cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La llamada
Amor |
29.12.14
  • 5
  • 1
  • 601
Sinopsis

El teléfono sonó. Tan sólo el ring le oprimió el pecho. Esperó dos tonos y descolgó. Ella sabía quién era...

El teléfono sonó. Tan sólo el ring le oprimió el pecho. Esperó dos tonos y descolgó. Ella sabía quién era, pues había estado esperando la llamada y temía, temía profundamente que todo “eso” desapareciera.

  • Hola. - dijo ella. 
  • cómo estás? Qué tonto, ya te lo había preguntado.
  • Si. Dime.
  • Yo…

Para cuando había descolgado el teléfono, ya había dejado de escuchar. En su cabeza llegaban como un eco las palabras que él le decía. Jamás se había humillado, jamás se había rebajado a llorar ante una situación como esa, menos ante un hombre; ésta no fue la excepción.

  • si tengo que dejarte ir, entonces lo haré. Pero quiero saber qué quieres tú.
  • Hazlo, la decisión es tuya. – dijo ella.
  • No, no quiero. – sentenció él.

No ceder, ese era el lema aprendido después de haber sufrido por él hace unos meses atrás. Tras varios monosílabos, confluyeron en un lánguido “hasta pronto”, dando por finalizada una breve conversación. Al colgar, rompió en llanto. No pudo contener el llanto desconsolado en el que necesitaba ahogarse, y es que cuando algo duele dentro, es demasiada la ambivalencia que se siente como para no sentir todo. Un frío sobrecogedor e inexplicable le congelaba la piel y la sangre, pues hay algo que sencillamente deja de funcionar cuando parece que todo se acaba.

¿Se acaba?

“No quiero que se acabe. Me duele y se siente terrible. Y es que te extrañé cuando dejamos de estar juntos, pero me vi forzada a dejar de hacerlo y no quiero que eso vuelva a pasar. No me hagas daño, por favor”, le escribió ella, a lo que él respondió: “te juro, te juro que no te haré daño de nuevo. Te amo”.

La conversación pareció terminar ahí, pero no fue así. Lo que ella no dijo, lo que ella omitió fue precisamente lo más importante. Lo amaba, lo amaba demasiado como para decírselo, lo amaba irremediablemente, pero no lograba verbalizarlo. Se recostó en el suelo y se durmió después de repetirse: “no dejaré que esto acabe así, no dejaré que me vuelvas a hacer daño, pero tampoco me reprimiré más: te amo”.  

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Citizen of the planet.

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta