cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
La marca
Drama |
29.06.15
  • 5
  • 3
  • 582
Sinopsis

Cuando la tristeza nos asola, nos aferramos con fuerza a lo único que nos proporciona algo de felicidad. El hambre, la muerte y la desgracia principales protagonistas de esta novela.

Prólogo 

Fergar yacía inmóvil contemplando como la sangre de su hermano pintaba aquel lugar infecto perdido en la vulgaridad de aquella sociedad enferma. Sus ojos azules parecían mates, su cálida sonrisa había sido sustituida por una frívola mueca de locura. Temblaba, una lágrima se precipitó lentamente  precedida de muchas otras. Se arrodilló en el suelo junto a su hermano y le miró a los ojos, este, consciente de ello colocó su mano en su pecho y con su última bocanada de vida le dijo:—Toma mi alma y mi corazón y llévalos contigo a donde quiera que vayas,¡vive!—. Mientras, el trágico final se veía cada vez más próximo.
—Hermano—dijo Fergar entre sollozos—no me dejes solo por favor, tan solo...no me dejes solo. Te necesito—. Yule le miró, cerró los ojos y dejó de agonizar, estaba apenado por dejar  a su hermano a merced de un mundo tan hipócrita y cruel, mas la expresión que había adoptado no era de rabia o de tristeza, no, era una expresión serena y alegre pues había fallecido él y no Fergar. Este, colocó sus brazos en el abdomen  de Yule con delicadeza y le besó la mejilla. El color de Yule se iba perdiendo,  Fergar lo notaba pero, lo único en lo que pensaba en ese instante era en sujetar a su hermano con toda su fuerza y no dejarle caer sobre el sucio suelo de Krinon cual vulgar rata de alcantarilla. Ni hablar,  su hermano merecía algo más digno que esa muerte.
  Se levantó con la mirada caída, con el cuerpo lánguido y una sonrisa de oreja a oreja. Pese a que su hermano era bastante más grande que él poco o nada le importó. Lo levantó con sus dos brazos apoyándolo en su pecho y comenzó a reír. Era una risa frenética y ruidosa cargada de locura. Miró a los ojos al causante de semejante desgracia, ladeó la cabeza un poco e hizo una mueca mucho más terrorífica que la anterior. Tenía las manos manchadas por la sangre de su hermano. La niñez y la inocencia de aquel niño habían muerto. Tan solo quedaba en él el deseo de venganza.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta