cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
La mariposa
Infantiles |
22.05.16
  • 4
  • 4
  • 1454
Sinopsis

es la primera fábula que escribo, espero que os guste xd

Nació en una tierra virgen y florida, que el arado de un avaricioso campesino estuvo a punto de arrasar poco antes de que saliera de su crisálida. Justo cuando las mortales cuchillas estaban a punto de alcanzarla, la mariposa alzó el vuelo apresuradamente y se adentró en el bosque lo más rapido que pudo.  Pero aún pudo ver, temblando de miedo, cómo el campesino seguía destrozando su antiguo hogar, ansioso de conseguir nuevas tierras y sin mostrar una sola pizca de arrepentimiento. Al menos me he salvado, pensó consoladoramente la mariposa.
Sin embargo lo que la mariposa no sabía es que aquello solo sería el principio de sus desgracias. ¿Como podía  adivinar ella , mientras absorvía el delicioso néctar y aleteaba sobre las frescas praderas, los peligros y peripecias que le esperarían?
La inocente y confiada mariposa solo quería explorar el impresionante mundo que le aguardaba tras los bosques del pueblo,  aventurarse entre las gigantescas cordilleras que se veían enormes incluso desde lejos, recorrer los ríos que atravesaban países enteros y en la ciudad ver los rascacielas que se alzaban con orgullo sobre las nubes. Pero allí donde pasaba, vió que despertaba murmullos y miradas de rencor.  Pues los ciudadanos sospechaban que algo extraño ocurría con ella y los científicos, con sus análisis solo vinieron a confirmarlo. Es aquel insecto de fingida inocencia, descubrieron los científicos, aquel monstruo disfrazado de bonitos colores, el que está detrás de todos los horribles tornados y vendavales que asolan el país ¡Sí, ella era la culpable! La ley del efecto mariposa no dejó lugar a dudas. Sus delicados aleteos en los bosques del norte, provocaban un huracán en las costas del  sur, y cuando vagaba por las tierras del oeste, un tornado arrasaba los rascacielos en las ciudades del este. 
Ojalá algún día esa estúpida mariposa deje de viajar, se quejaban los ciudadanos, sin embargo ella no parecía hacer caso a sus protestas. Así que   la mariposa fue perseguida con rabia por todo el país. Pero ella ni siquiera entendía porqué le estaban persiguiendo. Solo sabía que tenía que huir de las cientas de redes que los humanos usaban para cazarla. Una enorme polvareda le seguía allá donde iba, eran las miles de personas que corrían tras ella para atraparle.  Y no hubo pueblo ni ciudad donde pudiera encontrar refugio. 
La mariposa, fatigada por la persecución, perdió finalmente toda esperanza, comenzó a volar con cada vez más lentitud  hasta que se dejó caer sobre el capullo de una flor. Y allí  esperó a que la muerte llegara, sobre los mismos  pétalos que  la vieron nacer. 
Pero quiso la suerte que un leñador viviera en el claro de aquel bosque, y mientras salía de su cabaña para buscar leña, su mirada se fijó por casualidad en la flor donde la mariposa descansaba. Sus llamativos colores atrayeron en seguida  su atención, hasta que se dió cuenta de que lo que veía no eran los pétalos de la flor, si no las alas de una mariposa. El anciano, que había oído hablar de sus desgracias, se compadeció  enseguida de ella. La puso delicadamente sobre la palma de su mano y la llevó hasta su acogedora cabaña. Dejó con cuidado la mariposa sobre la mesa, examinó sus alas, y al ver que tan solo estaba agotada, le dió a comer un poco de miel de un bote que guardaba en su despensa. Entonces,  esta comenzó abrir lentamente los ojos. 
- ¡Maldito leñador!-dijo la mariposa cuando despertó, con más pena que ira-  ¿Por qué no has dejado que me muriera?
El leñador, confuso, empezó a balbucear unas disculpas, pero su curiosidad pudo más que sus deseos de no enfadar a la mariposa. 
- ¿Que te ocurre mariposa?- le preguntó apenado- Pensaba que estaba haciendo bien en salvarte. Te vi allí sola y abandonada y mi corazón de viejo se ablandó. 
-No estoy enfadado contigo leñador- dijo la mariposa, arrepintiéndose de sus palabras- Es que unos hombres muy malos me persiguen y no pararán hasta atraparme. 
En ese momento las paredes de la casa comenzaron a temblar y un estridente ruido, como de cientos de pasos, les llegó desde el bosque. 
-¿Lo ves leñador?- dijo la mariposa llorando desconsoladamente- Ya vienen. 
Sin embargo el leñador no se dejó llevar por el pánico, pues no era la primera vez que se enfrentaba a un gran peligro y pensó rápidamente en una solución. Pero para encontrar la respuesta tuvo que pensar con lentitud. Las personas que tienen prisa, sabía el leñador, nunca piensan con sabiduría. Al fin, el anciano, pareció hallar la clave del misterio y sonrió mirando las alas de la mariposa. 
-Sonríes ahora, vulgar leñador- se quejó la mariposa- Estoy a punto de morir bajo las manos de esa horda. 
-Río porque ya encontré la manera de salvarte. 
- ¿Qué has pensado anciano? Apresúrate que ya vienen. 
Entonces el leñador, con dedos expertos, tocó las alas de la mariposa, hasta dar con algo  de lo que comenzó a tirar. La mariposa chilló de dolor, pero el leñador, sin escuchar sus quejas, siguió  tirando. La turba ya golpeaba su puerta cuando el leñador, con un gesto de triunfo sacó la mano de sus alas. 
-¡Ya está lo he conseguido!
- ¿Qué has hecho leñador? 
-He arrancado la culpa de tus alas. Pues cuando el arado estuvo a punto de alcanzarte, la culpa se desprendió del campesino, cayó por desgracia sobre ti.
La mariposa miró con los ojos muy abiertos la bola negra y repulsiva que el leñador sostenía en la palma de su mano. Pero esta  en seguida se desvaneció. 
Y fue como si una extraña enfermedad, hiciera olvidar a la turba a qúe habían. Poco a poco, sin reparar en la mariposa, cada uno se marchó a su pueblo o a su  ciudad. 
Desde entonces  la mariposa no volvió a ser perseguida y pudo explorar todo lo que quiso los bosques del país . Los ciudadanos hablaban ahora de un terrible y avaricioso campesino, un hombre cruel que con sus deforestaciones había provocado el cambio climático. Las radios anunciaron grandes recompensas por su captura. Todavía hoy al esucchar esas noticias , la mariposa ríe y piensa en el anciano leñador al que siempre le estará agradecida

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gusta el concepto, pero algo falla en el desarrollo. Cada detalle es bueno, sobre todo todo por la culpa que le quedó enganchada. Quizá lo suyo es relacionar más al campesino malvado inicial con la mariposa, hacerla cómplice de la situación (cuando fue gusano, por ejemplo) para que le sirva de lección. En mi estilo resaltaría su confusión al no saber qué pasa y añadiría a la moraleja que no es digna de su belleza, que se la tiene que ganar.
    Muchas gracias por los comentarios y valoraciones. También son bien recibidas las críticas y consejos. Esta historia es un poco rara y me agradaría también conocer el lado oscuro de las opiniones xd. Saludos
    "El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo". Pero tiene que ver con La Ley de Atracción y las emociones que fortalecen nuestras vibraciones transformando en positivo nuestros pensamientos. Jajajaja no creas esto. Insuperable la redacción de la fábula y el trasfondo sensitivo que le has dado. Felicitaciones Efrit!!
    te soy sincera, el titulo me atrajo ya que las mariposas son mis insectos favoritos, inclusive llevo puesto un hilo negro con un dije de acero en forma de mariposa en mi cuello, tu fabula no estuvo nada mal, me ha gustado mucho. saludos querido Efrit ;)
  • una serie de poemas que quería publicar xd

    una especie de romance de humor, espero que os guste xd

    Este es un cuento escrito usando solo la vocal "e"

    Y siguiendo con mi recién descubierta vena poética otro poema extraño xd. Espero que os guste

    Zoy poeta xd No, en serio que me ha dado ahora por escribir poemas. Espero que el síndrome se me pase pronto jajaja. Escrito con cierta sublime pereza y un desconocimiento cósmico de técnicas líricas, no os voy a mentir, pero bueno al menos no podré decir que no me he adentrado nunca en las profundas selvas de la poesía.

    necesitaba escribirlo como método de anti estres literario jaja

    es la primera fábula que escribo, espero que os guste xd

    dedicado a mi profesora de filosofía

  • 36
  • 4.57
  • 174

Vaya ni que fuera esto una revista de prensa rosa ¿Por qué debo decir algo sobre mí? Pero os confesaré un secreto, que quede entre nosotros. Efrit no es un nombre inventado, en la mitología árabe es una forma de llamar al genio de toda la vida (el bicho azul de las películas de disney, que quede claro, no me toméis por narcisista) Y nada de preguntas sobre por qué escogí ese nombre, que sé tanto como vosotros.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta