidez. Me pareció buena tu escritura.
  • El texto de La guindalera más trabajado

    Nuestra existencia se divide en distintas vidas, algunas de ellas no deberían olvidarse

    Un momento, un principio, un final

    Un campeonato de ajedrez y la presión de un novato

    Todos somos susceptibles de equivocarnos, aunque no siempre exista redención.

    La vida puede dar un vuelco en el momento más insospechado

    Toda civilización tiene su horizonte de sucesos, aquel lugar donde cualquier cuerpo, incluso la luz, se siente atraído hacia un destino desconocido y del cual no existe retorno. En nuestra tierra ese lugar recóndito y desconocido más allá de los confines se llama Bukong.

    No des por hecho lo que crees que conoces, dale vueltas a todo.

  • 8
  • 4.69
  • -

Leer y contar historias puede ser el mejor pasatiempo para el resto de nuestros días

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta